Clasificación de los ecosistemas wikipedia

El criterio A distingue si la cubierta terrestre actual es con o sin cobertura vegetal, masas de agua dulce o ecosistemas dominados por el hombre (Tabla 1). Dentro de cada una de estas amplias categorías de cobertura/uso de la tierra, hicimos distinciones posteriores en nuestro marco (Tabla 1) utilizando criterios secundarios. Las unidades terrestres antropogénicas se separaron sobre la base del tipo de actividad humana que impulsa los intercambios de energía y materia (criterio B). Nuestro criterio B se refiere únicamente a los ecosistemas asociados a la cubierta terrestre antropogénica (Tabla 1), por lo que carecen de la mayor parte de la cubierta vegetal nativa histórica. También incluimos aquí los ecosistemas novedosos originados por el establecimiento masivo, espontáneo o deliberado, de especies exóticas, sin posibilidad de volver a la composición de especies y la estructura del ecosistema históricas originales sin una costosa intervención humana (Hobbs et al. 2006).

El criterio C comprende los humedales de agua dulce, según la saturación de agua del suelo (Tabla 1). Hemos reconocido dos tipos principales de ecosistemas de humedales (acuáticos y telmáticos), que representan las amplias categorías de humedales de aguas poco profundas y semiterrestres (Wheeler 1999; Wheeler y Proctor 2000). Por razones de simplicidad, hemos ignorado en esta clasificación las marismas, que se encuentran en la interfaz entre los entornos terrestres y marinos, pero podrían incorporarse fácilmente al sistema de clasificación utilizando categorías adicionales.

Clasificación de los servicios de los ecosistemas

ResumenAntecedentesEl estado de los ecosistemas influye en los servicios que prestan a los seres humanos. Por ello, la Unión Europea pretende evaluar y cartografiar las condiciones de los ecosistemas y los servicios ecosistémicos a nivel de la Unión y de los Estados miembros para aplicar medidas de mantenimiento o protección, en caso necesario.Este documento examina la relación entre las condiciones de los ecosistemas forestales y los servicios ecosistémicos a nivel nacional, utilizando Alemania como ejemplo. El objetivo es crear una metodología que permita a los usuarios comprender y predecir cómo podría cambiar la oferta potencial de los servicios ecosistémicos seleccionados a lo largo del tiempo bajo la influencia del cambio climático y la deposición atmosférica de nitrógeno, y que sea reproducible, a diferencia de los enfoques anteriores. Para ello, la metodología se operacionalizó de forma cuantitativa y basada en reglas.Métodos y resultadosLa multitud de tipos de ecosistemas forestales se agruparon en 78 clases según el grado de similitud de sus características ecológicas que influyen en el suministro de servicios ecosistémicos. Para ello, se tuvieron en cuenta las características ecoclimáticas, hidrológicas del suelo y de equilibrio de nutrientes, así como 12 capacidades potenciales de servicios ecosistémicos. Se cuantificaron tres servicios ecosistémicos potenciales para los representantes de las clases de tipos de ecosistemas. La metodología presentada permite una clasificación transparente y, por tanto, reproducible de los servicios ecosistémicos actuales y futuros.

  Como afecta las especies invasoras a los ecosistemas

Clasificación de los ecosistemas pdf

La clasificación ecológica o tipología ecológica es la clasificación de tierras o aguas en unidades geográficas que representan la variación de una o más características ecológicas. Los enfoques tradicionales se centran en la geología, la topografía, la biogeografía, los suelos, la vegetación, las condiciones climáticas, las especies vivas, los hábitats, los recursos hídricos y, en ocasiones, también en los factores antrópicos[1]. La mayoría de los enfoques persiguen la delimitación cartográfica o la regionalización de zonas distintas para la elaboración de mapas y la planificación[2].

Se han desarrollado diferentes enfoques de las clasificaciones ecológicas en las disciplinas terrestres, de agua dulce y marinas. Tradicionalmente, estos enfoques se han centrado en los componentes bióticos (clasificación de la vegetación), en los componentes abióticos (enfoques ambientales) o en los procesos ecológicos y evolutivos implícitos (enfoques biogeográficos). Las clasificaciones de ecosistemas son tipos específicos de clasificaciones ecológicas que tienen en cuenta los cuatro elementos de la definición de ecosistema: un componente biótico, un complejo abiótico, las interacciones entre ellos y dentro de ellos, y el espacio físico que ocupan (ecotopo)[1].

Cuadro de clasificación de los ecosistemas

Los ecosistemas se clasifican en muchos tipos y se clasifican en función de una serie de factores. Hablaremos de los principales tipos de ecosistemas e intentaremos comprender en qué se basan estas clasificaciones. También es esencial conocer los distintos factores que diferencian a los ecosistemas entre sí.

En general, los ecosistemas pueden clasificarse en dos clases: naturales y artificiales. Los ecosistemas artificiales son regiones naturales afectadas por las interferencias del hombre. Son lagos artificiales, embalses, municipios y ciudades. Los ecosistemas naturales se clasifican básicamente en dos grandes tipos. Son el ecosistema acuático y el ecosistema terrestre.

  Ecosistemas de canarias fauna y flora

Los componentes abióticos consisten en el clima o los factores del clima, como la temperatura, la luz, la humedad, las precipitaciones, los gases, el viento, el agua, el suelo, la salinidad, el sustrato, los minerales, la topografía y el hábitat. El flujo de energía y el ciclo del agua y los nutrientes son fundamentales para cada ecosistema de la Tierra. Los componentes no vivos preparan el escenario para el funcionamiento del ecosistema.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.