Cuáles son los principales ecosistemas

Un ecosistema (o sistema ecológico) está formado por todos los organismos y el entorno físico con el que interactúan[2]: 458 Estos componentes bióticos y abióticos están vinculados entre sí a través de los ciclos de nutrientes y los flujos de energía. La energía entra en el sistema a través de la fotosíntesis y se incorpora al tejido vegetal. Al alimentarse de las plantas y entre sí, los animales desempeñan un papel importante en el movimiento de la materia y la energía a través del sistema. También influyen en la cantidad de biomasa vegetal y microbiana presente. Al descomponer la materia orgánica muerta, los descomponedores devuelven el carbono a la atmósfera y facilitan el ciclo de los nutrientes al convertir los nutrientes almacenados en la biomasa muerta en una forma que puede ser utilizada fácilmente por las plantas y los microbios.

Los ecosistemas están controlados por factores externos e internos. Los factores externos, como el clima, el material parental que forma el suelo y la topografía, controlan la estructura general de un ecosistema, pero no están influidos por él. Los factores internos están controlados, por ejemplo, por la descomposición, la competencia de las raíces, el sombreado, las perturbaciones, la sucesión y los tipos de especies presentes. Mientras que las entradas de recursos suelen estar controladas por procesos externos, la disponibilidad de estos recursos dentro del ecosistema está controlada por factores internos. Por lo tanto, los factores internos no sólo controlan los procesos del ecosistema, sino que también son controlados por ellos.

Principales ecosistemas del mundo pdf

Resumen¿Cómo serían los ecosistemas actuales sin el impacto de la humanidad? Esta pregunta, que es fundamental para la gestión de los ecosistemas, ha quedado sin respuesta durante mucho tiempo debido a la falta de datos actuales de ecosistemas realmente inalterados. Utilizando técnicas de montañismo, accedimos a ecosistemas relictos prístinos en los Andes peruanos para proporcionar estos datos de referencia y los comparamos con el paisaje circundante accesible y perturbado. Demostramos que los ecosistemas naturales y el impacto humano en los altos Andes son radicalmente diferentes de las ideas preconcebidas. La vegetación de estos “mundos perdidos” estaba dominada por especies vegetales hasta ahora desconocidas para la ciencia que se han extinguido en los ecosistemas cercanos afectados por el hombre. Además, la vegetación natural presentaba una mayor biomasa vegetal, con un bosque potencialmente hasta diez veces mayor, pero una menor diversidad vegetal. Al contrario de lo que esperábamos, los suelos mostraron una degradación relativamente escasa cuando se compararon dentro de un mismo tipo de vegetación, pero difirieron principalmente entre los ecosistemas de bosque y de pradera. A nivel de paisaje, una supuesta reducción de los bosques a gran escala dio lugar a un paisaje de suelos actualmente más ácido y con mayor almacenamiento de carbono, lo que en parte atenúa la pérdida de carbono por la deforestación. Así pues, el impacto humano en los altos Andes tuvo efectos mixtos sobre la biodiversidad, mientras que los suelos y las reservas de carbono se habrían visto afectados principalmente de forma indirecta a través del cambio de vegetación a gran escala sugerido.

  Ecosistemas revista cientifica de ecologia y medio ambiente

Cuáles son los 7 principales ecosistemas

En 2018 y 2019, Europa central se vio afectada por dos veranos consecutivos extremadamente secos y calurosos (DH18 y DH19). El evento DH18 tuvo graves impactos en los ecosistemas y probablemente afectó a la actividad de la vegetación en el año siguiente, por ejemplo, mediante el agotamiento de las reservas de carbono o los daños causados por la sequía. Estos legados de la sequía y el estrés térmico pueden aumentar la susceptibilidad de la vegetación a otros peligros. Por lo tanto, los extremos temporalmente compuestos, como el DH18 y el DH19, pueden dar lugar a una amplificación de los impactos debido a los efectos precondicionantes de los legados de las perturbaciones pasadas.Aquí, evaluamos cómo estos dos veranos extremos consecutivos impactaron en los ecosistemas de Europa central y cómo las respuestas de la vegetación al primer evento compuesto (DH18) modularon los impactos del segundo (DH19).

Los veranos secos y calurosos extremos en Europa occidental y central se han vuelto más frecuentes en las últimas décadas (Coumou y Rahmstorf, 2012; Seneviratne et al., 2014), una tendencia que se espera que continúe a medida que aumenten las temperaturas medias globales (Barriopedro et al., 2011). Los extremos cálidos en Europa son promovidos por cambios en la circulación atmosférica (Coumou et al., 2015; Drouard et al., 2019) y amplificados por fuertes retroalimentaciones entre la superficie terrestre y la atmósfera, estando por tanto también asociados a graves sequías (Miralles et al.,  2014; Samaniego et al., 2018), es decir, eventos secos y cálidos compuestos (DH).En Europa, los eventos DH suelen tener fuertes impactos negativos en los ecosistemas, como la reducción de la productividad de los mismos (Ciais et al., 2005; Bastos et al., 2020b).

  Cuadernia los ecosistemas

Diferentes ecosistemas

A continuación se explican los métodos y resultados, incluidas las posibles causas de las deficiencias detectadas (geometría, tema). Los resultados del control de calidad del mapa de los ecosistemas terrestres seminaturales actuales de Alemania (cEsT, 1:500.000) se resumen en la Tabla 2, basándose en las normas del modelo de calidad de la DDGI [4].Tabla 2 Características cuantitativas de calidad del mapa de cEsT Alemania 1: 500.000Tabla de tamaño completo

con: S = precisión posicional absoluta; σ1 = desviación estándar del conjunto de datos de referencia (ATKIS).ResultadosTras la eliminación de los valores atípicos, el tamaño de la muestra asciende a n = 395. La prueba de Shapiro-Wilk no muestra signos de distribución normal a un nivel de significación de α = 0,05. La figura 2 muestra al menos una buena aproximación a la distribución normal.Fig. 2Histograma y gráfico QQ de las desviaciones medidas entre las geometrías ATKIS-DLM y cEsT (n = 395)Imagen a tamaño completo

Tabla 4 Cálculo de la distancia de Kullback entre el vector de estado del ecosistema (p1,…, pZ) del sitio de muestra LII-1605 (Großer Eisenberg) y el vector de referencia (pO1,…,pOR) del tipo de ecosistema C4-6d-B1 (Tabla 3)Tabla a tamaño completo

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.