Las 4 energias renovables

Por qué son buenas las energías renovables

Cuando se trata de recursos energéticos, siempre se plantea la cuestión de la sostenibilidad. Es importante que los recursos proporcionen suficiente energía para satisfacer nuestras necesidades: calentar nuestras casas, alimentar nuestras ciudades y hacer funcionar nuestros coches. Sin embargo, también es importante tener en cuenta cómo se pueden utilizar estos recursos a largo plazo. Algunos recursos prácticamente no se agotan. Son los llamados recursos renovables. Los recursos renovables también producen energía limpia, lo que significa menos contaminación y emisiones de gases de efecto invernadero, que contribuyen al cambio climático.

Las fuentes de energía de Estados Unidos han evolucionado a lo largo del tiempo, desde el uso de la madera antes del siglo XIX hasta la adopción posterior de recursos no renovables, como los combustibles fósiles, el petróleo y el carbón, que siguen siendo las fuentes de energía dominantes en la actualidad. Pero la Tierra tiene un suministro limitado de estos recursos. Recientemente, el uso de recursos renovables ha empezado a aumentar. Según la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, el 11% del consumo energético de Estados Unidos procedía de recursos renovables en 2017.

¿Es la energía nuclear renovable?

La tecnología para utilizar las fuerzas de la naturaleza para hacer un trabajo que satisfaga las necesidades humanas es tan antigua como el primer barco de vela. Pero la atención se desvió de las fuentes renovables a medida que la revolución industrial avanzaba sobre la base de la energía concentrada encerrada en los combustibles fósiles. A ello se sumó el creciente uso de la electricidad reticulada basada en los combustibles fósiles y la importancia de las fuentes de energía portátiles de alta densidad para el transporte: la era del petróleo.

  Energias renovables a distancia

A medida que aumentaba la demanda de electricidad, con un suministro que dependía en gran medida de los combustibles fósiles más algo de energía hidráulica y luego de energía nuclear, surgió la preocupación por las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que contribuían al posible calentamiento global. La atención volvió a centrarse en las enormes fuentes de energía que surgen a nuestro alrededor en la naturaleza: el sol, el viento y los mares en particular. Nunca se dudó de la magnitud de éstas, el reto fue siempre aprovecharlas para satisfacer la demanda de electricidad fiable y asequible.

Hoy en día, muchos países están muy avanzados en el cumplimiento de ese reto, al tiempo que prueban los límites prácticos de hacerlo a partir de la energía eólica y solar (energía renovable variable, ERV). La naturaleza relativamente diluida de la energía eólica y solar hace que su aprovechamiento sea muy intensivo en materiales, muchas veces más que el de las fuentes de energía densas.

Recursos renovables

Convertirse en el primer continente climáticamente neutro del mundo de aquí a 2050 es el objetivo que subyace al Pacto Verde Europeo (COM(2019) 640 final), el ambicioso paquete de medidas que debería permitir a los ciudadanos y a las empresas europeas beneficiarse de una transición verde sostenible.

El uso de las energías renovables tiene muchos beneficios potenciales, como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la diversificación de los suministros de energía y la reducción de la dependencia de los mercados de combustibles fósiles (en particular, el petróleo y el gas). El crecimiento de las fuentes de energía renovables también puede estimular el empleo en la UE, mediante la creación de puestos de trabajo en las nuevas tecnologías “verdes”.

  ¿Cuáles son las energías limpias más usadas?

Este artículo ofrece estadísticas recientes sobre la cuota de energía procedente de fuentes renovables en general y en tres sectores de consumo (electricidad, calefacción y refrigeración, y transporte) en la Unión Europea (UE). Las fuentes de energía renovables incluyen la energía eólica, la energía solar (térmica, fotovoltaica y concentrada), la energía hidráulica, la energía mareomotriz, la energía geotérmica, el calor ambiental captado por las bombas de calor, los biocombustibles y la parte renovable de los residuos.

Energía limpia

Los recursos renovables y no renovables son fuentes de energía que la sociedad humana utiliza para funcionar a diario. La diferencia entre estos dos tipos de recursos es que los renovables pueden reponerse de forma natural, mientras que los no renovables no. Esto significa que los recursos no renovables tienen un suministro limitado y no pueden utilizarse de forma sostenible.

Hay cuatro tipos principales de recursos no renovables: el petróleo, el gas natural, el carbón y la energía nuclear. El petróleo, el gas natural y el carbón se denominan colectivamente combustibles fósiles. Los combustibles fósiles se formaron en la Tierra a partir de plantas y animales muertos durante millones de años, de ahí el nombre de combustibles “fósiles”. Se encuentran en capas subterráneas de roca y sedimentos. La presión y el calor actuaron conjuntamente para transformar los restos de plantas y animales en crudo (también conocido como petróleo), carbón y gas natural.

Las plantas y los animales que se convirtieron en combustibles fósiles vivieron en una época llamada Período Carbonífero, hace unos 300 a 360 millones de años. La energía de los restos de plantas y animales procedía originalmente del sol; mediante el proceso de fotosíntesis, la energía solar se almacena en los tejidos de las plantas, que luego consumen los animales, añadiendo la energía a sus propios cuerpos. Cuando se queman los combustibles fósiles, se libera esta energía atrapada.

  Ingenieria energias renovables barcelona