Biocombustibles de biomasa

La biomasa es materia orgánica renovable que proviene de plantas y animales. La biomasa fue la mayor fuente de consumo energético anual de Estados Unidos hasta mediados del siglo XIX. La biomasa sigue siendo un combustible importante en muchos países, especialmente para cocinar y calentar en los países en desarrollo. El uso de combustibles de biomasa para el transporte y la generación de electricidad está aumentando en muchos países desarrollados como medio para evitar las emisiones de dióxido de carbono derivadas del uso de combustibles fósiles. En 2020, la biomasa proporcionó casi 5 cuatrillones de unidades térmicas británicas (Btu) y alrededor del 5% del uso total de energía primaria en Estados Unidos.

La biomasa contiene energía química almacenada procedente del sol. Las plantas producen biomasa mediante la fotosíntesis. La biomasa puede quemarse directamente para obtener calor o convertirse en combustibles líquidos y gaseosos renovables mediante diversos procesos.

La combustión directa es el método más común para convertir la biomasa en energía útil. Toda la biomasa puede quemarse directamente para calentar edificios y agua, para el calor de procesos industriales y para generar electricidad en turbinas de vapor.

Energía geotérmica

La energía renovable está en auge, ya que la innovación reduce los costes y empieza a cumplir la promesa de un futuro energético limpio. La generación solar y eólica estadounidense está batiendo récords y se está integrando en la red eléctrica nacional sin comprometer la fiabilidad.

Esto significa que las energías renovables están desplazando cada vez más a los combustibles fósiles “sucios” en el sector eléctrico, ofreciendo la ventaja de menores emisiones de carbono y otros tipos de contaminación. Pero no todas las fuentes de energía comercializadas como “renovables” son beneficiosas para el medio ambiente. La biomasa y las grandes presas hidroeléctricas plantean difíciles compensaciones si se tiene en cuenta el impacto en la vida silvestre, el cambio climático y otras cuestiones. Esto es lo que debes saber sobre los diferentes tipos de fuentes de energía renovable y cómo puedes utilizar estas tecnologías emergentes en tu propia casa.

  ¿Cuáles son las ventajas de los recursos no renovable?

La energía renovable, a menudo denominada energía limpia, procede de fuentes o procesos naturales que se reponen constantemente. Por ejemplo, la luz del sol o el viento siguen brillando y soplando, aunque su disponibilidad dependa del tiempo y la meteorología.Aunque a menudo se piensa en las energías renovables como una tecnología nueva, el aprovechamiento de la energía de la naturaleza se ha utilizado durante mucho tiempo para la calefacción, el transporte, la iluminación y mucho más. El viento ha impulsado los barcos para navegar por los mares y los molinos para moler el grano. El sol ha proporcionado calor durante el día y ha ayudado a encender fuegos para que duren hasta la noche. Pero en los últimos 500 años, el ser humano ha recurrido cada vez más a fuentes de energía más baratas y sucias, como el carbón y el gas fraccionado.

Cómo genera energía la biomasa

La biomasa es materia biológica que puede utilizarse como combustible o para la producción industrial, y supone una importante contribución a la cartera de energías renovables del país. Aunque el término es quizás más familiar en el contexto del etanol de maíz que se añade a la gasolina, la biomasa tiene muchas aplicaciones. En 2015, la madera y la biomasa de desecho suministraron alrededor del 26% de todo el consumo de energía de Estados Unidos a partir de fuentes renovables y generaron el 1,6% de la electricidad de Estados Unidos.

La madera, que constituye aproximadamente la mitad de toda la biomasa empleada para la energía, ha sido utilizada por la gente durante miles de años para cocinar los alimentos y mantenerse caliente. La hierba, los cultivos agrícolas (como el maíz y la caña de azúcar), los residuos de los vertederos y el estiércol son otros ejemplos de biomasa. Utilizada para diversos fines, la biomasa proporciona energía para producir electricidad, calor, productos químicos y combustibles para el transporte (biocombustibles). Hace pequeñas contribuciones a cada uno de los sectores económicos, pero la mayor parte de esta fuente de energía se destina a la industria.

  Formas y fuentes de energia para niños

La Administración de Información Energética de EE.UU. prevé que la generación de biomasa crezca a una media del 4,3% anual hasta 2040 -más del doble de las tasas actuales-, principalmente por su mayor uso como fuente de “cocción” junto con el carbón en las centrales eléctricas.

Recursos de la biomasa

La biomasa es una fuente de energía renovable, generada a partir de la quema de madera, plantas y otras materias orgánicas, como el estiércol o los residuos domésticos. Al quemarse libera dióxido de carbono (CO2), pero mucho menos que los combustibles fósiles. Consideramos que la biomasa es una fuente de energía renovable, si se sustituyen las plantas u otras materias orgánicas que se queman.

A medida que el Reino Unido se aleja de los combustibles fósiles, es interesante observar cuáles son las fuentes de energía más frecuentes que sustituyen al carbón. La biomasa sólo aportó alrededor del 4% durante el periodo más largo de generación de electricidad sin carbón en el Reino Unido hasta la fecha, mientras que otras opciones “verdes” como la eólica y la solar representaron el 12 y el 11% respectivamente.

Sin embargo, el informe de junio de 2019 de la Asociación de Energías Renovables sugiere que la bioenergía podría triplicarse desde los niveles actuales hasta el 16% en 2032, y podría desempeñar un papel para que el Reino Unido vuelva a cumplir los objetivos de reducción de emisiones. Otro informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) ha sugerido que la biomasa podría proporcionar el 60% de la energía renovable mundial para 2030.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.