Cuantos tipos de energia renovable existen

Tipos de recursos renovables

Estas fuentes de energía se denominan no renovables porque sus suministros están limitados a las cantidades que podemos extraer de la tierra. El carbón, el gas natural y el petróleo se formaron durante miles de años a partir de los restos enterrados de antiguas plantas y animales marinos que vivieron hace millones de años. Por eso también llamamos a esas fuentes de energía combustibles fósiles.

La energía nuclear se produce a partir del uranio, una fuente de energía no renovable cuyos átomos se dividen (mediante un proceso llamado fisión nuclear) para crear calor y, finalmente, electricidad. Los científicos creen que el uranio se creó hace miles de millones de años, cuando se formaron las estrellas. El uranio se encuentra en toda la corteza terrestre, pero la mayor parte es demasiado difícil o demasiado cara para extraerlo y transformarlo en combustible para las centrales nucleares.

Durante la mayor parte de la historia de la humanidad, la biomasa de las plantas era la principal fuente de energía, que se quemaba para obtener calor y alimentar a los animales utilizados para el transporte y el arado. Las fuentes no renovables empezaron a sustituir la mayor parte del uso de la energía renovable en Estados Unidos a principios del siglo XIX, y a principios del siglo XX, los combustibles fósiles eran las principales fuentes de energía. El uso de la biomasa para calentar los hogares siguió siendo una fuente de energía, pero principalmente en las zonas rurales y para el calor suplementario en las zonas urbanas. A mediados de la década de 1980, el uso de la biomasa y otras formas de energía renovable comenzó a aumentar, en gran medida debido a los incentivos para su uso, especialmente para la generación de electricidad. Muchos países están trabajando para aumentar el uso de las energías renovables como forma de ayudar a reducir y evitar las emisiones de dióxido de carbono.

  Deducciones fiscales por energias renovables

Enumera 5 tipos de energías renovables:

Las fuentes de energía alternativas no sólo están en el ámbito de los que viven fuera de la red: las fuentes de energía alternativas constituyen ahora un gran porcentaje de la energía de la red eléctrica nacional, y están a disposición de todos nosotros.

Aunque la energía nuclear no es tan perjudicial para el medio ambiente como los combustibles fósiles, sigue sin estar clasificada como fuente de energía renovable porque el material nuclear no puede reponerse durante la vida de un ser humano. La energía nuclear se produce utilizando elementos como el uranio y el torio, que no pueden reponerse y tienen una cantidad finita en existencia.

La mayor ventaja de la tecnología energética alternativa es que no se agotará. Nuestros días utilizando combustibles fósiles están contados, por lo que todas y cada una de las fuentes de energía alternativas son beneficiosas frente a las fuentes tradicionales. Otra gran ventaja es que muchas de ellas no requieren las mismas técnicas de extracción dañinas y costosas, ya que muchas de ellas están a nuestra disposición aquí en la superficie.

La energía geotérmica es la que se genera en la tierra y se aprovecha, mientras que la energía de las olas y la hidroeléctrica aprovechan el poder del agua. Por supuesto, la energía solar térmica y la energía solar espacial son otras formas de aprovechar la energía solar.

¿Qué tipo de energía renovable proviene de la fuerza del océano?

La energía verde es cualquier tipo de energía que se genera a partir de recursos naturales, como la luz solar, el viento o el agua. Suele proceder de fuentes de energía renovables, aunque existen algunas diferencias entre la energía renovable y la energía verde, que analizaremos a continuación.

  Energia renovable y no renovable cuadro comparativo

Como fuente de energía, la energía verde suele proceder de tecnologías de energías renovables como la energía solar, la energía eólica, la energía geotérmica, la biomasa y la energía hidroeléctrica. Cada una de estas tecnologías funciona de diferentes maneras, ya sea tomando la energía del sol, como en el caso de los paneles solares, o utilizando turbinas de viento o el flujo de agua para generar energía.

Para que se considere energía verde, un recurso no puede producir contaminación, como ocurre con los combustibles fósiles. Esto significa que no todas las fuentes utilizadas por la industria de las energías renovables son verdes. Por ejemplo, la generación de energía que quema material orgánico procedente de bosques sostenibles puede ser renovable, pero no es necesariamente verde, debido al CO2 producido por el propio proceso de combustión.

Las fuentes de energía verde suelen reponerse de forma natural, a diferencia de las fuentes de combustibles fósiles como el gas natural o el carbón, que pueden tardar millones de años en desarrollarse. Las fuentes verdes también suelen evitar las operaciones de minería o perforación que pueden ser perjudiciales para los ecosistemas.

Por qué son buenas las energías renovables

La tecnología para utilizar las fuerzas de la naturaleza para hacer el trabajo de abastecer las necesidades humanas es tan antigua como el primer barco de vela. Pero la atención se desvió de las fuentes renovables a medida que la revolución industrial avanzaba sobre la base de la energía concentrada encerrada en los combustibles fósiles. A ello se sumó el creciente uso de la electricidad reticulada basada en los combustibles fósiles y la importancia de las fuentes de energía portátiles de alta densidad para el transporte: la era del petróleo.

  Que es la energia termica renovable

A medida que aumentaba la demanda de electricidad, con un suministro que dependía en gran medida de los combustibles fósiles más algo de energía hidráulica y luego de energía nuclear, surgió la preocupación por las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que contribuían al posible calentamiento global. La atención volvió a centrarse en las enormes fuentes de energía que surgen a nuestro alrededor en la naturaleza: el sol, el viento y los mares en particular. Nunca se dudó de la magnitud de éstas, el reto fue siempre aprovecharlas para satisfacer la demanda de electricidad fiable y asequible.

Hoy en día, muchos países están muy avanzados en el cumplimiento de ese reto, al tiempo que prueban los límites prácticos de hacerlo a partir de la energía eólica y solar (energía renovable variable, ERV). La naturaleza relativamente diluida de la energía eólica y solar hace que su aprovechamiento sea muy intensivo en materiales, muchas veces más que el de las fuentes de energía densas.