Ejemplos de ecosistemas modificados por el hombre

Cada uno de nosotros se sostiene gracias a varios tipos de recursos naturales, como los alimentos, los materiales y la energía que se cosechan o se extraen del medio ambiente. Nuestra necesidad de esos recursos es absoluta: no podemos sobrevivir sin ellos. Además, lo mismo ocurre con todas las demás especies: cada organismo es un componente de un ecosistema que proporciona los medios de subsistencia.

En conjunto, las necesidades y actividades de las personas conforman una economía humana. Esa economía funciona a varias escalas, desde una persona individual, pasando por una familia, hasta comunidades como pueblos y ciudades, estados-nación (como Canadá) y, finalmente, la empresa humana global. Aunque la economía mundial mantiene a un número enorme (y en rápido crecimiento) de personas, también está causando muchos daños al medio ambiente. Los daños más importantes son el agotamiento de los recursos naturales vitales, los diversos tipos de contaminación (incluido el cambio climático) y la destrucción generalizada de los hábitats naturales hasta el punto de que la supervivencia de muchos de los ecosistemas naturales y las especies de la Tierra están en grave peligro.

Ejemplos de ecosistemas humanos

IntroducciónLas evaluaciones de los ecosistemas ofrecen la oportunidad de conocer las contribuciones de la naturaleza (conocidas como servicios de los ecosistemas) al bienestar humano (es decir, las contribuciones obtenidas de estos servicios de los ecosistemas) [1]-[4]. Estas evaluaciones han revelado nuevas posibilidades para analizar los complejos efectos de las decisiones políticas y las acciones humanas sobre la estructura y los procesos de los ecosistemas, los servicios que prestan y sus consecuencias sobre el bienestar humano [5], [6]. De hecho, desde la finalización de la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio a nivel mundial [7], muchos otros estudios han adaptado su marco conceptual a una escala regional, nacional o subnacional utilizando indicadores de series temporales a largo plazo [8], [9]. Dado que los estudios de evaluación de los ecosistemas pretenden, en última instancia, analizar los efectos de los ecosistemas y la biodiversidad en el bienestar humano, es necesario comprender las interrelaciones de todos los componentes ecológicos y sociales para definir las opciones de respuesta adecuadas a diferentes escalas [10].

  Eficiencia energetica de los ecosistemas

A escala nacional, la mayoría de las evaluaciones realizadas se han centrado en explicar la relación entre el estado de los servicios de sus ecosistemas y las causas directas (es decir, las presiones) de la degradación. En muchos casos, otros componentes, como los impulsores indirectos del cambio, se han excluido empíricamente del análisis porque sus relaciones con los servicios ecosistémicos no son evidentes, y a menudo no existen datos de series temporales a la escala de la evaluación [11]. Por lo tanto, para analizar las intrincadas asociaciones entre los componentes ecológicos y sociales, se necesita una metodología sistemática y coherente que utilice indicadores de procesos sociales y ecológicos [12].

Servicios del ecosistema

Mulan HsiaoLan, asistente de investigación en el Laboratorio de Sistemas Urbanos, recoge datos de la cobertura porcentual herbácea en el Parque de la Bahía de Pelham, en la ciudad de Nueva York, para hacer un seguimiento de las respuestas de las plantas autóctonas y no autóctonas a la plantación y gestión de los árboles para el Estudio de Forestación del Millón de Árboles de Nueva York, que comenzó en 2009 y está en curso con 36 parcelas permanentes establecidas en los parques de la ciudad. Fotografía: Matthew Sussman, The New School.

El artículo “100 artículos que todo ecologista debe leer” es exactamente el tipo de síntesis que habríamos agradecido en la escuela de posgrado y que habría generado una lista de “lectura obligatoria” para los nuevos investigadores en ecología.    Sin embargo, si el campo de la ecología acepta esta lista como el canon fundamental de lo que todo ecólogo debe leer, entonces los futuros ecólogos se verán perjudicados. La revisión y los 100 artículos incluidos en la lista representan una visión estrecha de lo que es la ecología y de lo que un ecólogo “necesita” saber.

  Ilustraciones de ecosistemas

Por ejemplo, el campo de la ecología urbana no se ha abordado en absoluto en este artículo, ni siquiera en la discusión sobre la representación de los diferentes campos de la ecología. Del mismo modo, la investigación de los sistemas socio-ecológicos, un área de estudio que ha hecho importantes avances en la forma de pensar, estudiar y gestionar los ecosistemas en contextos socio-ecológicos urbanizados y dominados por el hombre en todo el mundo, no está representada.

La biodiversidad es importante porque

Este libro, producto de la cuarta Conferencia Cary, demuestra ampliamente la consecución de uno de los principales objetivos de todas las Conferencias Cary. Es decir, las Conferencias Cary fueron concebidas para proporcionar un foro de discusión exhaustiva de los principales temas ecológicos desde perspectivas más filosóficas y amplias. El Instituto de Estudios Ecosistémicos se enorgullece de poner a disposición su personal y sus instalaciones cada dos años con el fin de iniciar y fomentar estos importantes debates. Por un lado, la influencia del ser humano en los ecosistemas puede ser bastante evidente, como cuando se tala un bosque. Por otro, los seres humanos viven dentro y entre los ecosistemas, pero los ecólogos han evitado en gran medida realizar análisis detallados y rigurosos de los efectos más sutiles que generan las actividades humanas. De hecho, la mayoría de los ecologistas han buscado zonas más bien prístinas o remotas para su estudio, en lugar de las que incluyen seres humanos. Este libro reúne una estimulante mezcla de disciplinas para poner de relieve y evaluar estos problemas, así como las oportunidades de incluir a los humanos como componentes integrales en los estudios de los ecosistemas “naturales”. Se ha entablado un diálogo apasionante. Esperemos que este libro transmita parte del entusiasmo y los retos que se generaron en esta Conferencia de Cary.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.