En qué consiste el cambio climático

El clima es el patrón a largo plazo del tiempo en una zona determinada. El tiempo puede cambiar de hora en hora, de día en día, de mes en mes o incluso de año en año. Los patrones meteorológicos de una región, que suelen seguirse durante al menos 30 años, se consideran su clima.  Sistema climáticoLas distintas partes del mundo tienen climas diferentes. En algunas partes del mundo hace calor y llueve casi todos los días. Tienen un clima tropical húmedo. Otras son frías y están cubiertas de nieve la mayor parte del año. Tienen un clima polar. Entre los polos helados y los trópicos húmedos hay muchos otros climas que contribuyen a la biodiversidad y al patrimonio geológico de la Tierra.El clima está determinado por el sistema climático de una región. Un sistema climático tiene cinco componentes principales: la atmósfera, la hidrosfera, la criosfera, la superficie terrestre y la biosfera.La atmósfera es la parte más variable del sistema climático. La composición y el movimiento de los gases que rodean la Tierra pueden cambiar radicalmente, influidos por factores naturales y antrópicos.Los cambios en la hidrosfera, que incluyen variaciones en la temperatura y la salinidad, se producen a un ritmo mucho más lento que los cambios en la atmósfera. La criosfera es otra parte generalmente constante del sistema climático. Las capas de hielo y los glaciares reflejan la luz solar, y la conductividad térmica del hielo y del permafrost influye profundamente en la temperatura. La criosfera también contribuye a regular la circulación termohalina. Esta “cinta transportadora oceánica” tiene una enorme influencia en los ecosistemas marinos y la biodiversidad.Topografía

Qué es el clima

Los ecosistemas de la región de las Montañas Rocosas están conectados por el agua; se prevé que en el futuro el clima de esta región experimente un aumento de las temperaturas que probablemente reduzca la capa de nieve y afecte al agua que se desplaza de las montañas a las llanuras (Foto de J. Rice).

  Flora y fauna de uruguay

En los últimos 200 años, un puñado de acontecimientos ha tenido un gran impacto en la vida y el paisaje de la región de las Montañas Rocosas. Uno de ellos ocurrió en las décadas de 1880 y 1890, cuando la población humana de la región se disparó al trasladarse la gente al oeste por motivos de salud.  En aquella época, la tuberculosis era la principal causa de muerte en Estados Unidos. Ciudades enteras surgieron en torno a los centros de tratamiento para las personas que se trasladaban al oeste por el clima seco y soleado.

Hoy, más de 130 años después, la Región de las Montañas Rocosas del Servicio Forestal de los Estados Unidos se enfrenta a otra situación que cambia el paisaje. Esta vez, también está relacionada con el clima. En la región de las Montañas Rocosas y en otros lugares, el cambio climático puede afectar a una amplia gama de condiciones ambientales, como los niveles de precipitación, la frecuencia de sequías e inundaciones, la humedad del suelo, las especies invasoras, las infestaciones de escarabajos y enfermedades y otros factores.  El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático ha calculado que hasta el 30% de las plantas y animales conocidos en todo el mundo podrían estar en peligro de extinción si la temperatura media mundial alcanza los niveles previstos para el año 2100.  En la región de las Montañas Rocosas, que incluye Colorado, Nebraska, Kansas y la mayor parte de Dakota del Sur y Wyoming, muchas especies son vulnerables, especialmente en los ecosistemas acuáticos.

Qué es una región climática

El cambio climático afecta a todas las regiones del mundo. Los escudos de hielo polar se están derritiendo y el mar está subiendo. En algunas regiones los fenómenos meteorológicos y las precipitaciones extremas son cada vez más frecuentes, mientras que en otras se registran olas de calor y sequías más extremas.Se prevé que estos impactos se intensifiquen en las próximas décadas.

  Fauna del lago enriquillo

Cuando el agua se calienta se expande. Al mismo tiempo, el calentamiento global hace que se derritan las capas de hielo polares y los glaciares. La combinación de estos cambios está provocando la subida del nivel del mar, lo que provoca inundaciones y la erosión de las zonas costeras y bajas.

Los daños a la propiedad y a las infraestructuras, así como a la salud humana, suponen un elevado coste para la sociedad y la economía.Entre 1980 y 2011 las inundaciones afectaron a más de 5,5 millones de personas y causaron pérdidas económicas directas por valor de más de 90.000 millones de euros.Los sectores que dependen en gran medida de determinadas temperaturas y niveles de precipitación, como la agricultura, la silvicultura, la energía y el turismo, se ven especialmente afectados.

El cambio climático se está produciendo con tanta rapidez que muchas especies vegetales y animales tienen dificultades para afrontarlo.Muchas especies terrestres, de agua dulce y marinas ya se han trasladado a nuevas ubicaciones. Algunas especies de plantas y animales correrán un mayor riesgo de extinción si la temperatura media mundial sigue aumentando sin control.

El clima de una región viene determinado por

Normalmente, las condiciones climáticas se vuelven más frías a medida que aumenta la altitud. Las “zonas de vida” de una montaña alta reflejan los cambios, las plantas de la base son las mismas que las de los campos circundantes, pero por encima de la línea de fuego no puede crecer ningún árbol. La nieve corona las zonas más altas.

Existen 3 patrones principales de viento en el hemisferio norte y también 3 en el hemisferio sur. Se trata de condiciones medias y no revelan esencialmente las condiciones de un día concreto. A medida que cambian las estaciones, los patrones de viento se desplazan hacia el norte o el sur. Lo mismo ocurre con la zona de convergencia intertropical, que se mueve de un lado a otro del Ecuador. Los marineros llamaban a esta zona los doldrums porque sus vientos son normalmente débiles.

  Bosque de montaña flora y fauna

Latitud y ángulos de los rayos solares. A medida que la Tierra gira alrededor del sol, la inclinación de su eje provoca cambios en el ángulo de contacto de los rayos solares con la tierra y, por tanto, modifica las horas de luz en las distintas latitudes. Las regiones polares son las que experimentan la mayor variación, con largos periodos de luz solar limitada o nula en invierno y hasta 24 horas de luz en verano.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.