Diferentes ecosistemas

Los ecosistemas se clasifican en muchos tipos y se clasifican en función de una serie de factores. Hablaremos de los principales tipos de ecosistemas e intentaremos comprender en qué se basan estas clasificaciones. También es esencial conocer los distintos factores que diferencian a los ecosistemas entre sí.

En general, los ecosistemas pueden clasificarse en dos clases: naturales y artificiales. Los ecosistemas artificiales son regiones naturales afectadas por las interferencias del hombre. Son lagos artificiales, embalses, municipios y ciudades. Los ecosistemas naturales se clasifican básicamente en dos grandes tipos. Son el ecosistema acuático y el ecosistema terrestre.

Los componentes abióticos consisten en el clima o los factores del clima como la temperatura, la luz, la humedad, las precipitaciones, los gases, el viento, el agua, el suelo, la salinidad, el sustrato, los minerales, la topografía y el hábitat. El flujo de energía y el ciclo del agua y los nutrientes son fundamentales para cada ecosistema de la Tierra. Los componentes no vivos preparan el escenario para el funcionamiento del ecosistema.

Ecosistema en un frasco

La diversidad de especies tiene dos componentes principales: la riqueza de especies (el número de especies en una comunidad local) y la composición de especies (la identidad de las especies presentes en una comunidad). Aunque la mayoría de las investigaciones sobre la relación entre la diversidad y la estabilidad de los ecosistemas se han centrado en la riqueza de especies, es la variación en la composición de las especies la que proporciona la base mecánica para explicar la relación entre la riqueza de especies y el funcionamiento del ecosistema. Las especies difieren entre sí en el uso de los recursos, la tolerancia ambiental y las interacciones con otras especies, de modo que la composición de las especies tiene una gran influencia en el funcionamiento y la estabilidad del ecosistema.

  Desierto frio ecosistemas

Los modelos teóricos sugieren que podría haber múltiples relaciones entre la diversidad y la estabilidad, dependiendo de cómo definamos la estabilidad (revisado por Ives & Carpenter 2007). La estabilidad puede definirse a nivel de ecosistema; por ejemplo, un ganadero podría estar interesado en la capacidad de un ecosistema de pastizales para mantener la producción primaria de forraje para el ganado a lo largo de varios años que pueden variar en su temperatura y precipitación medias. La figura 1 muestra cómo la presencia de múltiples especies en una comunidad vegetal puede estabilizar los procesos del ecosistema si las especies varían en sus respuestas a las fluctuaciones ambientales, de manera que el aumento de la abundancia de una especie puede compensar la disminución de la abundancia de otra. Las comunidades biológicamente diversas también tienen más probabilidades de contener especies que confieren resiliencia a ese ecosistema porque, a medida que una comunidad acumula especies, hay más posibilidades de que alguna de ellas tenga rasgos que le permitan adaptarse a un entorno cambiante. Esas especies podrían amortiguar el sistema contra la pérdida de otras especies. Los científicos han propuesto la hipótesis del seguro para explicar este fenómeno (Yachi y Loreau 1999). En esta situación, la identidad de las especies -y los rasgos particulares de las mismas- son la fuerza motriz que estabiliza el sistema, más que la riqueza de especies per se (véase la figura 2).

Modelo de negocio de los ecosistemas

Un ecosistema (o sistema ecológico) está formado por todos los organismos y el entorno físico con el que interactúan[2]: 458 Estos componentes bióticos y abióticos están vinculados entre sí a través de los ciclos de nutrientes y los flujos de energía. La energía entra en el sistema a través de la fotosíntesis y se incorpora al tejido vegetal. Al alimentarse de las plantas y entre sí, los animales desempeñan un papel importante en el movimiento de la materia y la energía a través del sistema. También influyen en la cantidad de biomasa vegetal y microbiana presente. Al descomponer la materia orgánica muerta, los descomponedores devuelven el carbono a la atmósfera y facilitan el ciclo de los nutrientes al convertir los nutrientes almacenados en la biomasa muerta en una forma que puede ser utilizada fácilmente por las plantas y los microbios.

  Ecosistemas de canarias fauna y flora

Los ecosistemas están controlados por factores externos e internos. Los factores externos, como el clima, el material parental que forma el suelo y la topografía, controlan la estructura general de un ecosistema, pero no están influidos por él. Los factores internos están controlados, por ejemplo, por la descomposición, la competencia de las raíces, el sombreado, las perturbaciones, la sucesión y los tipos de especies presentes. Mientras que las entradas de recursos suelen estar controladas por procesos externos, la disponibilidad de estos recursos dentro del ecosistema está controlada por factores internos. Por lo tanto, los factores internos no sólo controlan los procesos del ecosistema, sino que también son controlados por ellos.

Negocio de los ecosistemas

Hugo Beraldi-Campesi.Información adicionalIntereses concurrentesEl autor declara que no tiene intereses concurrentes.Archivos originales presentados por los autores para las imágenesA continuación se muestran los enlaces a los archivos originales presentados por los autores para las imágenes.Archivo original de los autores para la figura 1Archivo original de los autores para la figura 2Derechos y permisos

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la Licencia Internacional de Atribución 2.0 de Creative Commons (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original.

Ecol Process 2, 1 (2013). https://doi.org/10.1186/2192-1709-2-1Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.