Consecuencias de la pérdida de biodiversidad

La diversidad biológica, o biodiversidad, es el término científico que designa la variedad de la vida en la Tierra. Se refiere no sólo a las especies, sino también a los ecosistemas y a las diferencias de genes dentro de una misma especie. En todo el planeta, las especies conviven y dependen unas de otras. Todos los seres vivos, incluido el hombre, participan en estas complejas redes de relaciones interdependientes, que se denominan ecosistemas.

Los ecosistemas sanos limpian el agua, purifican el aire, mantienen el suelo, regulan el clima, reciclan los nutrientes y nos proporcionan alimentos. Proporcionan materias primas y recursos para medicinas y otros fines. Están en la base de toda la civilización y sostienen nuestras economías. Es así de sencillo: no podríamos vivir sin estos “servicios ecosistémicos”. Son lo que llamamos nuestro capital natural.

La biodiversidad es el indicador clave de la salud de un ecosistema. Una gran variedad de especies soportará mejor las amenazas que un número limitado de ellas en grandes poblaciones. Incluso si algunas especies se ven afectadas por la contaminación, el cambio climático o las actividades humanas, el ecosistema en su conjunto puede adaptarse y sobrevivir. Pero la extinción de una especie puede tener repercusiones imprevistas, que a veces se traducen en la destrucción de ecosistemas enteros.

¿Por qué los seres humanos deben preocuparse por la pérdida de biodiversidad?

Este año, el Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio) hace un llamamiento a la acción urgente para proteger la biodiversidad. Nuestro planeta está perdiendo biodiversidad a un ritmo alarmante, con consecuencias potencialmente perjudiciales para la naturaleza y para nosotros mismos.

  Ejemplos de ecosistemas de montaña

Sin embargo, la pérdida de biodiversidad queda un poco relegada en la esfera política o en el debate público, y solo adquiere importancia periódicamente, como cuando los incendios destruyeron enormes franjas de la selva amazónica en agosto de 2019, o cuando murió el último rinoceronte blanco del norte. Sin embargo, la protección de la biodiversidad podría estar convirtiéndose en un problema aún más urgente que otros problemas globales acuciantes, como el cambio climático.

La biodiversidad abarca toda la vida en la Tierra, incluyendo plantas, animales, insectos, bacterias, corales, hongos, así como los ecosistemas en los que viven. Se refiere a todas las especies diferentes (actualmente 8-9 millones), así como al número de individuos dentro de una especie.

De vital importancia para la biodiversidad son los llamados puntos calientes de biodiversidad, las zonas de mayor diversidad biológica de la Tierra, como los Andes tropicales, los bosques guineanos y Madagascar. Pero la biodiversidad también puede encontrarse mucho más cerca de casa: en las reservas naturales, los parques e incluso en el jardín de casa.

1

La deforestación y la desertificación -causadas por las actividades humanas y el cambio climático- plantean grandes retos para el desarrollo sostenible y han afectado a la vida y los medios de subsistencia de millones de personas. Los bosques son de vital importancia para sostener la vida en la Tierra, y desempeñan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático. Y la inversión en la restauración de las tierras es fundamental para mejorar los medios de vida, reducir las vulnerabilidades y disminuir los riesgos para la economía.

La salud de nuestro planeta también desempeña un papel importante en la aparición de enfermedades zoonóticas, es decir, enfermedades transmisibles entre animales y humanos. A medida que seguimos invadiendo ecosistemas frágiles, hacemos que los seres humanos entren en contacto cada vez más con la vida silvestre, lo que permite que los patógenos de la vida silvestre pasen al ganado y a los seres humanos, aumentando el riesgo de aparición y amplificación de enfermedades.

  Ecosistemas acuaticos tiburon

15.2 Para 2020, promover la aplicación de la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, detener la deforestación, restaurar los bosques degradados y aumentar sustancialmente la forestación y reforestación a nivel mundial

Por qué es importante la biodiversidad

Los anteriores acuerdos internacionales para frenar la pérdida de biodiversidad llegan a su fin en 2020, y la mayoría de los objetivos no se han cumplido. Este Día de la Tierra, nos adentramos en el tema: la situación actual, lo que se está haciendo y las implicaciones para las empresas y los sistemas financieros.

La biodiversidad está en el punto de mira este año, ya que los acuerdos internacionales anteriores expiran, lo que hace que 2020 sea un año de evaluación y fijación de objetivos para políticos, legisladores y empresas. Por ello, este año celebramos el Día de la Tierra profundizando en la biodiversidad: la situación actual, lo que se está haciendo y cómo afecta a las empresas y los sistemas financieros.

La biodiversidad se refiere a la variedad de vida vegetal y animal en el mundo o en un hábitat específico, y es vital para el funcionamiento de nuestros ecosistemas y de la sociedad. Confiere una gran cantidad de beneficios, desde la protección de los recursos hídricos y la mejora de la fertilidad del suelo hasta la absorción de las emisiones de carbono y la estabilidad del clima. Las empresas dependen directa o indirectamente de estos servicios de los ecosistemas, por ejemplo, para la producción de materias primas y sus cadenas de suministro.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.