Fuente de agua del delta del Okavango

El delta del Okavango es un enorme y pantanoso delta interior en el corazón del desierto del Kalahari, en el norte de Botsuana. Con unos 15.000 kilómetros cuadrados, el delta es el mayor humedal del mundo, un lugar en el que la fauna africana no sufre interferencias humanas y en el que la experiencia de un safari es realmente insuperable.

Su importancia y singularidad quedaron refrendadas en 2014, cuando la zona fue anunciada como el milésimo sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Toda la región del delta del Okavango es una importante zona de vida salvaje, que alberga una de las mayores concentraciones de vida salvaje de África. La única zona protegida en el delta del Okavango es la Reserva de Caza de Moremi al este, rodeada al oeste y al norte por una serie de grandes concesiones de vida silvestre.

El delta alberga grandes concentraciones de animales, tanto permanentes como estacionales, y es uno de los mejores lugares del mundo para la observación de la fauna. La fauna de grandes mamíferos es abundante, como hipopótamos, elefantes, búfalos, leones, leopardos, jirafas, rinocerontes y guepardos.

El tiempo en el delta del Okavango

Desde los leones amantes del agua hasta los escurridizos antílopes, el Okavango es un auténtico sueño para los naturalistas. Aquí hay una estación húmeda y otra seca, pero con una ligera variación: el nivel de agua es el más bajo durante la estación húmeda y el más alto durante el pico de la estación seca.Belleza de la aflicciónEl delta del Okavango es un lugar de extrema belleza, un lugar en el que la creación de la tierra podría haber ocurrido y donde la vida salvaje es simplemente una idea tardía de la creación.

  Flora y fauna de los biomas

Llanuras de hierba abierta que se convierten en lagos, canales permanentes flanqueados por una variada vegetación e islas rodeadas por magníficos rodales de algunos de los árboles emblemáticos de África son el lienzo para una experiencia de vida salvaje sin parangón en el continente.Ecosistemas del DeltaEl Delta del Okavango cuenta con numerosos ecosistemas, lo que le permite albergar una amplia gama de vida salvaje. Las islas, que varían en tamaño desde los montículos de termitas hasta la enorme Isla del Jefe, albergan bosques fluviales, bosques de mopanes, praderas abiertas y matorrales de sabana. Estas islas albergan la mayoría de las especies que se dan en el norte de Botsuana. Las zonas del delta permanente de canales profundos, rodales de papiro y cañaverales son el hogar de muchas aves reproductoras y del escurridizo antílope sitatunga. El sitatunga es una especie adaptada al agua que vive en zonas pantanosas permanentes de África. Sus largas pezuñas permiten al sitatunga sortear con facilidad los lechos de papiro.Animales y aguaEl delta del Okavango muestra un comportamiento animal que no se ve en muchas otras zonas silvestres de África. Debido a la inundación anual del delta, grandes zonas de los territorios de los animales están cubiertas por el agua, pero en lugar de alejarse de la zona, los animales suelen utilizar el agua en su beneficio.

Red alimentaria del delta del Okavango

Los recuentos oficiales varían, pero en general se cree que el delta del Okavango alberga al menos 2.000 especies principales. Más de la mitad son plantas, desde maderas duras gigantes hasta nenúfares, con enormes cañaverales y praderas y espesos bosques ribereños. En medio del Delta encontrará palmeras datileras y abanicos silvestres, agrupados en islas bajas entre las higueras y las bayas de agua. Si se observa una imagen de satélite, se verá que se trata de una anomalía: una mano exuberante de vegetación que se adentra en la arena.

  Efectos de la latitud en el clima

De cerca, en los canales, bajo los papiros ondulantes, se pueden ver ranas de caña pintadas aferradas a los tallos. En el Delta se han registrado unos 30 anfibios, además de unos 60 reptiles y unas 70 especies de peces. De hecho, muchos visitantes vienen especialmente por la pesca, y a lo largo de la franja son populares los refugios de pesca con devolución. El pez tigre, de aspecto feroz, es el premio más codiciado, además de besugos y enormes siluros de hasta un metro y medio de longitud.

El delta del Okavango nunca se drena del todo y la mejor manera de conocerlo es en barco. Tanto si se pesca como si no, es imprescindible hacer una excursión en barco, ya sea en una lancha de fondo plano o en una canoa local. Estas canoas, denominadas “mekoro”, se desplazan por las estrechas vías fluviales, una forma ideal de descubrir las más de 400 especies de aves del Delta. Los guías expertos bordearán las manadas de hipopótamos mientras usted se sumerge en silencio en uno de los últimos grandes aviarios al aire libre del mundo.

El delta del Okavango en noviembre

Considerado una de las maravillas ecológicas del mundo, el delta del Okavango abarca una gran diversidad de hábitats de vida salvaje, como lagunas, canales, praderas, bosques e islas rodeadas de palmeras.

Hay un gran número de campamentos en la zona del delta del Okavango, cada uno dentro de una reserva nacional o privada, conocida localmente como concesión. Cada campamento y reserva es único, con sus propias especialidades en cuanto a hábitat y vida salvaje. Las actividades que se ofrecen reflejan esto; algunas se basan más en el agua y otras en la tierra, dependiendo de la ubicación.

  Fauna y flora del mar menor

Uno de los aspectos más destacados de una visita al delta del Okavango es deslizarse silenciosamente por las centelleantes vías fluviales y canales en una canoa tradicional de madera, un mokoro, el medio de transporte utilizado por los tswana durante siglos. Los silenciosos mokoros son vehículos perfectos para rastrear a los esquivos y tímidos sitatunga, las numerosas aves y otros animales del Delta.

Este viaje de 13 días en grupo reducido se centra en la abundante fauna de la Reserva de Caza de Moremi, la Concesión de Khwai y el Parque Nacional de Chobe, y ofrece excelentes oportunidades para ver y fotografiar una gran cantidad de fauna de Botsuana, como leones, leopardos, perros salvajes y grandes manadas de elefantes.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.