Principales servicios que nos aportan los ecosistemas

Evaluación de los ecosistemas del milenio

Los servicios de los ecosistemas se definen comúnmente como los beneficios que las personas obtienen de los ecosistemas. La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio -una evaluación cuatrienal de las Naciones Unidas sobre el estado y las tendencias de los ecosistemas del mundo- clasifica los servicios de los ecosistemas como:

A medida que aumentan la población, los ingresos y los niveles de consumo, los seres humanos ejercen una presión cada vez mayor sobre el medio ambiente natural para obtener estos beneficios. La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de 2005, elaborada por un grupo de más de 1.300 expertos internacionales, concluyó que el 60% de los servicios de los ecosistemas evaluados a nivel mundial están degradados o se utilizan de forma insostenible. El 70% de los servicios de regulación y culturales evaluados en la evaluación están en declive. Los científicos de la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio predijeron que la degradación de los ecosistemas podría agravarse considerablemente en la primera mitad del siglo XXI, con importantes consecuencias para el bienestar humano.

Las normativas, las adquisiciones de tierras, las servidumbres de conservación y los incentivos fiscales son algunos de los enfoques de conservación que pretenden proteger y conservar los bosques y pastizales del país. En la última década, los avances en la gestión forestal sostenible y la certificación forestal han complementado los objetivos de conservación. Sin embargo, los programas tradicionales de conservación pueden no ser suficientes para salvaguardar los paisajes naturales y la biodiversidad, y los mercados tradicionales pueden no proporcionar a los propietarios de tierras un incentivo económico suficiente para poseer y gestionar de forma sostenible los terrenos forestales. Para invertir la pérdida y la degradación de los servicios de los ecosistemas, las motivaciones económicas y financieras deben incluir un objetivo de conservación, y el valor de los servicios de los ecosistemas debe incorporarse a cualquier toma de decisiones.

  ¿Qué es un ecosistema y sus elementos?

Regulación de los servicios de los ecosistemas

Los servicios de los ecosistemas se definen comúnmente como los beneficios que las personas obtienen de los ecosistemas. La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio -una evaluación cuatrienal de las Naciones Unidas sobre el estado y las tendencias de los ecosistemas del mundo- clasifica los servicios de los ecosistemas como:

A medida que aumentan la población, los ingresos y los niveles de consumo, los seres humanos ejercen una presión cada vez mayor sobre el medio ambiente natural para obtener estos beneficios. La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de 2005, elaborada por un grupo de más de 1.300 expertos internacionales, concluyó que el 60% de los servicios de los ecosistemas evaluados a nivel mundial están degradados o se utilizan de forma insostenible. El 70% de los servicios de regulación y culturales evaluados en la evaluación están en declive. Los científicos de la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio predijeron que la degradación de los ecosistemas podría agravarse considerablemente en la primera mitad del siglo XXI, con importantes consecuencias para el bienestar humano.

Las normativas, las adquisiciones de tierras, las servidumbres de conservación y los incentivos fiscales son algunos de los enfoques de conservación que pretenden proteger y conservar los bosques y pastizales del país. En la última década, los avances en la gestión forestal sostenible y la certificación forestal han complementado los objetivos de conservación. Sin embargo, los programas tradicionales de conservación pueden no ser suficientes para salvaguardar los paisajes naturales y la biodiversidad, y los mercados tradicionales pueden no proporcionar a los propietarios de tierras un incentivo económico suficiente para poseer y gestionar de forma sostenible los terrenos forestales. Para invertir la pérdida y la degradación de los servicios de los ecosistemas, las motivaciones económicas y financieras deben incluir un objetivo de conservación, y el valor de los servicios de los ecosistemas debe incorporarse a cualquier toma de decisiones.

  Gestión cinegética en los ecosistemas mediterráneos

Biodiversidad y servicios de los ecosistemas

Los seres humanos dependen en gran medida de los bienes proporcionados por los ecosistemas naturales y gestionados. Estos bienes y otros beneficios que los ecosistemas proporcionan a la humanidad se denominan colectivamente servicios de los ecosistemas. Las actividades antropogénicas afectan a la diversidad de los organismos que se encuentran en los ecosistemas por encima y por debajo del suelo y, por tanto, influyen en la prestación de los servicios de los ecosistemas. En consecuencia, ha aumentado el interés científico por la relación entre la biodiversidad y la prestación de servicios ecosistémicos, pero la investigación se ha centrado principalmente en los sistemas aéreos. A continuación, haremos una breve introducción a la importancia de los servicios ecosistémicos que prestan los suelos para el bienestar de los seres humanos y mostraremos cómo la biota del suelo contribuye a la prestación de servicios ecosistémicos. A continuación, exploraremos la relación entre la biodiversidad del suelo y los servicios ecosistémicos, y discutiremos por qué la biodiversidad podría influir teóricamente en el ritmo y la estabilidad de la provisión de servicios ecosistémicos.

El término “servicios de los ecosistemas” se definió en la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio (MEA 2005) como “los beneficios que las personas obtienen de los ecosistemas”, tanto naturales como gestionados. Estos servicios pueden clasificarse como provisionales, reguladores, culturales o de apoyo, también denominados procesos de apoyo (Tabla 1). Las tres primeras categorías tienen un impacto directo en el bienestar humano, mientras que la última tiene un impacto indirecto al apoyar los servicios provisionales, reguladores y culturales. Para simplificar, nos referiremos a todas las categorías como servicios a lo largo de este artículo. Sin embargo, todos estos servicios, ya sean directos o indirectos, son esenciales para la vida humana y el bienestar de los seres humanos (Costanza et al. 1997, Daily et al. 1997, Wall 2004, MEA 2003, 2005).

  Crecimiento poblacional ecosistemas

Apoyo a los servicios de los ecosistemas

Los conceptos de servicios de la naturaleza (Westman, 1977) o servicios de los ecosistemas (Ehrlich y Ehrlich, 1981) se desarrollaron originalmente para llamar la atención sobre los beneficios que los ecosistemas generan para la sociedad y para concienciar sobre la conservación de la biodiversidad. Dado que los servicios ecosistémicos dependen, por definición, de las funciones ecológicas, revelar su valor debería, en teoría, incitar a los gestores y responsables políticos a salvaguardar dichas funciones. En un primer intento, Costanza et al. (1997) calcularon que el valor monetario de 17 servicios ecosistémicos oscilaba entre 16 y 54 billones de dólares estadounidenses al año, lo que inició una oleada de investigaciones sobre cómo valorar los servicios ecosistémicos (De Groot et al., 2002; Engel et al., 2008; TEEB, 2010). Aunque la valoración de los servicios ecosistémicos es compleja y controvertida, el concepto ha tenido importantes consecuencias para el desarrollo de la investigación y las políticas medioambientales en las últimas décadas. La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio, en una evaluación global de la situación y los factores que impulsan los cambios pasados y futuros previstos en la prestación de los servicios de los ecosistemas, demostró la necesidad urgente de investigar en este campo (Evaluación de los Ecosistemas del Milenio, 2005).