Ecosistema de Britannica

El concepto de sucesión ecológica es fundamental para los estudios ecológicos. El concepto explica cómo la composición de las especies (la comunidad) en un área cambia gradualmente con el tiempo, junto con los cambios en las características físicas del entorno.

El término se originó por primera vez en Suecia por un científico llamado Hult. Sin embargo, no se convirtió en un tema de estudio hasta principios del siglo XX, cuando científicos como Fredrick Clements y Henry Cowles se interesaron por comprender la dinámica de las comunidades. La definición estándar de la sucesión ecológica es-

Dato curioso: El bajo rendimiento anual se debe a que la comunidad está en equilibrio consigo misma y con el medio ambiente. Por lo tanto, la energía producida por el ecosistema se consume en sí misma. Queda poco como excedente.

Es el desarrollo de un área sin ninguna forma de vida. Puede tratarse de una zona sin vida previa (como una roca recién exhumada; lo que da lugar a la sucesión primaria) o de una zona que había tenido vida antes, pero que fue destruida por factores externos (como catástrofes naturales o actividades humanas; lo que da lugar a la sucesión secundaria).

Pirámide ecológica

La “sucesión ecológica” es el proceso observado de cambio en la estructura de las especies de una comunidad ecológica a lo largo del tiempo. Dentro de cualquier comunidad, algunas especies pueden volverse menos abundantes en algún intervalo de tiempo, o incluso pueden desaparecer por completo del ecosistema. Del mismo modo, en algún intervalo de tiempo, otras especies dentro de la comunidad pueden volverse más abundantes, o nuevas especies pueden incluso invadir la comunidad desde ecosistemas adyacentes. Este cambio observado a lo largo del tiempo en lo que vive en un ecosistema concreto es la “sucesión ecológica”.

  Ficha ecosistemas 2º primaria

Cada especie tiene un conjunto de condiciones ambientales en las que crece y se reproduce de forma óptima. En un ecosistema determinado, y bajo el conjunto de condiciones ambientales de ese ecosistema, aquellas especies que puedan crecer de forma más eficiente y producir la descendencia más viable se convertirán en los organismos más abundantes. Mientras el conjunto de condiciones ambientales del ecosistema se mantenga constante, las especies que se adapten de forma óptima a esas condiciones prosperarán. El “motor” de la sucesión, la causa del cambio del ecosistema, es el impacto que las especies establecidas tienen sobre su propio entorno. Una consecuencia de la vida es la alteración, a veces sutil y a veces manifiesta, del propio entorno. El entorno original puede haber sido óptimo para la primera especie de planta o animal, pero el nuevo entorno alterado suele ser óptimo para alguna otra especie de planta o animal. Bajo las condiciones cambiadas del entorno, la especie anteriormente dominante puede fracasar y otra especie puede llegar a ser ascendente.

Nicho ecológico

La comunidad comienza con relativamente pocas plantas y animales pioneros y se desarrolla a través de una complejidad creciente hasta que se estabiliza o se autoperpetúa como comunidad clímax. El “motor” de la sucesión, la causa del cambio del ecosistema, es el impacto de los organismos establecidos sobre sus propios entornos. Una consecuencia de la vida es la alteración, a veces sutil y a veces manifiesta, del propio entorno[1].

Es un proceso por el que una comunidad ecológica sufre cambios más o menos ordenados y predecibles tras una perturbación o la colonización inicial de un nuevo hábitat. La sucesión puede iniciarse bien por la formación de un nuevo hábitat desocupado, como por ejemplo a partir de una colada de lava o de un grave corrimiento de tierras, o bien por alguna forma de perturbación de una comunidad, como por ejemplo a partir de un incendio, de un grave derribo por el viento o de la tala de árboles. La sucesión que comienza en hábitats nuevos, sin influencia de comunidades preexistentes, se denomina sucesión primaria, mientras que la sucesión que sigue a la alteración de una comunidad preexistente se denomina sucesión secundaria.

  Tres tipos de ecosistemas

Ecosistema del clímax

La sucesión ecológica es el proceso por el cual la mezcla de especies y el hábitat de una zona cambian con el tiempo. Poco a poco, estas comunidades se van sustituyendo unas a otras hasta alcanzar una “comunidad clímax” -como un bosque maduro- o hasta que se produce una perturbación, como un incendio.

La sucesión ecológica es un concepto fundamental en ecología. El estudio de la sucesión fue iniciado en la Universidad de Chicago por Henry Chandler Cowles, que fue también uno de los fundadores de la ecología como disciplina, al estudiar las plantas de las Dunas de Indiana.

La sucesión ecológica es el proceso por el que las comunidades naturales se sustituyen (o “suceden”) unas a otras a lo largo del tiempo. Por ejemplo, cuando se abandona un viejo campo de cultivo en el medio oeste de EE.UU. y se deja solo durante muchos años, se convierte gradualmente en un prado, luego crecen algunos arbustos y, finalmente, los árboles llenan completamente el campo, produciendo un bosque.

Cada comunidad vegetal crea condiciones que posteriormente permiten que prosperen otras comunidades vegetales diferentes. Por ejemplo, los primeros colonizadores, como las hierbas, pueden añadir nutrientes al suelo, mientras que los últimos, como los arbustos y los árboles, pueden crear cobertura y sombra. La sucesión se detiene temporalmente cuando se forma una comunidad “clímax”; estas comunidades permanecen en relativo equilibrio hasta que una perturbación reinicia el proceso de sucesión.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.