1

Andalucía (UK: /ˌændəˈluːsiə, -ziə/, US: /-ʒ(i)ə, -ʃ(i)ə/;[5][6][7] Español: Andalucía [andaluˈθi.a]) es la comunidad autónoma más meridional de la España peninsular. Es la más poblada y la segunda comunidad autónoma más grande del país. Está reconocida oficialmente como “nacionalidad histórica”[8] El territorio está dividido en ocho provincias: Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla. Su capital es Sevilla. La sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía se encuentra en la ciudad de Granada.

Andalucía está situada en el sur de la Península Ibérica, en el suroeste de Europa, inmediatamente al sur de las comunidades autónomas de Extremadura y Castilla-La Mancha; al oeste de la comunidad autónoma de Murcia y el mar Mediterráneo; al este de Portugal y el océano Atlántico; y al norte del mar Mediterráneo y el estrecho de Gibraltar. Andalucía es la única región europea con costas tanto mediterráneas como atlánticas. El pequeño territorio británico de ultramar de Gibraltar comparte una frontera terrestre de 1,2 kilómetros (3⁄4 mi) con la parte andaluza de la provincia de Cádiz en el extremo oriental del Estrecho de Gibraltar.

Ecosistemas terrestres de andalucia 2022

Plan transversal y transversal establecido como plan director para todas las Consejerías de la Administración andaluza con competencias en áreas que afectan a la conectividad ecológica. Se analiza el territorio andaluz en relación con la legislación, instrumentos y planes ambientales que pueden afectar a la conectividad ecológica, los espacios naturales protegidos, las especies amenazadas, los usos del suelo y la relación entre la conectividad ecológica y los servicios ecosistémicos, entre otros aspectos.

  ¿Cuáles son los 6 ecosistemas?

Se calcula un índice de conectividad ecológica terrestre para toda la comunidad autónoma, se definen ejes estratégicos para la conectividad y se zonifica Andalucía en varios tipos de áreas según su funcionalidad para la conectividad ecológica. Para cada zona se realizan propuestas de mejora de la conectividad

Ecosistemas terrestres de andalucia 2021

El diagnóstico de sensibilidad a la degradación y desertificación (evaluación y seguimiento multitemporal de la desertificación en Andalucía a través de un Sistema de Información Geográfica dentro del proyecto DESERTNET II) se ha realizado según la metodología MEDALUS (Kosmas et al. , 1999) que permite identificar las zonas vulnerables o sensibles a la desertificación mediante la aplicación de indicadores biofísicos y socioeconómicos. El proyecto DESERTNET II se centra en temas relacionados con el estudio, el seguimiento y la gestión sostenible de las zonas de sequía de la cuenca mediterránea, en particular en relación con el impacto de las políticas agrícolas y las actividades pastorales. El estudio se basa en la aplicación de cuatro índices de calidad de factores directamente relacionados con la desertificación: suelo, clima, vegetación y gestión del territorio. Un análisis de los principales parámetros o indicadores que marcan su sensibilidad a la degradación.

Los resultados obtenidos de la aplicación de este método permiten estimar la fragilidad de los territorios en relación con este problema y definir las áreas potencialmente susceptibles de desarrollarse o que actualmente están experimentando procesos asociados a la desertificación y así poder definir políticas para evitar o reducir el impacto de la misma.

Ecosistemas terrestres de andalucia en línea

El lunes 28 de septiembre de 2020, el Centro Ibérico de Investigación y Lucha contra Incendios Forestales (CILIFO) ha celebrado el segundo evento paralelo del Proyecto CILIFO en el marco de la #EUGreenWeek en colaboración con GoHub, el hub de innovación abierta de Global Omnium.

  ¿Qué es un ecosistema y cuáles son sus características?

El encargado de inaugurar el evento fue Juan Sánchez Ruiz, director del Centro Operativo Regional (INFOCA) de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible (Junta de Andalucía). Destacó la importancia del refuerzo de las infraestructuras utilizadas conjuntamente para la lucha contra los incendios forestales.

El acto se cerró con la intervención de Alejandro García Hernández, subdirector del COR, del Plan INFOCA (Dirección General de Gestión Ambiental y Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía), que presentó el proyecto FIREPOCTEP. Por otro lado, Gustavo Viera Ruiz, de GESPLAN, habló de los casos de éxito en la gestión de incendios forestales.

El objetivo es abordar los ODS 6, 13 y 15 de la ONU para innovar en la adopción de medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, así como para proteger, restaurar y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar de forma sostenible los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de los suelos y frenar la pérdida de biodiversidad. Además, es necesario garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua para luchar contra el cambio climático.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.