Energía solar

La Administración de Información Energética de Estados Unidos clasifica los colectores solares térmicos en colectores de baja, media o alta temperatura. Los colectores de baja temperatura no suelen estar acristalados y se utilizan para calentar piscinas o el aire de ventilación. Los colectores de media temperatura también suelen ser placas planas, pero se utilizan para calentar agua o aire para uso residencial y comercial.

Los colectores de alta temperatura concentran la luz solar mediante espejos o lentes y suelen utilizarse para satisfacer las necesidades de calor de hasta 300 grados C / 20 bares de presión en las industrias, así como para la producción de energía eléctrica. Hay dos categorías: la energía solar térmica concentrada (CST) para satisfacer las necesidades de calor de las industrias, y la energía solar concentrada (CSP) cuando el calor recogido se utiliza para la generación de energía eléctrica. La CST y la CSP no son sustituibles en términos de aplicación.

Las mayores instalaciones se encuentran en el desierto americano de Mojave, en California y Nevada. Estas plantas emplean una variedad de tecnologías diferentes. Los ejemplos más grandes son, Ivanpah Solar Power Facility (377 MW), la instalación Solar Energy Generating Systems (354 MW) y Crescent Dunes (110 MW). España es el otro gran desarrollador de centrales termosolares. Los ejemplos más importantes son la central solar Solnova (150 MW), la central solar Andasol (150 MW) y la central solar Extresol (100 MW).

Planta de energía solar térmica

Los sistemas de generación de energía solar térmica/eléctrica recogen y concentran la luz solar para producir el calor a alta temperatura necesario para generar electricidad. Todos los sistemas de energía solar térmica tienen colectores de energía solar con dos componentes principales: reflectores (espejos) que captan y enfocan la luz solar hacia un receptor. En la mayoría de los tipos de sistemas, un fluido de transferencia de calor se calienta y circula en el receptor y se utiliza para producir vapor. El vapor se convierte en energía mecánica en una turbina, que acciona un generador para producir electricidad. Los sistemas de energía solar térmica cuentan con sistemas de seguimiento que mantienen la luz solar enfocada hacia el receptor durante todo el día, a medida que el sol cambia de posición en el cielo. Las centrales termosolares suelen tener un gran campo o conjunto de colectores que suministran calor a una turbina y un generador. Varias instalaciones de energía solar térmica en Estados Unidos tienen dos o más plantas de energía solar con matrices y generadores separados.

  Explicacion de energia renovable

Los sistemas de energía solar térmica también pueden tener un componente de sistema de almacenamiento de energía térmica que permite al sistema de colectores solares calentar un sistema de almacenamiento de energía durante el día, y el calor del sistema de almacenamiento se utiliza para producir electricidad por la noche o durante el tiempo nublado. Las centrales solares térmicas también pueden ser sistemas híbridos que utilizan otros combustibles (normalmente gas natural) para complementar la energía del sol durante los periodos de baja radiación solar.

Electricidad solar térmica frente a la fotovoltaica

Dos tercios del combustible utilizado en las centrales eléctricas convencionales se agotan en forma de calor residual en los océanos, los ríos y la atmósfera. En total, las centrales eléctricas estadounidenses desperdician más energía que la que consumen la mayoría de los países -incluidas grandes economías como Japón- en toda su economía. Este calor residual puede recuperarse y destinarse a un uso productivo mediante sistemas de cogeneración de calor y electricidad (CHP). Además, Estados Unidos cuenta con abundantes fuentes renovables de energía térmica, como la biomasa, la geotermia, la energía solar y las fuentes naturales de climatización.

La Ley de Energías Renovables y Eficiencia Térmica de 2010 (TREEA, S. 3626 / H.R. 5805) fue presentada por los senadores Al Franken (D-MN) y el presidente de la Cámara de Representantes. Al Franken (D-MN) y Kit Bond (R-MO) en el Senado, y por la diputada Betty McCollum (D-MN), con los representantes. Jay Inslee (D-WA) y Paul Tonko (D-NY) como copatrocinadores originales, en la Cámara.

Energía solar fotovoltaica

La energía térmica renovable es la tecnología de captación de energía térmica de una fuente de energía renovable para su uso inmediato o para su almacenamiento en una batería térmica para su uso posterior. La forma más popular de energía térmica renovable es el sol y la energía solar se recoge mediante colectores solares para calentar agua, edificios, piscinas y diversos procesos. Otro ejemplo de energía térmica renovable es un sistema geotérmico o de bomba de calor geotérmica (GHP), en el que la energía térmica almacenada en el suelo durante el verano se extrae de la tierra para calentar un edificio en otra estación. Este sistema de ejemplo es “renovable” porque la fuente de energía térmica excedente es un proceso que se repite de forma fiable cada temporada de verano.

  Principal fuente de energia del organismo

La energía solar se ha utilizado durante siglos para calentar viviendas y producir agua caliente antes de que se descubriera el gas natural de bajo coste. Ganó atención durante y después del embargo de petróleo de 1973, cuando los ingenieros investigaron formas de producir energía térmica a partir de una fuente renovable en lugar de combustibles fósiles.

La historia de la utilización del suelo como fuente de calor es más reciente y ha cobrado protagonismo en los últimos años, especialmente en las zonas rurales donde la calefacción por gas natural puede no estar disponible. La corteza exterior de la Tierra es una batería térmica que mantiene una temperatura media que es la misma que la temperatura media del aire en ese lugar. Esta “temperatura media del suelo” es una combinación en equilibrio de la ganancia solar del sol, la ganancia térmica del núcleo de la tierra y la pérdida de calor por conducción, evaporación y radiación. El gráfico de la derecha muestra un mapa de la “temperatura media del suelo” en lugares de Estados Unidos[1].

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.