Caldera de taburiente fauna y flora

Volcán Caldera Taburiente

Islas Canarias Información turística sobre las Islas Canarias La geografía de las Islas Canarias La historia de las Islas Canarias La isla de El Hierro en las Islas Canarias La isla de La Palma en las Islas Canarias La isla de La Gomera en las Islas Canarias La isla de Tenerife en las Islas Canarias La isla de Gran Canaria en las Islas Canarias La isla de Fuerteventura en las Islas Canarias La isla de Lanzarote en las Islas Canarias La flora y la fauna de las Islas Canarias El archipiélago de las Islas Canarias –  Folleto OTC (PDF)[Temas anteriores] [Temas principales] [Temas siguientes] [Fuerteventura] [Gran Canaria] [La Gomera] [La Palma] [Lanzarote] [Tenerife] [El Hierro] [Página de inicio] [Canarias] [Via Gallica]Buscar en este sitioBuscar en la webRecomendar esta página

Caldera de taburiente última erupción

Maravillosos paisajes, altas montañas, impresionantes barrancos, valles salvajemente románticos, el maravilloso cielo estrellado y la naturaleza casi intacta le inspirarán. En el noroeste del archipiélago canario se encuentra la isla de La Palma. Destacan la Caldera de Taburiente, uno de los mayores cráteres erosivos del mundo, el impresionante Barranco del Agua en la zona de la reserva de la biosfera de la UNESCO Los Tilos, así como el extraño paisaje volcánico con el joven Volcán de Teneguía en el sur de esta mística isla del fuego.

La Caldera de Taburiente es uno de los cráteres de erosión más espectaculares y grandes del mundo. Las afiladas almenas de la pared del cráter se elevan casi 1.700 metros hacia el cielo hasta la cota más alta de la isla, el Roque de los Muchachos, con una altura de 2.426 metros.

  Fauna silvestre de españa

En el interior del cráter, de casi 10 km de diámetro, le esperan arroyos salvajes, cascadas de colores y un paisaje natural siempre verde salpicado de profundos barrancos. En el lado occidental de la Caldera, el enorme cañón del Barranco de las Angustias se abre al mar. Este valle, con su original carácter de río salvaje y su curso, a veces de pocos metros de ancho, entre enormes peñascos, es en sí mismo una impresionante belleza natural. Una visita a este Parque Nacional combinada con un paseo por la Caldera le ofrece una experiencia inolvidable.

Erupción de la Caldera de Taburiente

Si estás pensando en hacer una excursión por La Palma no puedes perderte sus increíbles accidentes geográficos. Puedes hacer una ruta por los volcanes de La Palma, hacer senderismo hasta la cima del Roque de los Muchachos o visitar la Caldera de Taburiente.

La Caldera de Taburiente fue declarada Parque Nacional en 1954, gracias a su excelente conservación y a su importante programa de protección del patrimonio biológico de la isla. Este programa incluye tanto la fauna como la flora.

Entre las especies de flora protegidas destacan el peculiar pino canario (famoso por su tolerancia al fuego) y el cedro canario. Entre las especies de fauna protegidas destacan la araña lobo y el famoso murciélago canario.

El Parque Nacional está situado justo en el centro de la isla. La depresión que conforma la Caldera propiamente dicha se encuentra entre los 600 y los 900 metros sobre el nivel del mar. ¿No le parece increíble?

Para entender el nombre de la Caldera de Taburiente es necesario desglosarlo. Si se analiza por partes el primer elemento que encontramos es “Tabal”, que significa tambor, en referencia a su forma. Tabal se acorta a “Tab” al que se añade “uri” que hace referencia a la lluvia.

  Cascadas de agua azul flora y fauna

Parque Nacional de la Caldera de Taburiente

La Palma surgió del océano hace sólo 3 millones de años, por lo que la fauna y la flora volaron hasta aquí por sí solas, flotaron hasta aquí por sí solas o se desplazaron con los humanos. Por lo tanto, no hay osos ni lobos ni ciervos.

Por todo ello, hay algunos insectos interesantes en la Caldera. Por ejemplo, están las libélulas azules, fotografiadas arriba. Son realmente muy comunes, aunque revolotean tan rápido que pueden ser difíciles de fotografiar.

Además de los insectos, a finales de septiembre encontré muchas ranas y algunos renacuajos grandes en el río, concretamente la rana de Pérez, Pelophylax perezi. Pueden ser bastante ruidosas por la noche, pero me encantan sus ojos dorados.