Nuevas fuentes de energía

El sol es la principal fuente de energía. La luz solar es una fuente de energía limpia y renovable. Es un recurso sostenible, lo que significa que no se agota, sino que puede mantenerse porque el sol brilla casi todos los días. El carbón o el gas no son sostenibles ni renovables: una vez que se acaban, no queda nada. Cada vez más gente quiere utilizar energías limpias y renovables, como la solar, la eólica, la geotérmica y otras. Es lo que se llama “energía verde”. Ilumina nuestras casas de día, seca nuestra ropa y productos agrícolas, nos mantiene calientes y muchas cosas más. Pero su potencial es mucho mayor

La energía solar puede utilizarse para generar electricidad. A través de las células solares fotovoltaicas (SPV), la radiación solar se convierte directamente en electricidad de corriente continua. La electricidad generada puede utilizarse tal cual o almacenarse en la batería. La energía eléctrica almacenada puede utilizarse cuando la energía solar no está disponible. Hoy en día, la energía solar fotovoltaica se utiliza con éxito para el alumbrado público y el bombeo de agua en los pueblos. En las zonas montañosas también se utiliza el calentamiento solar del agua.

Consumo de energía por fuentes

Hoy en día, cuando pensamos en las combinaciones energéticas, pensamos en una gran variedad de fuentes: carbón, petróleo, gas, energía nuclear, hidroeléctrica, solar, eólica y biocombustibles. Pero si miramos atrás, hace un par de siglos, nuestras combinaciones energéticas eran relativamente homogéneas. Y la transición de una fuente a otra era increíblemente lenta.

  Maquina de vapor fuente de energia

En el gráfico mostrado vemos el consumo mundial de energía primaria desde el año 1800. Estos datos anteriores proceden de la obra de Vaclav Smil Energy Transitions: Global and National Perspectives.1 Los datos a partir de 1965 proceden de la última edición del Statistical Review of World Energy de BP.2

Vemos que hasta mediados del siglo XIX, la biomasa tradicional -la quema de combustibles sólidos como la madera, los residuos de las cosechas o el carbón vegetal- era la fuente de energía dominante en todo el mundo. Pero con la Revolución Industrial surgió el carbón, seguido del petróleo, el gas y, a finales del siglo XX, la energía hidráulica.

Lo que Vaclav Smil -y otros investigadores que estudian estas transiciones energéticas a largo plazo entre países- destaca en su trabajo es la lentitud con la que se han producido las transiciones energéticas en el pasado. La velocidad y la escala de la transición energética que necesitamos hoy en día para pasar de los combustibles fósiles a la energía baja en carbono es, por tanto, un nuevo reto, muy diferente del pasado.

Energía primaria

Este artículo ofrece una visión general de la economía energética en la Unión Europea (UE) en 2019, basada en datos anuales de cada Estado miembro. Proporciona las tendencias de los principales productos energéticos para la producción de energía primaria, las importaciones y exportaciones, la energía bruta disponible y el consumo de energía final.

La energía bruta disponible en la Unión Europea en 2019 disminuyó ligeramente en comparación con 2018 (-1,7 %). El petróleo (crudo y productos petrolíferos) siguió siendo la fuente de energía más importante para la economía europea, a pesar de una tendencia a la baja a largo plazo, mientras que el gas natural siguió siendo la segunda fuente de energía. El uso del petróleo volvió a estar en declive, después de un ligero aumento en el período comprendido entre 2014 y 2017, mientras que se observa una cierta fluctuación en el gas natural, con niveles de nuevo al alza en 2019. La contribución de las fuentes de energía renovables muestra un crecimiento estable, habiendo superado ya a los combustibles fósiles sólidos en 2018 y ganando más terreno en 2019. Los combustibles fósiles sólidos disminuyeron un 19,7 % en 2019 y alcanzaron el valor más bajo desde 1990.

  ¿Qué fuentes de energía se utilizan en el hogar?

Fuentes de energía de Suecia

La energía primaria (EP) es una forma de energía que se encuentra en la naturaleza y que no ha sido sometida a ningún proceso de conversión por parte del hombre. Es la energía contenida en los combustibles brutos y en otras formas de energía, incluidos los residuos, que se reciben como entrada a un sistema. La energía primaria puede ser no renovable o renovable.

Cuando la energía primaria se utiliza para describir los combustibles fósiles, la energía incorporada del combustible está disponible como energía térmica y alrededor del 70% se pierde normalmente en la conversión a energía eléctrica o mecánica. Hay una pérdida de conversión similar del 60-80% cuando la energía solar y eólica se convierte en electricidad, pero las convenciones actuales de la ONU sobre estadísticas energéticas cuentan la electricidad producida a partir de la energía eólica y solar como la propia energía primaria de estas fuentes. Una de las consecuencias de este método de recuento es que la contribución de la energía eólica y solar está infravalorada en comparación con las fuentes de energía fósiles, por lo que existe un debate internacional sobre cómo contabilizar la energía primaria eólica y solar[4].

La energía primaria se utiliza en las estadísticas energéticas en la elaboración de balances energéticos[5], así como en el campo de la energía. En energía, una fuente de energía primaria (PES) se refiere a las formas de energía requeridas por el sector energético para generar el suministro de portadores de energía utilizados por la sociedad humana[6].

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.