Documental Científico Colonso Chalupas

El corredor ecológico no sólo es rico en flora y fauna, sino que proporciona una ruta a través de la cual las plantas y los animales pueden pasar de un parque nacional a otro. El corredor también alberga comunidades rurales, que dependen de la tierra y el bosque para su supervivencia. Las comunidades están entusiasmadas con la iniciativa y están cambiando las prácticas de gestión del corredor adoptando técnicas de agricultura orgánica y desarrollando el ecoturismo.

Tres cuartas partes del corredor ecológico tienen vegetación natural de bosque de montaña, típica de las ramas norte y central de los Andes orientales. El corredor alberga 242 especies de aves, de las cuales el 30% son sensibles a las alteraciones del hábitat, y 101 especies de mamíferos, de las cuales 21 están en peligro de extinción. Destacan las 55 especies de murciélagos, actualmente amenazadas por actividades no reguladas en el corredor. Además, la cuenca del Pastaza cuenta con 195 especies endémicas de plantas, de las cuales 184 son endémicas de una zona concreta. Entre las especies de plantas se encuentran 91 especies endémicas de orquídeas, 48 de las cuales son nuevas para la ciencia y 35 sólo se dan en el corredor.

Tesoro de Llanganates

Hasta Sunfopamba. Tome la carretera Quito-Ambato (132 km). Desde Ambato tome la ruta a Pillaro y continúe hasta el sector de Dos Acequias, pase por San José de Poalo, hasta llegar al refugio de Sunfopamba.

Hacia Panzarumi. Tomar la carretera Quito-Salcedo (104 km), continuando hasta llegar a la Parroquia San Miguel (de Salcedo) y luego al refugio Panzarumi. Desde Salcedo son 24 kilómetros o unos 45 minutos en vehículo privado o una hora en transporte público.

Se toma la carretera Mera-Rio Anzu hasta llegar al Km12 donde se encuentra el puesto de control del parque (zona de amortiguamiento). Aquí se encuentra el punto de partida de las cavernas del río Anzu, situadas en la zona de amortiguación del parque.

Los Llanganates se encuentran en la cordillera oriental de los Andes ecuatorianos y presentan laderas escarpadas, rocas desnudas y acantilados afilados, desde donde caen violentamente los arroyos. Tanto en los páramos como en los bosques andinos que cubren las laderas orientales de la cordillera, el terreno es de difícil acceso. En ciertas zonas la topografía se suaviza y da lugar a la formación de lagunas y al desarrollo de frailejones gigantes, otra de las características únicas de este parque. En este terreno escarpado no hay picos sobresalientes, pero la elevación más importante es el Cerro Hermoso o Yurac Llanganati, con una altura de 4.571 metros. En la zona se encuentran los ríos Negro, afluente del Pastaza, y Mulatos, afluente del Napo.

Reserva Faunística El Chimborazo

El Parque Nacional Llanganates es un área protegida de Ecuador situada en las provincias de Cotopaxi, Napo, Pastaza y Tungurahua. Dentro del parque se encuentra el Cerro Hermoso, un pico de 4.570 metros de altura que es un popular destino de senderismo. El parque es famoso por el Tesoro de los Llanganatis.

La zona oriental está situada en los flancos orientales de los Andes, con bosques montanos caracterizados por una rica diversidad de plantas y animales entre los bosques retorcidos del alto Amazonas. Esta zona es muy inalcanzable y suele recorrerse sólo a pie. El gran número de ríos que desembocan en los Andes también hace que esta zona sea difícil de atravesar. En los últimos años se han descubierto aquí varias especies nuevas de plantas, entre ellas varias especies de la rara Magnolia andina[1][2][3][4].

Descubriendo animales y plantas de la selva tropical

Llanganates fue fundado como parque nacional el 19 de mayo de 1996. Cuenta con miles de animales y plantas; es como un refugio natural de vida silvestre. Se describe como tierras desconocidas y misteriosas. Se encuentra en las provincias de: Tungurahua, Cotopaxi, Napo y Pastaza, pero Tungurahua y Napo son las que tienen la mayor parte del parque.

Hay más de 300 aves, pero las principales son: el cóndor, el patrige, el quinde del Chimborazo, el puffleg pechodorado y dos tipos de colibríes: el colibrí chico y el colibrí verde de cola morada.

El avistamiento de aves a través de los hermosos senderos es uno de los principales atractivos turísticos, pero también se puede acampar, visitar las lagunas, disfrutar de la cabalgata y aprovechar el turismo comunitario donde se puede compartir los conocimientos de la gente local. Entre sus atractivos turísticos, este parque cuenta con: cascadas y senderos naturales, tarabitas que han hecho de este lugar especial y visitado por turistas nacionales y extranjeros.

El parque Llanganates ha sido declarado «Regalo a la Tierra» ya que cuenta con flora y fauna que captó el interés de los científicos por ser extrañas en el mundo, por lo que es importante y necesario conservar todas las especies nativas de este lugar para que siga siendo un atractivo turístico notable y de preservación del ecosistema mundial.

Por Nerea Pico

Bienvenid@, soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.