Renovables

Canadá es un país rico en recursos con una combinación única de fuentes de energía. Aunque tenemos abundancia de petróleo y gas natural, no son las únicas fuentes de energía del país. Gran parte de la energía de Canadá se genera también a partir de la hidroelectricidad, el carbón, la energía nuclear y las instalaciones de recursos renovables para captar la energía eólica, solar y geotérmica.

Canadá es el tercer país del mundo con mayores reservas de petróleo. De los 168.000 millones de barriles de petróleo canadiense que pueden recuperarse económicamente con la tecnología actual, 162.500 millones de barriles se encuentran en las arenas petrolíferas.

En 2019, Canadá produjo 4,7 millones de barriles de petróleo al día (b/d), de los cuales el 94% procedía de zonas productoras del oeste de Canadá. Se espera que la producción total aumente a 5,8 millones de b/d en 2030. En 2019, Canadá exportó más de 3,7 millones de b/d a Estados Unidos -el 99% de las exportaciones de petróleo de Canadá van a Estados Unidos-, pero con un mejor acceso al mercado y a las infraestructuras (oleoductos), Canadá podría ganar cuota de mercado mundial, sustituyendo fuentes de petróleo de producción menos sostenible.

Futuras fuentes de energía

Las tres principales categorías de energía para la generación de electricidad son los combustibles fósiles (carbón, gas natural y petróleo), la energía nuclear y las fuentes de energía renovables. La mayor parte de la electricidad se genera con turbinas de vapor que utilizan combustibles fósiles, energía nuclear, biomasa, geotérmica y solar térmica. Otras tecnologías importantes de generación de electricidad son las turbinas de gas, las turbinas hidráulicas, las turbinas eólicas y la energía solar fotovoltaica.

  Fuente ininterrumpida de energia ups

El carbón fue la tercera fuente de energía más importante para la generación de electricidad en Estados Unidos en 2020, alrededor del 19%. Casi todas las centrales eléctricas de carbón utilizan turbinas de vapor. Unas pocas centrales de carbón convierten el carbón en gas para utilizarlo en una turbina de gas para generar electricidad.

El petróleo fue la fuente de menos del 1% de la generación de electricidad en Estados Unidos en 2020. El fuel-oil residual y el coque de petróleo se utilizan en las turbinas de vapor. El fuel-oil destilado se utiliza en los generadores de motores diesel. El fuel residual y los destilados también pueden quemarse en las turbinas de gas.

Las centrales hidroeléctricas produjeron alrededor del 7,3% del total de la generación de electricidad en Estados Unidos y alrededor del 37% de la generación de electricidad a partir de energías renovables en 2020.1 Las centrales hidroeléctricas utilizan agua corriente para hacer girar una turbina conectada a un generador.

Energía limpia

La energía hidroeléctrica, eólica, solar, de biomasa y geotérmica son fuentes de energía limpias e ilimitadas. Como energías renovables, desempeñan un papel preponderante en la transición energética. Es esencial promover su desarrollo para combatir el calentamiento global.

Se dice que la energía es renovable cuando procede de recursos renovables como el sol, el viento, el agua o la biomasa. La energía renovable no utiliza combustibles fósiles, carbón o gas, sino recursos naturales que pueden reponerse durante la vida del ser humano.

La energía nuclear es una energía descarbonizada y no contaminante. No emite gases de efecto invernadero a la atmósfera. Sin embargo, el uranio, el combustible utilizado en los reactores nucleares, es un recurso limitado. La energía nuclear es, por tanto, una energía limpia pero no renovable.

  Mapa conceptual energias renovables

A diferencia de la energía eólica o la solar, la energía nuclear no depende de los patrones meteorológicos ni del clima para generar energía y, por tanto, es probable que se mantenga durante un tiempo y ayude al Reino Unido a alcanzar sus objetivos de energía neta cero.

Los combustibles fósiles son la principal causa de las emisiones de CO2 en el Reino Unido. Por eso es esencial reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y limitar nuestras emisiones de gases de efecto invernadero apoyando el desarrollo de las energías renovables.

Energía solar

Hogares, fábricas, empresas y naciones: todos dependen de las fuentes de energía. Pero, ¿qué tipo de fuentes de energía utilizamos? ¿Cuánta energía consumimos? ¿Y qué podemos hacer para reducir nuestra huella ecológica?

Desde la revolución industrial, consumimos cada vez más. Primero, utilizamos sobre todo carbón y, con la calefacción, hicimos máquinas de vapor. La tendencia no cambió durante décadas y, sin embargo, seguimos utilizando principalmente fuentes no renovables. La demanda de fuentes de energía aumenta exponencialmente. Con la mayor demanda que no puede ser abastecida sólo con energía renovable, provocamos dos problemas:

¿Cuáles son las fuentes de energía no renovables? Los llamados combustibles fósiles se enfrentan a una disminución de su cantidad cada año, por lo que tenemos que utilizarlos de forma inteligente. Puedes ayudar a ahorrar energía en el trabajo y también en casa.

Con los paneles solares, podemos recoger la energía procedente del sol y utilizarla. La energía solar puede ser estacional, y hasta que no podamos almacenarla adecuadamente, hay muchas posibilidades de que no podamos cubrir nuestras necesidades energéticas sólo con la energía solar.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.