Sector energético

Las energías renovables podrían llegar a representar alrededor del 27% del consumo total de energía final de la industria manufacturera mundial en 2030, suponiendo la disponibilidad de fuentes de biomasa sostenibles y de bajo coste, así como la reducción de los costes de capital de las tecnologías emergentes, y potencialmente alrededor del 34% si se implanta de forma generalizada la tarificación de las emisiones de carbono. Sin embargo, según los limitados planes y políticas de despliegue actuales, esta cifra se mantendría en su nivel actual del 10%.

El informe identifica seis áreas prioritarias de actuación en las que los gobiernos pueden apoyar el despliegue de las energías renovables en el sector manufacturero, incluyendo políticas específicas para las pequeñas y medianas empresas. En el caso de las industrias que hacen un uso intensivo de la energía, la biomasa será una fuente de energía renovable crucial para satisfacer la demanda de calor a alta temperatura.

Fuentes de energía mundiales

Alrededor de un tercio de la energía utilizada en Estados Unidos en 2015 se destinó a la industria. Esto es comprensible teniendo en cuenta la amplia gama de actividades de este sector económico. Todos los productos de los que dependemos -desde la gasolina y los automóviles hasta los alimentos, los edificios, la maquinaria y los electrodomésticos- requieren energía para su producción. El uso de la energía en la industria afecta directamente a todos los ciudadanos a través del coste de los bienes y servicios, la calidad de los productos fabricados, la fortaleza de la economía y la disponibilidad de puestos de trabajo.

  Fuentes de energia mas eficientes

El uso de la energía en la industria afecta directamente a todos los ciudadanos a través del coste de los bienes y servicios, la calidad de los productos manufacturados, la fortaleza de la economía y la disponibilidad de puestos de trabajo.

El sector industrial utiliza la energía de muchas maneras. Una de las principales aplicaciones consiste en elevar la temperatura de los componentes en el proceso de fabricación, lo que se denomina calentamiento del proceso. El refinado de petróleo crudo, en el que se utiliza el calor para separar varios destilados, es un ejemplo de ello. Otro uso común de la energía en la industria es calentar una caldera que genera vapor o agua caliente.

Uso de la energía por sectores

La mayoría de las industrias compran la electricidad a las compañías eléctricas o a productores de energía independientes. Además, algunas instalaciones industriales también generan electricidad para su propio uso utilizando combustibles que compran y/o los residuos de sus procesos industriales. Por ejemplo, muchas fábricas de papel tienen plantas de cogeneración que pueden quemar gas natural o carbón y licor negro producido en sus fábricas para el calor de proceso y para generar electricidad. Algunos fabricantes producen electricidad con sistemas solares fotovoltaicos situados en sus propiedades. Algunas instalaciones industriales venden parte de la electricidad que generan.

Ejemplos de energía industrial

Alrededor de un tercio de la energía utilizada en Estados Unidos en 2015 se destinó a la industria. Esto es comprensible teniendo en cuenta la amplia gama de actividades de este sector económico. Todos los productos de los que dependemos -desde la gasolina y los automóviles hasta los alimentos, los edificios, la maquinaria y los electrodomésticos- requieren energía para su producción. El uso de la energía en la industria afecta directamente a todos los ciudadanos a través del coste de los bienes y servicios, la calidad de los productos fabricados, la fortaleza de la economía y la disponibilidad de puestos de trabajo.

  Fuentes de carbono y energia

El uso de la energía en la industria afecta directamente a todos los ciudadanos a través del coste de los bienes y servicios, la calidad de los productos manufacturados, la fortaleza de la economía y la disponibilidad de puestos de trabajo.

El sector industrial utiliza la energía de muchas maneras. Una de las principales aplicaciones consiste en elevar la temperatura de los componentes en el proceso de fabricación, lo que se denomina calentamiento del proceso. El refinado de petróleo crudo, en el que se utiliza el calor para separar varios destilados, es un ejemplo de ello. Otro uso común de la energía en la industria es calentar una caldera que genera vapor o agua caliente.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.