SANTUARIO NACIONAL LOS MANGLARES de Tumbes

Esta área protegida se encuentra en la provincia de Zarumilla, Tumbes; cerca de la frontera con Ecuador[2][3] Con una superficie de 29,72 kilómetros cuadrados, alberga el bosque de manglares más grande del Perú[2][3].

Es posible navegar, en kayak o canoa, por los cursos de agua dentro del manglar en la zona accesible a los turistas (137,5 hectáreas = 4,61% del santuario)[2] En esta zona también se permiten actividades como el paseo por las playas, la observación de aves y el uso del ecosistema del manglar por parte de los lugareños[2].

La tala de los manglares y de los bosques estacionales cercanos para abrir terrenos para la cría de camarones y la agricultura tiene un enorme impacto en los ecosistemas locales[3]. Las granjas de camarones también capturan y cultivan larvas de las especies locales de camarones de los manglares con ayuda de los habitantes locales[3]. Estas granjas y tierras agrícolas también contaminan la zona con residuos industriales y escorrentías agrícolas[3].

Santuario de aves de Vedanthangal -1

La Reserva de la Biosfera Noroeste Amotapes – Manglares está situada en la costa norte de Perú y abarca parte del bosque seco ecuatoriano en la selva tropical del Pacífico. Incluye el Parque Nacional Cerros de Amotape, Coto de Caza El Angolo (reserva de caza) y el Área Protegida Manglares de Tumbes.

La Reserva de la Biosfera Noroeste Amotapes – Manglares está situada en la costa norte de Perú, en los departamentos de Tumbes y Piura. El área cubre parte del bosque seco ecuatoriano en el bosque tropical del Pacífico con una alta biodiversidad en flora y fauna.

El relieve de la Reserva de Biosfera Noroeste Amotapes – Manglares es muy variado, y está cubierto por formaciones de matorral, bosque muy seco, bosque seco y tropical submontano, con (Prosopis juliflora), (Bombax sp.), (Tillandsia sp.), y manglares de Tumbes.

La Reserva de la Biosfera Noroeste Amotapes – Manglares también contiene especies de fauna en peligro de extinción como Crocodylus acutus, iguanas (Iguana iguana), aves como el Vultur gryphus, Sarcoramphus papa, y Burhinus superciliaris, y mamíferos como Odocoileus virginianus, Tayassu tajacu, y Felis concolor.

Poema «En los Manglares de Tumbes»

Esta área natural protegida, creada en 1988, conserva una alta diversidad biológica en 2972 hectáreas de bosque seco y bosque tropical ecuatorial. Estos ecosistemas albergan especies como el cocodrilo de Tumbes, en peligro de extinción, y la única zona de bosque de manglar, también llamado mangrullo, protegida en Perú donde se encuentra el hábitat de la preciada concha negra.

Los manglares de Tumbes son también el hogar de aves y otras especies de flora y fauna. Hay diez especies de mamíferos, entre ellos el zorro costero, el mapache cangrejero y la nutria del noroeste. Se han registrado 33 especies de gasterópodos (caracoles), 34 de crustáceos (cangrejos y camarones de manglar entre ellos) y 24 de bivalvos (moluscos con concha), incluidos los de concha negra. También hay 135 especies de peces y seis de reptiles.

El acceso es cercano desde la ciudad de Tumbes por la carretera Panamericana Norte, 18 kilómetros hasta Zarumilla. Los servicios que se prestan convierten a los manglares en un destino ideal para todos los viajeros: desde los observadores de aves hasta las familias pueden disfrutar de un día de recorrido en lancha visitando esteros dentro del santuario (Zarumilla Matapalo, El Juanito, Envidia). También se pueden explorar islas como Almejas, Roncal o Chalaquera. El ingreso es por Puerto 25, a 4,5 kilómetros de la Panamericana Norte o El Algarrobo, a 7 kilómetros de Zarumilla. El costo es de 10 soles (adulto) y 3 soles (niños). El alquiler de embarcaciones cuesta entre 20 y 40 soles, según la ruta y la duración del recorrido.

Los manglares santuario de fauna en Rincón del mar

Este programa es operado desde la ciudad de Tumbes, con viajes diarios de regreso, para la pernocta, que permite recorrer los tres circuitos más importantes que son: El Santuario Nacional de los Manglares apropiado y en muchos casos, único hábitat para una amplia gama de especies de fauna acuática, como caracoles, crustáceos, moluscos, peces, nutrias, aves, mamíferos, cocodrilos, etc.

El Parque Nacional de las Montañas de Amotape, en el que se refugian los tigrillos, además de monos, ciervos, sajinos, osos hormigueros, ardillas de cuello blanco y periquitos de cabeza roja, entre otras muchas especies. Es un magnífico destino, para hacer turismo de aventura y ecoturismo, complementándolo con un circuito de playas, un complejo de arcillas medicinales, un city tour por los lugares más característicos de la ciudad de Tumbes, y la degustación de la infaltable y exquisita comida norteña, con platos marinos.

Por Nerea Pico

Bienvenid@, soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.