Ecosistemas islas atlanticas

David LaHuta en ISLANDER

Cuatro islas o grupos de islas muy distintos que se extienden por el océano Atlántico Sur, Santa Elena, la isla de Ascensión, Tristán da Cunha y las islas Malvinas, abarcan una serie de sistemas climáticos y albergan ecosistemas diferentes. Debido a la vulnerabilidad de estas comunidades insulares ante las especies invasoras, el cambio climático y el desarrollo, es necesario adoptar más medidas para garantizar la sostenibilidad futura de sus ecosistemas.

Ascensión, la más pequeña de las islas, es inusual por tener un sistema subtropical de alta abundancia/baja diversidad. Caracterizada generalmente por la falta de vegetación en sus regiones más bajas, la mayor parte de la flora que se puede encontrar allí fue introducida por el hombre en un intento de alterar el clima de la isla. En el punto más alto de la isla (859 m), el Parque Nacional de la Montaña Verde es único por ser un ecosistema creado casi exclusivamente por el hombre que contiene especies que no coexisten de forma natural.

Aproximadamente a 1.125 km al sureste de Ascensión, Santa Elena tiene un paisaje diverso con siete zonas ecológicas que vienen determinadas por la elevación y las precipitaciones. El paisaje va desde el semidesierto en las zonas bajas hasta un pequeño “bosque nuboso” en las cumbres más altas.

Expediciones a la Tierra: Sobrevuelo de la isla Sable durante NAAMES

Aunque son muchas las islas que se encuentran en aguas del Atlántico, esta entrada se centrará sólo en algunas de las más significativas para ilustrar una variedad de hábitats insulares de los hemisferios norte y sur (Fig. 1). A excepción de las Islas Feroe, Azores, Canarias, Bermudas, Ascensión, Gough y las islas del Arco de Scotia, se sabe relativamente poco sobre la ecología costera de la mayoría de las islas dispersas en el Atlántico. Cuando se disponga de ellos, se presentarán datos sobre la biodiversidad general, las zonas intermareales y submareales y la variación estacional del plancton, junto con algunos aspectos de la ecología terrestre relevantes para la costa y típicos de las islas.

  Que ocurre si el hombre altera el equilibrio de los ecosistemas

Los lagartos como dispersores de semillas en ecosistemas insulares

Los ejemplos de especiación simpática en la naturaleza son raros y muy debatidos. Describimos la especiación paralela de pinzones en dos pequeñas islas del archipiélago de Tristán da Cunha, en el Océano Atlántico Sur. Los pinzones Nesospiza son un ejemplo clásico de radiación adaptativa simple, con dos especies en cada isla: un generalista dietético de pico pequeño abundante y un especialista de pico grande escaso. Su diversidad morfológica coincide estrechamente con el espectro disponible de tamaños de semillas, y las pruebas genéticas sugieren que evolucionaron independientemente en cada isla. La especiación es completa en la isla más pequeña, donde hay un único hábitat con una abundancia de tamaño de semillas fuertemente bimodal, pero es incompleta en la isla más grande, donde una mayor diversidad de hábitats ha dado lugar a tres linajes. Nuestro estudio sugiere que los escribanos han sufrido una especiación ecológica paralela.

El aumento del nivel del mar y el destino de los ecosistemas costeros

Me encontraba en la cima de un volcán extinto en el centro de una de las islas más remotas del planeta: La isla de la Ascensión, en el Atlántico Sur tropical. A medio camino entre Brasil y África, Ascensión está a mil millas de la mancha de tierra más cercana. Debajo de mí había un áspero paisaje lunar sin árboles, de clinker volcánico, que se estaba cociendo al sol. Pero en el aire fresco de la montaña, a 800 metros de altura, estaba rodeado de una vegetación exuberante y una ligera niebla de una nube que se posaba sobre la cima.

  Ecosistemas terrestres desiertos

La llaman Montaña Verde. Pero el verdor es nuevo. Mi guía, el responsable de desarrollo de la conservación de la isla, Stedson Stroud, miró a nuestro alrededor y sonrió. “Nada de lo que se ve aquí es autóctono”, dijo. “Salvo algunos helechos, todo ha sido introducido en los últimos 200 años”.

CONTRAPUNTO: Una opinión discrepante Los ecologistas Daniel Simberloff, de la Universidad de Tennessee, y Donald Strong, de la Universidad de California, Davis, han escrito una valoración crítica del análisis de Fred Pearce sobre lo ocurrido en la isla de la Ascensión. Lea su crítica.  LEER MÁS