Mapa de Perú

18 de abril de 2014 | No es fácil para ningún país proteger sus áreas naturales de la explotación, pero Perú está haciendo un sólido intento de preservar sus bosques, que almacenan enormes cantidades de carbono y proporcionan el hábitat a miles de especies raras y en peligro de extinción, proporcionando en el proceso beneficios que se acumulan para el mundo en general y no sólo para Perú.

En diciembre, una comisión clave del Congreso dio el visto bueno al proyecto de ley; en febrero, el Ministerio del Ambiente (MINAM) puso en marcha una iniciativa de consulta con los pueblos indígenas; y la semana pasada, el proyecto de ley fue programado para ser debatido formalmente por primera vez ante todo el Congreso Nacional.

En el sistema unicameral de Perú, un proyecto de ley debe salir primero de una comisión antes de ser presentado al Congreso en general. El proyecto de ley de PSA superó ese obstáculo en diciembre, cuando fue aprobado por la Comisión de Medio Ambiente y Ecología. Se suponía que iba a tener su esperado debut ante el Congreso el 10 de abril, pero luego se retrasó hasta el 15 de abril, cuando volvió a quedar en la estacada. Ahora no está claro si el proyecto de ley volverá a la Comisión de Medio Ambiente o se presentará de nuevo a todo el Congreso.

Plantas en Perú

En general, todavía existen 73 millones de hectáreas de bosques naturales, en su mayoría en buen estado. También ha disminuido la elevada tasa de deforestación. Las especies forestales de mayor interés son la caoba y el cedro, que tienen precios más elevados en los mercados nacionales e internacionales, pero alrededor del 50% de sus poblaciones están siendo taladas mediante prácticas insostenibles. No obstante, se cree que las zonas protegidas conservan una representación adecuada de la diversidad genética de estas y otras especies.

  Piramides de ecosistemas

La pesca es uno de los sectores más importantes para la economía peruana. En términos de volumen desembarcado, el país se sitúa entre las principales naciones pesqueras del mundo, aunque hay indicios de que algunas especies están siendo sobreexplotadas (como es el caso de la merluza peruana, que ahora es una pesquería regulada). La sobreexplotación de los recursos ha sido identificada como una de las principales amenazas para la biodiversidad marina, a la que se suman la contaminación y el desarrollo urbano y agrícola en la zona costera. Además, el cambio de uso de las tierras costeras para la acuicultura ha causado daños irreversibles, sobre todo en los manglares.

Animales en Perú

1Departamento de Geografía, Universidad de Cambridge, Reino Unido, 2Programa de Investigación sobre Diversidad Cultural y Economía de la Amazonia, Instituto de Investigación de la Amazonia Peruana (IIAP), Iquitos, Perú, 3Escuela de Geografía y Desarrollo Sostenible, Universidad de St Andrews, Reino Unido

A veces se ha sugerido que el difícil entorno de las turberas ha actuado como una barrera natural o “refugio” que ha ayudado a mantener la integridad cultural de los urarinos desde la época colonial (Witzig y Ascencios 1999), aunque existan marcadas diferencias entre las distintas zonas de asentamiento, en función de su accesibilidad (Kramer 1979). Las turberas de todo el mundo desempeñan un papel importante en el imaginario cultural de las personas que viven cerca de ellas, debido a sus características físicas y ecológicas distintivas (Lehtinen 2000, Byg et al. 2017), aunque este aspecto tiende a ser poco explorado para las turberas tropicales hasta ahora. La investigación sobre las clasificaciones de los ecosistemas locales aún no ha explorado sistemáticamente si existe una terminología para los ecosistemas de turberas en las lenguas indígenas, una de las lagunas de investigación que estamos tratando de abordar. En la Amazonía peruana, por ejemplo, algunas evaluaciones socioculturales se centran en ciertos tipos de ecosistemas conocidos localmente, como los aguajales, es decir, los pantanos de palmeras dominados por la especie de palmera Mauritia flexuosa, conocida localmente como aguaje, que pueden coincidir o no con la presencia de turba en el suelo (Gilmore et al. 2013), pero es probable que haya cierto solapamiento entre los aguajales y los ecosistemas de turberas (Freitas Alvarado et al. 2006).

  Caracteristicas principales de los ecosistemas

El clima de Perú

Sin embargo, el cambio climático está afectando de manera alarmante el delicado equilibrio entre el agua y las montañas: los patrones de lluvia están cambiando y en los últimos 50 años los glaciares de esta zona tropical de los Andes se han reducido casi a la mitad. La situación se agrava por otros fenómenos, no sólo ambientales sino también económicos y sociales, en el área rural andina: el bajo nivel de inversión pública y la prioridad en el apoyo a la agricultura y ganadería familiar, los altos índices de pobreza y los impactos de las industrias extractivas, entre otros. Las familias rurales que manejan los ecosistemas de alta montaña a menudo tienen que sobreexplotar sus recursos para sobrevivir. Así, la capacidad de regulación hídrica de la zona altoandina, los medios de vida de cientos de miles de familias rurales y la seguridad hídrica y alimentaria de millones de personas se ven seriamente amenazados por la disminución de los glaciares y el deterioro de los ecosistemas de montaña.

Sin embargo, en este panorama tan sombrío también hay razones para la esperanza, algunas de ellas basadas en la propia naturaleza y enraizadas en el pasado. A lo largo de miles de años, las poblaciones altoandinas han desarrollado complejos sistemas de conocimiento y tecnologías para adaptarse a este territorio de topografía y clima tan exigentes. Procesos históricos de larga data y otros más recientes, como el cambio climático y las migraciones, han llevado a que muchas de estas tecnologías sean abandonadas o subutilizadas, pero se está tratando de recuperarlas, adaptándolas a las condiciones actuales para mejorar la capacidad de respuesta de la población a los impactos climáticos y otros desafíos actuales.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.