Cómo conservar la biodiversidad

Los ecosistemas tienen muchas interacciones complejas entre miembros de diferentes especies. Estas interacciones suelen crear bucles de retroalimentación negativos, que mantienen el ecosistema aproximadamente en el mismo estado. Por ejemplo, si la población de un determinado tipo de planta empieza a crecer, entonces la población de un animal que se alimenta de esta planta también puede empezar a crecer, disminuyendo así la población de la planta. Los ecosistemas contienen muchas interacciones de este tipo. Estas interacciones son cruciales para entender la importancia de las especies individuales en la biodiversidad.

Supongamos que la especie animal descrita anteriormente se extingue, quizás a causa de la caza humana. Esto destruye el bucle de retroalimentación negativa. Cuando la población de plantas crece, no hay nada que le impida seguir creciendo. La planta puede entonces agotar los recursos que son cruciales para una especie diferente, que entonces comienza a extinguirse. Cuando esa especie se extingue, puede afectar a otras especies. De hecho, la eliminación de una sola especie puede tener enormes consecuencias para todas las demás especies del ecosistema, haciendo que todo el ecosistema pase a un estado completamente diferente. En otras palabras, la eliminación de una sola especie puede suponer una perturbación tan grande que supere la capacidad de recuperación del ecosistema. Pero esto no siempre ocurre. A veces, cuando se elimina una especie, el ecosistema no responde de forma tan dramática.

Qué es la biodiversidad y por qué es importante

La biología es el estudio de todos los organismos vivos (plantas, animales y microorganismos) y de cómo interactúan entre sí y con su entorno. Examina la estructura, clasificación, función, crecimiento, origen, evolución y distribución de todos los seres vivos.

  Ecosistemas que se dan en canarias

La biodiversidad, abreviatura de los términos “biológico” y “diversidad”, abarca la variedad de formas de vida que se encuentran en todas las escalas de la organización biológica, desde los genes hasta las especies y los ecosistemas. La mayor biodiversidad se encuentra en las regiones tropicales del mundo, sobre todo en las selvas tropicales y los arrecifes de coral. La biodiversidad aumenta por el cambio genético y los procesos evolutivos y se reduce por la destrucción del hábitat, la disminución de la población y la extinción. Cada vez se reconoce más que el nivel de biodiversidad es un factor importante que influye en la resistencia de los ecosistemas a las perturbaciones.

La biodiversidad es un término complejo que incluye no sólo la variedad de animales diferentes (diversidad de especies) sino también la diferencia entre animales de la misma especie (diversidad genética) y entre ecosistemas (diversidad de ecosistemas).

Servicio ecosistémico de la biodiversidad

Un muestreo de hongos recogido durante el verano de 2008 en los bosques mixtos del norte de Saskatchewan, cerca de LaRonge, es un ejemplo sobre la diversidad de especies de hongos. En esta foto, también hay líquenes y musgos de hoja.

La biodiversidad es la variedad y variabilidad biológica de la vida en la Tierra. La biodiversidad es una medida de la variación a nivel genético, de especies y de ecosistemas[1] La biodiversidad terrestre suele ser mayor cerca del ecuador,[2] lo cual es el resultado del clima cálido y de la alta productividad primaria[3] La biodiversidad no está distribuida de forma uniforme en la Tierra, y es más rica en los trópicos[4] Estos ecosistemas forestales tropicales cubren menos del diez por ciento de la superficie terrestre, y contienen alrededor del noventa por ciento de las especies del mundo. [La biodiversidad marina suele ser mayor a lo largo de las costas del Pacífico occidental, donde la temperatura de la superficie del mar es más alta, y en la franja latitudinal media de todos los océanos[6] Hay gradientes latitudinales en la diversidad de especies[6] La biodiversidad tiende generalmente a agruparse en puntos calientes[7] y ha ido aumentando a lo largo del tiempo[8][9], pero es probable que se ralentice en el futuro como resultado principal de la deforestación[10] Abarca los procesos evolutivos, ecológicos y culturales que sostienen la vida.

  Donde estan los ecosistemas

Por qué son importantes los ecosistemas

La biodiversidad es una medida del número de tipos diferentes de organismos que se encuentran en un ecosistema. Cuanto mayor sea la biodiversidad, significa que el ecosistema puede sostener (mantener) muchos tipos diferentes de productores, consumidores y descomponedores. Por lo general, esto significa que la zona es saludable. Por ejemplo, las selvas tropicales tienen muchos tipos diferentes de árboles, helechos, flores, pájaros, insectos y mamíferos, por lo que es uno de los ecosistemas más productivos y saludables.

En general, una mayor diversidad de especies (diversidad alfa) conduce a una mayor estabilidad del ecosistema. Esto se denomina “hipótesis de la diversidad-estabilidad”. Un ecosistema que tiene un mayor número de especies tiene más probabilidades de resistir una perturbación que un ecosistema del mismo tamaño con un menor número de especies. Puede leer más sobre la diversidad y la estabilidad de los ecosistemas aquí.

Sin embargo, la realidad es que la biodiversidad no tiene siempre el mismo papel en todos los ecosistemas y en todo momento. Esta relación es muy compleja y se ve afectada por los seres humanos, la sucesión ecológica, la latitud y un sinfín de otros factores.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.