Capital natural y funciones de los ecosistemas explorando las bases ecológicas de la economía

Capital natural y funciones de los ecosistemas

Gomez-Baggethun, E. ; de Groot, R.S. / Capital natural y funciones de los ecosistemas: explorando las bases ecológicas de la economía. En: Ecosistemas. 2007 ; Vol. 16, No. 3.

Capital natural y funciones de los ecosistemas: explorando las bases ecológicas de la economía. / Gomez-Baggethun, E.; de Groot, R.S. En: Ecosistemas, Vol. 16, No. 3, 2007.Research output: Contribución a la revista ‘ Artículo ‘ Académico ‘ revisión por pares

TY – JOURT1 – Capital natural y funciones de los ecosistemas: explorando las bases ecológicas de la economía AU – Gomez-Baggethun, E.AU – de Groot, R.S.PY – 2007Y1 – 2007M3 – ArticleVL – 16JO – EcosistemasJF – EcosistemasSN – 1132-6344IS – 3ER –

Ejemplos de capital de los ecosistemas

El capital natural se refiere a la reserva global de recursos naturales (Guerry et al. 2015). Del capital natural, la sociedad humana recibe muchos beneficios insustituibles e importantes que se denominan servicios de los ecosistemas. Los seres humanos también pueden afectar negativamente a los servicios de los ecosistemas mediante cambios en el uso del suelo o la contaminación química (Mace et al. 2012). La relación entre las reservas de capital natural y los flujos de servicios ecosistémicos no es lineal y aún no se comprende del todo. Aunque están estrechamente relacionados, ambos conceptos son importantes de forma independiente para considerar las relaciones de la humanidad con la naturaleza, ya que el capital natural llama la atención sobre las existencias y los valores de los activos que se derivan de los sistemas naturales, mientras que los servicios ecosistémicos suelen considerarse flujos específicos de beneficios (Vira y Adams 2009).

  ¿Qué es un ecosistema Wikipedia?

La investigación sobre el capital natural no solo atraviesa diferentes disciplinas académicas, sino que el interés por el capital natural se ha extendido a las empresas y a los responsables políticos (Peiffer y Haustermann 2018). Por ejemplo, Unilever (una empresa transnacional de bienes de consumo) ha investigado sus impactos sobre el capital natural en el marco de la agenda de vida sostenible (Unilever 2018). El Plan Medioambiental de 25 años del Reino Unido ha hecho hincapié en la necesidad de adoptar un enfoque de capital natural (Defra 2018). La protección del capital natural requiere conocimientos de las ciencias naturales y sociales (Costanza y Kubiszewski 2012), así como el compromiso con los responsables de la toma de decisiones en los sectores público y privado.

El valor de los servicios de los ecosistemas y el capital natural del mundo

Turbera en Gales, que constituye la fuente oficial del río Severn. Las turberas sanas secuestran el carbono, retienen el agua, reduciendo así el riesgo de inundaciones, y suministran agua limpia mejor que los hábitats degradados.

Los servicios de los ecosistemas son los numerosos y variados beneficios que el medio ambiente natural y los ecosistemas sanos proporcionan a los seres humanos. Estos ecosistemas incluyen, por ejemplo, los agroecosistemas, los ecosistemas forestales, los ecosistemas de praderas y los ecosistemas acuáticos. Estos ecosistemas, que funcionan en una relación saludable, ofrecen cosas como la polinización natural de los cultivos, el aire limpio, la mitigación de los fenómenos meteorológicos extremos y el bienestar mental y físico de los seres humanos. En conjunto, estos beneficios se están conociendo como “servicios de los ecosistemas”, y suelen ser parte integrante del suministro de agua potable, la descomposición de los residuos y la resistencia y productividad de los ecosistemas alimentarios.

  Ecosistemas acuaticos estuarios

Aunque los científicos y los ecologistas llevan décadas hablando implícitamente de los servicios de los ecosistemas, la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio (EM) de principios de la década de 2000 popularizó este concepto[1]. En ella, los servicios de los ecosistemas se agrupan en cuatro grandes categorías: de aprovisionamiento, como la producción de alimentos y agua; de regulación, como el control del clima y las enfermedades; de apoyo, como los ciclos de nutrientes y la producción de oxígeno; y culturales, como los beneficios espirituales y recreativos. Para ayudar a los responsables de la toma de decisiones, se están valorando muchos servicios de los ecosistemas con el fin de establecer comparaciones equivalentes a las infraestructuras y servicios creados por el hombre.

Definición de capital de ecosistema

Rara vez pasa un día sin que aparezca una nueva publicación que ponga de relieve la importancia de la biodiversidad, los ecosistemas y el capital natural para las empresas, los responsables políticos y demás.    Esta proliferación de información sobre estos conceptos relacionados también ha ido acompañada de una proliferación de diferentes formas de utilizar estos términos.

medido, supervisado y comunicado.    Cuando estos términos se utilizan de forma imprecisa o intercambiable, resulta más difícil ponerse de acuerdo y construir los indicadores sólidos y útiles que necesitan los gobiernos y las empresas.

Parte de la confusión en la forma de referirse a estos términos se debe a la reciente introducción y popularización del término “capital natural” en estos discursos. A muchos les parece que este término representa simplemente un cambio de marca de los “servicios ecosistémicos” o la “biodiversidad” con el fin de hacer que estos conceptos suenen más relevantes para las empresas; sin embargo, en realidad hay una distinción bastante simple y clara entre cómo deben utilizarse los términos “servicios ecosistémicos” y “capital natural”.

  Ecosistemas del parque de doñana