El tiempo en París en julio

El tiempo empieza a refrescar en París, Francia, en septiembre, cuando la temporada de otoño está a la vuelta de la esquina. La temperatura media de este mes comienza con 17,5°C el 1 de septiembre y desciende a 14,5°C el 30 de septiembre, en comparación con octubre, que tiene una temperatura media de unos 14°C que desciende a 9,5°C a lo largo del mes.

Las máximas diarias descienden de 22°C a 19°C a lo largo del mes, y casi nunca superan los 27°C ni descienden por debajo de los 14°C. Las temperaturas mínimas diarias siguen un patrón similar y caen de 13°C a 10°C, bajando de 6°C o subiendo de 16°C sólo un día de cada diez.

En los últimos tiempos, la temperatura más alta que se ha registrado en París en septiembre es de 32°C, y la temperatura más baja registrada en este mes es de 2°C. Si se comparan estas temperaturas con la media del mes, 16°C, queda claro que se trata de temperaturas extremas y que no son las que debería esperar durante sus vacaciones.

En general, el mes más caluroso de 2013 fue septiembre, cuando la temperatura máxima diaria media fue de 21°C. En relación con la media, el día más caluroso del año fue el 5 de septiembre, que tuvo una temperatura máxima de 33°C, es decir, 11°C más que la media.

Tiempo paris noviembre

Septiembre siempre ha sido una época entrañable y emocionante en París, la Ciudad de la Luz. Hay una sensación de transición que mucha gente encuentra emocionante y estimulante, ya que la pereza del verano culmina y una oleada de energía de la rentrée -un concepto muy francés que se traduce aproximadamente como “vuelta al cole” pero que concierne también a los adultos- se apodera de la ciudad. En esta época del año, todo sale del modo de vacaciones estivales, desde la reapertura de los comercios hasta la vuelta al trabajo de los políticos y la reedición de los periódicos. Incluso más que el Año Nuevo del 1 de enero en París, septiembre es el nuevo año de facto de la ciudad.

  Fauna de australia con nombres

Con el fin de la temporada turística, las tarifas aéreas y hoteleras disminuyen, pero el clima sigue siendo agradable y con menos posibilidades de una ola de calor. El ambiente relajado de las vacaciones de verano aún persiste en la ciudad, pero la mayoría de los parisinos han vuelto a la ciudad, creando una interesante mezcla de diversión y autenticidad. Aquellos que deseen evitar las estrecheces de la temporada alta pueden encontrar en septiembre uno de los mejores momentos de la temporada baja para visitarla. Sin embargo, finales de septiembre es probablemente la mejor opción para evitar el final de la temporada alta.

Tiempo paris septiembre 2020

La figura siguiente le muestra una caracterización compacta de las temperaturas medias horarias para el trimestre del año centrado en septiembre. El eje horizontal es el día, el eje vertical es la hora del día y el color es la temperatura media para esa hora y ese día.

Como referencia, el 30 de diciembre, el día más nublado del año, la probabilidad de que haya cielos nublados o mayormente nublados es del 74%, mientras que el 22 de julio, el día más despejado del año, la probabilidad de que haya cielos despejados, mayormente despejados o parcialmente nublados es del 62%.

Un día húmedo es aquel en el que caen al menos 0,04 pulgadas de precipitación líquida o equivalente. En París, la probabilidad de un día húmedo a lo largo de septiembre aumenta gradualmente, comenzando el mes con un 22% y terminándolo con un 24%.

La precipitación media deslizante de 31 días durante septiembre en París aumenta gradualmente, comenzando el mes en 1,4 pulgadas, cuando rara vez supera las 2,5 pulgadas o cae por debajo de 0,4 pulgadas, y terminando el mes en 1,7 pulgadas, cuando rara vez supera las 3,4 pulgadas o cae por debajo de 0,5 pulgadas.

  Comunidad de madrid fauna

Tiempo paris octubre

Septiembre siempre ha sido una época entrañable y emocionante en París, la Ciudad de la Luz. Hay una sensación de transición que mucha gente encuentra emocionante y estimulante, ya que la pereza del verano culmina y una oleada de energía de la rentrée -un concepto muy francés que se traduce aproximadamente como “vuelta al cole” pero que también concierne a los adultos- se apodera de la ciudad. En esta época del año, todo sale del modo de vacaciones estivales, desde la reapertura de los comercios hasta la vuelta al trabajo de los políticos y la reedición de los periódicos. Incluso más que el Año Nuevo del 1 de enero en París, septiembre es el nuevo año de facto de la ciudad.

Con el fin de la temporada turística, las tarifas aéreas y hoteleras disminuyen, pero el clima sigue siendo agradable y con menos posibilidades de una ola de calor. El ambiente relajado de las vacaciones de verano aún persiste en la ciudad, pero la mayoría de los parisinos han vuelto a la ciudad, creando una interesante mezcla de diversión y autenticidad. Aquellos que deseen evitar las estrecheces de la temporada alta pueden encontrar en septiembre uno de los mejores momentos de la temporada baja para visitarla. Sin embargo, finales de septiembre es probablemente la mejor opción para evitar el final de la temporada alta.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.