Los 10 países más peligrosos para viajar en 2020

Gran parte del departamento consiste en una gran llanura que desciende suavemente hacia el océano Pacífico. Los principales centros urbanos son Diriamba y Jinotepe, en el interior. Los departamentos colindantes son Managua, Masaya, Granada y Rivas[2].

El clima es tropical y la temperatura varía entre 28 y 32 °C (82 y 90 °F). Los meses más calurosos son abril y mayo. La lluvia cae principalmente entre mayo y octubre y el resto del año es seco[3].

En el interior del departamento se producen diversos cultivos agrícolas, como el café de alta calidad, y cerca del océano el clima subtropical favorece los cítricos y la caña de azúcar. También se produce ganado y cereales y se extrae piedra de origen volcánico[4].

La costa del Pacífico ofrece playas con instalaciones turísticas[5]. Otros destinos turísticos son el Salto de la Culebra y el Centro Ecoturístico La Máquina, una reserva natural privada, ambos cerca de Diriamba. El Museo Ecológico de Trópico Seco es un museo en Diriamba que cuenta con exposiciones sobre la flora y la fauna del departamento[6].

Costa Rica: El paraíso sudamericano

Centroamérica (español: América Central, pronunciado [aˈmeɾika senˈtɾal] (escuchar), Centroamérica pronunciado [sentɾoaˈmeɾika] (escuchar)) es una región de las Américas.[1] Limita con México al norte, Colombia al sur, el Mar Caribe al este y el Océano Pacífico al oeste. Centroamérica está formada por siete países: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. Su población combinada se estima en 44,53 millones de habitantes (2016)[2].

  Bosque deciduo flora y fauna

Centroamérica forma parte del punto caliente de biodiversidad de Mesoamérica, que se extiende desde el norte de Guatemala hasta el centro de Panamá. Debido a la presencia de varias fallas geológicas activas y del Arco Volcánico de América Central, hay una gran actividad sísmica en la región, como erupciones volcánicas y terremotos, que han provocado muertes, lesiones y daños materiales.

En 1838, Nicaragua, Honduras, Costa Rica y Guatemala se convirtieron en los primeros de los siete estados de Centroamérica en ser países autónomos independientes, seguidos por El Salvador en 1841, Panamá en 1903 y Belice en 1981[5] A pesar de la disolución de la República Federal de Centroamérica, hay pruebas anecdóticas que demuestran que los salvadoreños, costarricenses, guatemaltecos, hondureños y nicaragüenses siguen manteniendo una identidad centroamericana[cita requerida]. Por ejemplo, los centroamericanos a veces se refieren a sus naciones como si fueran provincias de un estado centroamericano. No es raro escribir “C.A.” después del nombre del país en contextos formales e informales. Los gobiernos de la región a veces refuerzan este sentido de pertenencia a Centroamérica en sus ciudadanos[cita requerida]. Los beliceños suelen identificarse como culturalmente antillanos más que centroamericanos, mientras que los panameños se identifican más ampliamente con sus vecinos sudamericanos[6].

La tribu amazónica que defiende su tierra con tecnología

Situada en el centro geográfico de América Central y flanqueada por el Caribe y el Pacífico, Nicaragua contiene hermosas playas poco pobladas y selvas vírgenes. Caracterizada por paisajes verdes salpicados de lagunas resplandecientes e imponentes volcanes, Nicaragua se está convirtiendo en un destino clave para la observación de aves, la geología, el aprendizaje de servicios, la educación y la investigación.

  Clima de referencia de cada zona climática

Numerosos volcanes, varios de ellos activos, forman una espina dorsal a lo largo de la costa occidental de Nicaragua. Nicaragua también alberga el mayor río y lago de agua dulce de Centroamérica, el lago Nicaragua, donde reside una gran población de tiburones de agua dulce. El lago de Nicaragua contiene más de 450 islas volcánicas, incluida la mayor isla lacustre del mundo, Ometepe, formada por dos volcanes.

Desde conos volcánicos abultados por la ceniza y lagos de cráteres plateados hasta los monumentos de arquitectura colonial de León y Granada, los exploradores tendrán la oportunidad de ver las muchas caras y escenas que componen Nicaragua. En sus fronteras habita una abundante y fascinante fauna tropical, como la motmot de cejas turquesas, el ave nacional. Los viajeros pueden descubrir regiones con poca influencia exterior y explorar ecosistemas de bosques nubosos, granjas de café orgánico y un sinfín de costas impresionantes.

Isla del Coco: Misterio del Océano Pacífico | Gratis

Estado y tendencias de la biodiversidad, incluidos los beneficios de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemasNicaragua es un país tropical situado entre los 11°-15° de latitud norte. Contiene un importante patrimonio de biodiversidad, así como las mayores y mejor conservadas extensiones de bosques tropicales húmedos y ecosistemas de tierras bajas de Centroamérica. Su litoral consta de 463 km en el Caribe y 372 km en el Pacífico, lo que corresponde al 13% de las costas de Centroamérica. Nicaragua también cuenta con una extensa plataforma continental, sobre todo en el Caribe, que confiere al país una gran riqueza marina.

La vertiente atlántica cuenta con una biodiversidad y unos hábitats excepcionales reconocidos tanto a nivel nacional como mundial. El Caribe nicaragüense alberga la mayor superficie de bosque relativamente prístino, donde aún se encuentran poblaciones de especies en peligro de extinción (por ejemplo, el tapir, el águila arpía o el jaguar), cuya supervivencia depende de grandes extensiones de bosques inalterados. Asimismo, la zona constituye un eslabón vital en la cadena de bosques húmedos que se extiende desde México hasta Colombia, conocida como el Corredor Biológico Atlántico.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.