Recursos no renovables

La energía renovable es la energía procedente de fuentes que se reponen de forma natural pero con un flujo limitado; los recursos renovables son prácticamente inagotables en cuanto a su duración pero limitados en cuanto a la cantidad de energía disponible por unidad de tiempo.

Hasta mediados del siglo XIX, la madera era la fuente de casi todas las necesidades energéticas del país para la calefacción, la cocina y la iluminación. Desde finales del siglo XIX hasta hoy, los combustibles fósiles -carbón, petróleo y gas natural- han sido las principales fuentes de energía. La energía hidráulica y la madera fueron los recursos energéticos renovables más utilizados hasta la década de 1990. Desde entonces, las cantidades de consumo de energía de Estados Unidos procedentes de biocombustibles, energía geotérmica, energía solar y energía eólica han aumentado. La producción y el consumo totales de energía renovable en Estados Unidos alcanzaron máximos históricos en 2020.

En 2020, las energías renovables proporcionaron alrededor de 11,59 cuatrillones de unidades térmicas británicas (Btu)-1 cuatrillón es el número 1 seguido de 15 ceros-, lo que equivale al 12% del consumo total de energía de Estados Unidos. El sector de la energía eléctrica representó alrededor del 60% del consumo total de energía renovable de Estados Unidos en 2020, y alrededor del 20% de la generación total de electricidad de Estados Unidos procedió de fuentes de energía renovables.

Nuevas fuentes de energía

La energía renovable es la que se obtiene de recursos renovables que se reponen de forma natural en una escala de tiempo humana. Incluye fuentes como la luz solar, el viento, la lluvia, las mareas, las olas y el calor geotérmico[3] La energía renovable contrasta con los combustibles fósiles, que se utilizan mucho más rápido de lo que se reponen. Aunque la mayoría de las fuentes de energía renovables son sostenibles, algunas no lo son. Por ejemplo, algunas fuentes de biomasa se consideran insostenibles al ritmo actual de explotación[4][5].

  Energia renovable como funciona

Las energías renovables suelen proporcionar energía en cuatro áreas importantes: generación de electricidad, calefacción/refrigeración del aire y el agua, transporte y servicios energéticos rurales (fuera de la red)[6] Cerca del 20% del consumo mundial de energía de los seres humanos son renovables, incluido casi el 30% de la electricidad[7] Cerca del 8% del consumo de energía es biomasa tradicional, pero está disminuyendo[8] Más del 4% del consumo de energía es energía térmica procedente de renovables modernas, como el calentamiento solar del agua, y más del 6% electricidad[8].

En todo el mundo hay más de 10 millones de puestos de trabajo relacionados con las industrias de las energías renovables, siendo la energía solar fotovoltaica el mayor empleador de las renovables[9] Los sistemas de energía renovable se están volviendo rápidamente más eficientes y más baratos, y su proporción en el consumo total de energía está aumentando,[10] con una gran mayoría de la nueva capacidad de electricidad instalada en todo el mundo que es renovable[11] En la mayoría de los países, la energía solar fotovoltaica o la eólica terrestre son las más baratas de las nuevas construcciones[12].

Contras con las fuentes de energía renovables

Convertirse en el primer continente climáticamente neutro del mundo de aquí a 2050 es el objetivo que subyace al Pacto Verde Europeo (COM(2019) 640 final), el ambicioso paquete de medidas que debería permitir a los ciudadanos y a las empresas europeas beneficiarse de una transición verde sostenible.

El uso de las energías renovables tiene muchos beneficios potenciales, como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la diversificación de los suministros de energía y la reducción de la dependencia de los mercados de combustibles fósiles (en particular, el petróleo y el gas). El crecimiento de las fuentes de energía renovables también puede estimular el empleo en la UE, mediante la creación de puestos de trabajo en las nuevas tecnologías “verdes”.

  Cuales son las fuentes de energia menos contaminantes

Este artículo ofrece estadísticas recientes sobre la cuota de energía procedente de fuentes renovables en general y en tres sectores de consumo (electricidad, calefacción y refrigeración, y transporte) en la Unión Europea (UE). Las fuentes de energía renovables incluyen la energía eólica, la energía solar (térmica, fotovoltaica y concentrada), la energía hidráulica, la energía mareomotriz, la energía geotérmica, el calor ambiental captado por las bombas de calor, los biocombustibles y la parte renovable de los residuos.

Por qué son buenas las energías renovables

Cuando se trata de recursos energéticos, siempre se plantea la cuestión de la sostenibilidad. Es importante que los recursos proporcionen suficiente energía para satisfacer nuestras necesidades: calentar nuestras casas, alimentar nuestras ciudades y hacer funcionar nuestros coches. Sin embargo, también es importante tener en cuenta cómo se pueden utilizar estos recursos a largo plazo. Algunos recursos prácticamente no se agotan. Son los llamados recursos renovables. Los recursos renovables también producen energía limpia, lo que significa menos contaminación y emisiones de gases de efecto invernadero, que contribuyen al cambio climático.

Las fuentes de energía de Estados Unidos han evolucionado a lo largo del tiempo, desde el uso de la madera antes del siglo XIX hasta la adopción posterior de recursos no renovables, como los combustibles fósiles, el petróleo y el carbón, que siguen siendo las fuentes de energía dominantes en la actualidad. Pero la Tierra tiene un suministro limitado de estos recursos. Recientemente, el uso de recursos renovables ha empezado a aumentar. Según la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, el 11% del consumo de energía de Estados Unidos procedía de recursos renovables en 2017.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.