Un buen encaje en los ecosistemas

5

El programa de máster en Tecnología Sostenible abarca el concepto de Ecología Industrial, centrándose en la interacción de los sistemas y procesos técnicos, económicos, sociales y ecológicos. Los estudiantes explorarán este marco interdisciplinario para diseñar y operar sistemas industriales interdependientes de los sistemas naturales. Los graduados equilibrarán el rendimiento medioambiental y económico y liderarán el desarrollo de estrategias para un futuro sostenible.

18 de octubre (2021): La solicitud se abre el 17 de enero: La solicitud se cierra el 1 de febrero:  Presentación de documentos y, si es necesario, pago de la tasa de solicitud 7 de abril:  Anuncio de los resultados de la admisión Agosto: Llegada y comienzo de los estudios

Los cursos del programa abarcan una serie de temas interdisciplinarios relacionados con la ecología industrial. Se introduce a los estudiantes en herramientas y conocimientos que les permitirán aplicar la tecnología de forma más sostenible. El primer semestre está dedicado a cursos obligatorios que le permitirán conocer los conceptos de la ecología industrial, los ecosistemas y el impacto de los sistemas sociotécnicos, las herramientas de análisis de sistemas utilizadas en la toma de decisiones y una buena base para el trabajo científico.

Dentro del ecosistema de la manzana

Introducción La preocupación por el efecto de la rápida pérdida de biodiversidad en la capacidad de funcionamiento de un ecosistema y, a su vez, en su capacidad para proporcionar a los seres humanos valiosos servicios ecosistémicos, dio lugar al amplio campo de investigación sobre la biodiversidad y el funcionamiento de los ecosistemas (BEF). Desde la década de 1980, una cantidad considerable de investigaciones, tanto experimentales como correlacionales, se han centrado en determinar si el funcionamiento de un ecosistema está influido por el número de especies que lo componen (para revisiones, véase, por ejemplo, [1-9]).

  Sopa de letras de los ecosistemas

Cada vez más, los estudios apoyan la idea de que los tipos de especies en el ecosistema tienen un mayor impacto en las funciones individuales del ecosistema que simplemente el número de especies en el mismo [3,10,18,19]. De hecho, las especies pueden tener un impacto positivo, negativo o neutro en la función del ecosistema, dependiendo del tipo de función del ecosistema y de las especies implicadas [15,20]. Los estudios del mundo real también han demostrado que la abundancia de individuos (o simplemente la abundancia de especies comunes) puede ser el factor más importante de la función del ecosistema [21]. Por lo tanto, existe una necesidad crítica de explorar las relaciones impulsadas por la composición de las especies y no simplemente por la riqueza de las mismas.

Crecimiento de la población humana – Curso acelerado de ecología #3

¿Le fascina cómo se relaciona un organismo vivo con otro, tanto dentro como fuera de su propia especie? O tal vez su interés radica en cómo interactúan con su entorno. En cualquiera de los casos, es probable que te guste trabajar en una carrera de ecología.

Trabajar en este campo te da la oportunidad de aprender más sobre los organismos vivos y sus relaciones. También te permite aprovechar esos conocimientos y utilizarlos en beneficio del medio ambiente en su conjunto.

En este puesto, pasarás tus días estudiando o recogiendo datos sobre un organismo vivo en su entorno natural. Esto podría implicar trabajar en humedales, bosques, masas de agua o dondequiera que exista el organismo específico. También es posible que tengas que trabajar en diferentes condiciones climáticas, así que es algo que debes tener en cuenta si estás considerando esta carrera de ecología.

  Ecosistemas acuaticos de agua salada

Si te gusta coger algo dañado y ayudar a “arreglarlo”, la ecología de restauración puede ser más satisfactoria. La restauración ecológica consiste en tomar un ecosistema concreto que ha sufrido un impacto negativo y trabajar para devolverlo a donde debería estar si no se hubiera producido el daño. Se puede contratar a ecólogos de restauración para que se ocupen de los efectos negativos del desmonte, la caza furtiva o la erosión costera, por ejemplo.

Huella ecológica: ¿Cabemos en nuestro planeta?

La diversidad biológica, o biodiversidad, es el término científico que designa la variedad de la vida en la Tierra. Se refiere no sólo a las especies, sino también a los ecosistemas y a las diferencias de genes dentro de una misma especie. En todo el planeta, las especies conviven y dependen unas de otras. Todos los seres vivos, incluido el hombre, participan en estas complejas redes de relaciones interdependientes, que se denominan ecosistemas.

Los ecosistemas sanos limpian el agua, purifican el aire, mantienen el suelo, regulan el clima, reciclan los nutrientes y nos proporcionan alimentos. Proporcionan materias primas y recursos para medicinas y otros fines. Están en la base de toda la civilización y sostienen nuestras economías. Es así de sencillo: no podríamos vivir sin estos “servicios ecosistémicos”. Son lo que llamamos nuestro capital natural.

La biodiversidad es el indicador clave de la salud de un ecosistema. Una gran variedad de especies soportará mejor las amenazas que un número limitado de ellas en grandes poblaciones. Incluso si algunas especies se ven afectadas por la contaminación, el cambio climático o las actividades humanas, el ecosistema en su conjunto puede adaptarse y sobrevivir. Pero la extinción de una especie puede tener repercusiones imprevistas, que a veces se traducen en la destrucción de ecosistemas enteros.

  Bacterias en los ecosistemas