Usos de la energía en la sociedad

Los ordenadores son unos de los mayores consumidores de energía en los edificios de oficinas. Apaga tu monitor por la noche y deja de lado el salvapantallas. Los ordenadores actuales pueden encenderse y apagarse más de 40.000 veces. Optar por el apagado en lugar de utilizar un salvapantallas no afecta a la vida útil de tu ordenador. (EnergyStar). Así que ¡apaga!

Las bombillas LED son la opción de iluminación más eficiente desde el punto de vista energético. Las bombillas LED utilizan un 75% menos de electricidad que las bombillas incandescentes (Energy Star). Además, no contienen mercurio y duran unas 25 veces más que las bombillas incandescentes tradicionales (DoE).

Aparatos como televisores, microondas, escáneres e impresoras utilizan energía en espera, incluso cuando están apagados. Algunos cargadores siguen consumiendo pequeñas cantidades de energía, incluso cuando están enchufados (un buen indicador es que el cargador esté caliente al tacto). En Estados Unidos, la electricidad total consumida por los aparatos electrónicos en reposo equivale a la producción anual de 12 centrales eléctricas (EPA).

Para evitar pagar esta “energía vampiro”, utiliza una regleta para apagar todos los aparatos a la vez. Pulsar el interruptor de la regleta tiene el mismo efecto que desconectar cada enchufe de la pared, lo que evita la pérdida de energía fantasma.

Utilizar la energía características de la vida

En los hogares y en los edificios comerciales utilizamos la energía de forma similar. Mantenemos las habitaciones a una temperatura agradable, iluminamos nuestros espacios, calentamos el agua para bañarnos y lavar la ropa, y dependemos de ordenadores, fotocopiadoras, electrodomésticos y otras tecnologías. Así que quizá no sea sorprendente que en 2015 el 40% de toda la energía consumida en Estados Unidos se destinara a alimentar hogares y edificios comerciales.

  Energia nuclear de fusión es renovable

Dentro de esa categoría, la cantidad de energía dedicada a usos específicos ha cambiado durante los últimos 15 años, a menudo de forma drástica. Durante décadas, más de la mitad del uso de energía residencial se destinaba a la calefacción y refrigeración de espacios; en 1993, representaba casi el 60%. Pero los datos de la Administración de Información Energética de EE.UU. (EIA) muestran que en 2009 ese porcentaje había descendido al 48%. Y en el periodo de 1993 a 2009, la energía destinada a los electrodomésticos, la electrónica y la iluminación aumentó del 24% al 35%, debido a la proliferación de electrodomésticos, así como a la tendencia a utilizar televisores más grandes y otros aparatos.

Según la EIA, el consumo total de energía residencial ha variado entre 16,0 y 20,8 quads durante los últimos 30 años, aproximadamente una quinta parte del consumo total de energía de Estados Unidos de todas las fuentes (aproximadamente 98 quads en 2015). Sin embargo, durante el mismo periodo, la población estadounidense creció un 35,6%, mientras que el número de hogares creció aproximadamente un 40%. Y las viviendas estadounidenses construidas desde 1990 son de media un 27% más grandes que las construidas en décadas anteriores.

Uso de la energía por sectores

El hidrógeno y el CCUS (captura, uso y almacenamiento de carbono) desarrollarán nuevos modelos de negocio y oportunidades de mercado, proporcionando soluciones y servicios de descarbonización para ayudar a nuestros socios y clientes a alcanzar el cero neto.

Apoyándonos en nuestros negocios de bajas emisiones de carbono y en nuestras capacidades actuales, pretendemos captar una cuota del 10% de hidrógeno en los mercados principales para 2030. Para lograrlo, estamos accediendo a nuevos segmentos, como los sectores de la movilidad y la industria, incluida la descarbonización de nuestras propias refinerías.

  ¿Qué actividad económica es el turismo?

El CCUS está en el centro de nuestros planes para suministrar electricidad y energía con bajas emisiones de carbono, y para contribuir a nuestra ambición de cero emisiones. Mediante la combinación de la energía baja en carbono con el almacenamiento de CO2 como servicio, creemos que el CCUS puede desempeñar un papel clave para ayudar a las industrias difíciles de reducir a descarbonizar y a realizar la transición.

Uso de la energía

Hay muchas formas diferentes de reducir el uso de energía en el hogar y aumentar el ahorro de energía, desde simples ajustes de comportamiento hasta grandes mejoras en el hogar. Los dos motivos principales para conservar la energía son ahorrar en las facturas de los servicios públicos y proteger el medio ambiente. A continuación, le presentamos las diez formas más comunes de conservar la energía y ahorrar electricidad en su hogar, enumeradas desde los métodos más sencillos hasta los más intensos.¿Qué es la conservación de la energía?

En esencia, el ahorro de energía es la práctica de utilizar menos energía para reducir los costes y el impacto medioambiental. Esto puede significar utilizar menos electricidad, gas o cualquier otra forma de energía que reciba de su empresa de servicios públicos y por la que pague. Dado que los recursos energéticos disponibles en nuestro planeta son finitos, conservar activamente la energía siempre que sea posible es beneficioso para el individuo y para nuestros sistemas energéticos más amplios.15 formas de ahorrar energía y electricidad

1. Para reducir el consumo de energía en su hogar y aumentar el ahorro energético, no tiene por qué salir a comprar productos de bajo consumo. El ahorro de energía puede ser tan sencillo como apagar las luces o los electrodomésticos cuando no los necesite. También puede utilizar menos los electrodomésticos que consumen mucha energía realizando las tareas del hogar de forma manual, como colgar la ropa en lugar de meterla en la secadora o lavar los platos a mano.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.