Ecosistema en un frasco

“Los Estados miembros de la sesión plenaria de IPBES han reconocido ahora que, por su propia naturaleza, el cambio transformador puede contar con la oposición de quienes tienen intereses creados en el statu quo, pero también que esa oposición puede superarse en aras del bien público general”, dijo Watson.

El Informe de Evaluación Global de la Biodiversidad y los Servicios de los Ecosistemas de la IPBES es el más completo jamás realizado. Es el primer informe intergubernamental de este tipo y se basa en la histórica Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de 2005, introduciendo formas innovadoras de evaluar las pruebas.

La biodiversidad y las contribuciones de la naturaleza a las personas son nuestro patrimonio común y la “red de seguridad” más importante de la humanidad. Pero nuestra red de seguridad se ha estirado casi hasta el punto de ruptura”, dijo la profesora Sandra Díaz (Argentina), que copresidió la Evaluación con el profesor Josef Settele (Alemania) y el profesor Eduardo S. Brondízio (Brasil y EE.UU.).

“Los ecosistemas, las especies, las poblaciones silvestres, las variedades locales y las razas de plantas y animales domésticos se están reduciendo, deteriorando o desapareciendo. La red esencial e interconectada de la vida en la Tierra es cada vez más pequeña y está cada vez más deshilachada”, dijo el profesor Settele. “Esta pérdida es un resultado directo de la actividad humana y constituye una amenaza directa para el bienestar humano en todas las regiones del mundo”.

Diferentes ecosistemas

La diversidad biológica, a menudo abreviada como biodiversidad, es la variación de la vida en todos los niveles de la organización biológica, refiriéndose no sólo a la suma total de formas de vida en un área, sino también a la gama de diferencias entre esas formas. La biodiversidad abarca desde la diversidad genética de una sola población hasta la variedad de ecosistemas en todo el mundo.

  Temperatura en los ecosistemas de agua dulce

Una mayor biodiversidad en los ecosistemas, las especies y los individuos conduce a una mayor estabilidad. Por ejemplo, las especies con una gran diversidad genética y muchas poblaciones adaptadas a una gran variedad de condiciones tienen más probabilidades de resistir las perturbaciones, las enfermedades y el cambio climático. Una mayor biodiversidad también nos enriquece con más variedades de alimentos y medicinas.

La medición de la biodiversidad es compleja y tiene un aspecto cualitativo y otro cuantitativo. Si una especie es genéticamente única -si, por ejemplo, se encuentra en un brazo remoto del árbol evolutivo, como el peculiar ornitorrinco- su valor de biodiversidad es mayor que el de una especie agrupada con muchas especies similares, porque conserva una parte única de la historia evolutiva del planeta. Esto significa que la biodiversidad no puede definirse simplemente como el total agregado de genes, especies o hábitats, sino que debe entenderse también como una medida de la variedad de sus diferencias.

Ecosistema Británico

La llanura del Serengeti, en África oriental, es una de las grandes tierras salvajes del mundo, repleta de leones, leopardos y ñus migratorios. Pero, ¿está ecológicamente intacta, es un raro fragmento de la tierra no alterado por la mano de la humanidad? ¿O es, como sostienen muchos investigadores, un paisaje creado por el hombre, alimentado por generaciones de pastores maasai?

¿Y debería importarnos? En el Antropoceno, ¿la conservación debe consistir en proteger las especies emblemáticas, la integridad ecológica, la capacidad de recuperación de la naturaleza o la custodia humana de los paisajes, ya sea en el Serengeti o en otros famosos paisajes salvajes como las selvas tropicales de la cuenca del Congo o las vastas tundras de Siberia y Canadá?

  Ecosistemas del mediterraneo

Estas cuestiones se abordan en tres nuevos trabajos de investigación, todos ellos publicados este mes, que llegan a conclusiones muy diferentes sobre la naturaleza que tenemos, cómo conservarla y la mejor manera de cumplir el llamamiento de la ONU para hacer de la década de 2020 un decenio de la restauración de los ecosistemas.

La cuestión de cuáles son las tierras silvestres del mundo realmente prístinas lleva mucho tiempo preocupando a los ecologistas. Las estimaciones convencionales sitúan la cantidad de tierras silvestres “intactas” en la superficie terrestre del planeta fuera de la Antártida entre el 20% y el 40%. Pero Andrew Plumptre, que dirige la Secretaría de Áreas Clave para la Biodiversidad, una coalición de ONG, en Cambridge (Inglaterra), afirma que se trata de una suposición falsa. Se basa en evaluaciones por satélite del impacto humano que prestan poca atención a las especies que hay abajo.

Estructura del ecosistema

Las estrategias de conservación actuales están orientadas a la conservación de las especies, sin tener como objetivo explícito el mantenimiento de las funciones de los ecosistemas. En un mundo físicamente muy conectado, la reubicación involuntaria de la vida terrestre, marina y microbiana es, por tanto, inevitable y ha sido parte integral de la evolución humana durante miles de años. Aquí cuestionamos la percepción por defecto, a menudo compartida por los ecologistas de la conservación, de que preservar las especies autóctonas a toda costa y reducir el número de especies exóticas y su abundancia es el único camino para el éxito de la conservación y la restauración. Aunque esta estrategia es valiosa en los casos en los que las especies exóticas perturban la función ecológica, hay ejemplos en los que las especies exóticas tienen rasgos funcionales similares a los de las especies autóctonas amenazadas o extinguidas y, de hecho, pueden ayudar a mantener la función general o específica de un ecosistema. En la carrera por hacer frente al cambio medioambiental global, sostenemos que la función y los servicios de los ecosistemas deben considerarse no sólo desde el punto de vista taxonómico, sino también, y cada vez más, desde el funcional, basado en los rasgos.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.