Congelador de nevera

El termostato de un frigorífico es esencialmente el componente de control del sistema de refrigeración de un frigorífico. Suele tener el aspecto de un dial o, en los aparatos más modernos, de una lectura digital que indica a los propietarios lo frío que está el interior del aparato y permite subir y bajar esa temperatura. El termostato en sí no suele cambiar la temperatura, sino que transmite los parámetros ideales y deseados a otras partes del compresor y del sistema de refrigeración principal para lograr resultados uniformes y consistentes. En la mayoría de los casos, estos sistemas funcionan eliminando el calor de los compartimentos del frigorífico en lugar de enfriar el aire. El termostato actúa como regulador durante este proceso y juega un papel muy importante a la hora de activar el inicio o el fin del movimiento del aire.

Los termostatos suelen estar situados en el interior del frigorífico y tienen un mando o panel de control que permite a los usuarios ajustarlos. La mayoría de los aparatos más antiguos tienen un solo termostato para todo el aparato, pero algunos modelos más nuevos permiten realizar diferentes ajustes en distintas zonas: los usuarios pueden elegir mantener la cámara principal más fría que uno o más cajones, por ejemplo. Una vez que el usuario fija la temperatura deseada, el termostato la mantiene detectando las fluctuaciones internas y haciendo que el compresor se encienda o apague en respuesta a esos cambios. Cuando el frigorífico se ajusta adecuadamente a la temperatura designada, el termostato interrumpe el flujo de electricidad hacia el compresor, dejando de enfriar el aparato.

  Ayudas para energias renovables

Cómo se construye un frigorífico

¿Te has preguntado alguna vez cómo funciona tu frigorífico? Vea el vídeo o lea a continuación para conocer los fundamentos de la refrigeración, familiarizarse con los principales componentes de un frigorífico y descubrir lo que ocurre con el refrigerante a medida que se desplaza por el sistema del frigorífico.

Para mantener los alimentos frescos, es necesario mantener una temperatura baja en el entorno inmediato para reducir la tasa de reproducción de las bacterias dañinas. Un frigorífico funciona transfiriendo el calor del interior al exterior, por lo que se siente calor si se pone la mano en la parte trasera del frigorífico, cerca de los tubos metálicos; dentro de un rato descubrirás cómo funciona.

El compresor es el “corazón” del frigorífico. Hace circular el refrigerante por todo el sistema y añade presión a la parte caliente del circuito, y hace que el refrigerante se caliente. Es similar a cuando se bombea aire en el tubo de una bicicleta: se percibe un aumento de calor en la bomba mientras se comprime el aire.

El evaporador se encuentra en el interior de un frigorífico y es la parte que hace que se enfríen los artículos del frigorífico. A medida que el refrigerante pasa de líquido a gas por evaporación, enfría el área que lo rodea, produciendo el ambiente adecuado para almacenar los alimentos.

Refrigerador wiki

Un frigorífico es un sistema abierto que disipa el calor de un espacio cerrado a una zona más cálida, normalmente la cocina u otra habitación. Al disipar el calor de esta zona, su temperatura disminuye, lo que permite que los alimentos y otros artículos permanezcan a una temperatura fresca. Los frigoríficos parecen violar la Segunda Ley de la Termodinámica, pero la razón principal por la que no lo hacen es por el trabajo que se necesita como entrada al sistema. Son esencialmente bombas de calor, pero trabajan para enfriar una región en lugar de calentarla[2].

  Cuales son los principales fuentes de energia

Según la Segunda Ley de la Termodinámica, el calor siempre fluye espontáneamente de lo caliente a lo frío, y nunca al revés. Un frigorífico hace que el calor fluya de frío a caliente introduciendo trabajo, lo que enfría el espacio dentro del frigorífico. Para ello, sigue los siguientes pasos, que pueden visualizarse en cierto modo con ayuda de la Figura 1:[3]

con las variables que se muestran en la Figura 1. Esta ecuación muestra que un frigorífico debe expulsar más calor a la habitación del que extrae del interior. Esto tiene implicaciones importantes para saber si se puede enfriar una habitación dejando la puerta del frigorífico abierta o no[2].

Cómo funciona un frigorífico

El frigorífico es uno de los electrodomésticos más valiosos. Mantiene fríos los alimentos y las bebidas empujando un refrigerante líquido a través de un sistema sellado, lo que hace que se vaporice y extraiga el calor del frigorífico. A continuación, el refrigerante vaporizado pasa por unas bobinas situadas fuera del frigorífico (en la parte trasera o inferior). Esto calienta el vapor y lo convierte de nuevo en líquido.

Se trata de un invento que cambia la vida. Los frigoríficos nos permiten conservar fácilmente los alimentos, a diferencia de lo que ocurría antiguamente, cuando esto era una gran tarea. Ahora los alimentos que podrían estropearse en un par de horas en la encimera, duran un par de semanas en el frigorífico. Esto no sólo nos hace la vida más cómoda, sino que también nos ayuda a mantenernos sanos al reducir el riesgo de enfermedades alimentarias. Bajar la temperatura ralentiza considerablemente el crecimiento de las bacterias. Cuando algo se congela, el crecimiento de las bacterias se detiene por completo.

  Principales fuentes de energia de la segunda revolucion industrial

Pensar en el sudor cuando se habla de frigoríficos es un poco asqueroso, pero hagámoslo por un segundo. Cuando tienes calor, sudas. Este líquido (el sudor) se evapora y hace que la temperatura de tu cuerpo baje. Esto es básicamente lo mismo que ocurre con un frigorífico, salvo que cuando el líquido se evapora, ese vapor queda atrapado, y el ciclo de vaporización y vuelta a líquido continúa.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.