Hormona de enraizamiento

Las plantas de jade son plantas de interior suculentas, lo que las hace bastante resistentes y fáciles de cultivar en interiores, además de que son capaces de vivir mucho, mucho tiempo con los cuidados adecuados. Vea cómo cuidar su planta de jade.

Con sus tallos gruesos y leñosos y sus hojas de forma ovalada, las plantas de jade tienen un aspecto de árbol en miniatura que las hace muy atractivas para su uso como planta de interior decorativa. Viven mucho tiempo, a menudo se transmiten de generación en generación y alcanzan alturas de un metro o más cuando se cultivan en interiores.

Las plantas de jade se adaptan bien a las condiciones cálidas y secas de la mayoría de los hogares. Es importante mantener la planta regada durante la temporada de crecimiento (primavera, verano) y más seca durante la temporada de inactividad (otoño, invierno). Sin embargo, incluso durante la temporada de crecimiento, debe dejarse que la tierra se seque completamente entre los riegos, ya que el jade es muy susceptible a la podredumbre.

Las plantas de jade pueden cultivarse en el exterior como plantas de jardín en zonas con un clima suave y seco durante todo el año (normalmente la zona 10 y más cálida). Son muy susceptibles a los daños causados por el frío, por lo que en los lugares en los que las temperaturas llegan a ser muy bajas, es mejor cultivar el jade en macetas y llevarlas al interior cuando bajen de los 50°F (10°C).

Cuidados de la planta de jade colgante

La Crassula ovata ‘Planta de jade’ es una planta interesante que empieza a tener forma de árbol a medida que crece: tiene un líder principal (tronco), que se vuelve más grueso y «leñoso» a medida que envejece. Es una planta perenne que conserva sus hojas y su color durante todo el año, y puede producir panículas de pequeñas flores en forma de estrella en invierno. Con el tiempo, puede alcanzar más de dos metros de altura, momento en el que empieza a tener realmente el aspecto de un árbol, o puede mantenerse como un «árbol pequeño». Hay muchos cultivares diferentes dentro de este género y especie. Mi favorita es la Crassula ovata ‘Gollum’ (el Jade Gollum), que es una planta intrigante con interesantes hojas en forma de trompeta. Al igual que la planta de jade común, tiene forma de árbol y se comporta de forma muy parecida si se le proporcionan los mismos cuidados. Esta guía de cuidados puede aplicarse a la mayoría de los cultivares y variedades de Crassula ovata, como ‘Lemon & Lime’, ‘Skinny Fingers’, ‘Hobbit’, ‘Hummel’s Sunset’, ‘Minima’, ‘Botany Bay’ y ‘Harbour Lights’.

Propagar la crassula ovata

Participamos en el Programa de Asociados de Amazon Services LLC, un programa de publicidad de afiliados diseñado para proporcionar un medio para que los sitios ganen honorarios de publicidad a través de enlaces a Amazon.com. Como asociado de Amazon, gano por las compras que califiquen.

La propagación de la planta de jade es súper fácil, y hay algunos métodos que puedes utilizar. En este post hablaré de cómo cultivar una planta de jade a partir de un esqueje de hoja o de tallo, te daré detalles sobre cómo tomar un esqueje y te mostraré exactamente cómo propagar las plantas de jade, paso a paso.

Así que a continuación te voy a dar muchos consejos, te diré los mejores métodos a utilizar y cuándo hacerlo. Luego te mostraré paso a paso cómo enraizar exactamente los esquejes de jade, tanto de hojas como de recortes de tallo.

Si vas a tomar esquejes de tallo, asegúrate de obtener al menos unos 3 ó 4 centímetros del tallo para tener suficiente área para enraizar el esqueje. Utiliza unas tijeras limpias y estériles o un cuchillo para hacer el corte del tallo.

Si hay hojas que crecen a lo largo de todo el tallo, entonces quita algunos conjuntos de hojas. Un esqueje de planta de jade echará raíces desde las uniones de las hojas a lo largo de todo el tallo, así que cuantas más uniones de hojas tenga, mayores serán las posibilidades de echar raíces.

Poda de Crassula ovata

Planta de jade, árbol de jade y planta del dinero son algunos de los nombres comunes de la Crassula ovata. Las plantas de jade son suculentas de hoja perenne con ramas gruesas y hojas verdes y ovaladas. Son una de las suculentas más fáciles de cultivar, y también una de las más fáciles de propagar. Las plantas de jade pueden propagarse mediante esquejes de tallos y ramas, pero los esquejes de hojas de plantas de jade también son fáciles de propagar.

La propagación de las plantas de jade puede realizarse enraizando los esquejes de plantas de jade en agua, pero no es necesario. De hecho, considero que la propagación del árbol de jade es más fácil en el suelo. Los esquejes de plantas de jade en agua desarrollan lo que se conoce como «raíces de agua», que pueden romperse fácilmente cuando se transfiere el esqueje a una maceta con mezcla para plantas de interior o cactus y suculentas.

El año pasado, cogí un montón de esquejes de hojas de planta de jade (simplemente retorcí las hojas del tallo) y enraicé las hojas en tierra como regalos de fin de curso para los compañeros de mi sobrino. Si has cultivado un árbol de jade, sabes lo fácil que es que se caigan las hojas, y enraizar las hojas -en lugar de las ramas o los tallos- te permite propagar muchos más arbolitos de jade para tu colección o para regalar.

Por Nerea Pico

Bienvenid@, soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.