Animales del desierto de Arabia

Las plantas que viven en el desierto de Arabia son xeorófitas. Esto significa que las plantas que viven en este lugar se han adaptado para no necesitar grandes cantidades de agua o son tolerantes a la sal. A continuación le ofrecemos información sobre algunas de las increíbles plantas de este espectacular desierto.

Las palmeras datileras son muy comunes y constituyen la mayor población de plantas del desierto de Arabia. Muchos habitantes y animales del desierto de Arabia disfrutan comiendo los frutos que produce este árbol, llamados dátiles. Puede alcanzar los 75 pies de altura (unos 23 metros). El tronco de la palmera datilera es rugoso y sus hojas tienen púas.

El enebro se extiende por una amplia zona del desierto de Arabia.  El enebro produce semillas y bayas que constituyen un alimento perfecto para una gran variedad de animales que prosperan en la zona del desierto. La madera del árbol es muy resistente y resulta muy útil para fabricar utensilios y refugios. Hay unas 70 especies diferentes de enebro.

El árbol Ghaf es originario del desierto de Arabia. Es capaz de sobrevivir en el clima extremadamente caluroso ya que no necesita un gran suministro de agua. El árbol necesita mucha luz solar y no le gusta la sombra, ya que mataría a las plantas. Esto también hace que el árbol sea perfecto para su ubicación. El nombre científico del árbol Ghaf es Prosopis cineraria.

La vida en el desierto de Arabia

Este artículo trata sobre el desierto de la península arábiga. Para las Colinas del Mar Rojo/Desierto Árabe en el noreste de África, véase Desierto Oriental. Para el desierto de Siria, Jordania y el norte de Arabia, véase Desierto de Siria.

  Selva tropical flora y fauna y clima

Gacelas, oryx, gatos de arena y lagartos de cola espinosa son algunas de las especies adaptadas al desierto que sobreviven en este entorno extremo, que presenta desde dunas rojas hasta arenas movedizas mortales. El clima es mayoritariamente seco (la mayor parte recibe unos 100 mm de lluvia al año, pero algunos lugares muy raros reciben tan sólo 50 mm), y las temperaturas oscilan entre un calor muy intenso y heladas nocturnas estacionales. Forma parte del bioma de los desiertos y matorrales xéricos y se encuentra en los reinos biogeográficos del Paleártico (parte norte) y del Afrotropical (parte sur).

La ecorregión del desierto de Arabia tiene poca biodiversidad, aunque en ella crecen algunas plantas endémicas. Muchas especies, como la hiena rayada, el chacal y el tejón de la miel, se han extinguido a causa de la caza, la destrucción del hábitat, el sobrepastoreo del ganado, la conducción fuera de la carretera y la invasión humana de su hábitat. Otras especies, como la gacela de arena árabe, han sido reintroducidas con éxito y están protegidas en varias reservas.

Por qué la península arábiga es un desierto

La fauna y la flora de Arabia Saudí son importantes y variadas. Arabia Saudí es un país muy extenso que forma la mayor parte de la Península Arábiga. Tiene varias regiones geográficas, cada una con una diversidad de plantas y animales adaptados a sus propios hábitats particulares. El país cuenta con extensas cadenas montañosas, desiertos, altiplanos, estepas, colinas, ramblas, zonas volcánicas, lagos y más de 1.300 islas. El litoral saudí tiene una longitud combinada de 2.640 km y está formado por el golfo de Aqaba y el mar Rojo al oeste, mientras que el litoral oriental, más corto, se encuentra a lo largo del golfo Pérsico.

  Fauna y flora de monterrey

Arabia Saudí cuenta con una cadena montañosa, los montes Sarawat o Sarat, que corre paralela a la costa del Mar Rojo. Estas montañas son bajas en el extremo norte, tienen una brecha en el medio entre Medina y Ta’if, y son más altas en el extremo sur, donde el monte Sawda, en las montañas Asir, con algo más de 3.000 m, es el punto más alto de Arabia Saudí[1][2] Entre estas montañas y el mar Rojo hay una llanura costera conocida como Tihamah. El lado oeste de esta cordillera es una escarpa escarpada, pero al este hay una amplia meseta llamada Najd, que está limitada al este por una serie de cordilleras, entre ellas las montañas Ṭuwayq, al este de las cuales la tierra desciende gradualmente hasta el Golfo Pérsico[3].

Animales en el desierto

El desierto de Arabia es una vasta extensión de paisaje árido en el oeste de Asia, donde ocupa la mayor parte de la península arábiga, con una superficie de 2.330.000 km2. El clima es mayoritariamente seco y en algunos lugares llueve menos de 50 mm al año. Los animales que viven en el desierto de Arabia están bien adaptados a vivir en un clima desértico extremo. Sin embargo, la persecución humana, la caza y el sobrepastoreo por parte del ganado criado por el hombre han reducido mucho el número de animales del desierto, como gacelas, chacales, hienas y orix. Por ello, muchas especies han sido criadas en cautividad y reintroducidas en la naturaleza. Aquí hablamos de los animales que viven en el desierto de Arabia.

Las jerobas son roedores saltarines de cola larga que se encuentran en el desierto de Arabia. Estos animales están bien adaptados a vivir en el hábitat del desierto. Además de las jerobas, otros pequeños mamíferos como ratones, ratas, puercoespines, liebres y conejos también viven en el desierto de Arabia y sirven de alimento a las serpientes, aves rapaces y carnívoros mamíferos que residen en el desierto. Estos animales suelen tener un pelaje de color que los camufla en el hábitat del desierto y los protege de la depredación.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.