Función de la antera en la flor

(1) Las partes verdes, parecidas a las hojas, situadas en el círculo más externo de la flor se denominan sépalos. Los sépalos protegen a la flor cuando está en forma de capullo en la fase inicial. Los sépalos pueden estar separados unos de otros o unidos.

(2) Dentro de los sépalos se encuentran los pétalos de una flor. Los pétalos de las flores pueden tener diferentes formas, tamaños y colores. Los pétalos también atraen a los insectos. El anillo de pétalos de colores de una flor protege los órganos reproductores de la flor.

(3) Justo dentro de los pétalos de una flor, hay muchos tallos pequeños con la parte superior hinchada. Estos tallos con la parte superior hinchada se llaman estambres. El estambre es la parte masculina de la flor.  El estambre está formado por dos partes: el filamento y la antera.

La parte superior del estambre se llama estigma. El estigma es muy pegajoso, por lo que el polen puede adherirse a él. La parte central de un pistilo se llama estilo.  Es un tubo que conecta el estigma con el ovario. La parte hinchada de la parte inferior del pistilo se llama ovario.  El ovario contiene una estructura diminuta parecida a un huevo, llamada óvulo. El ovario puede contener uno o varios óvulos. Estos óvulos contienen las células sexuales femeninas de la planta. El órgano femenino, el pistilo, está rodeado por una serie de órganos masculinos llamados estambres. La parte femenina de una flor llamada pistilo también se conoce como carpelo.  En la mayoría de las plantas, los estambres y el pistilo están presentes en la misma flor, mientras que en algunas plantas los estambres y el pistilo están presentes en flores separadas.

  ¿Cuándo hay que abonar flores de Pascua?

Función del estilo en la flor

El conjunto de los sépalos se denomina cáliz (plural cálices), el verticilo más externo de las partes que forman una flor. La palabra cáliz se adoptó del latín calyx, que no debe confundirse con calix, una copa o vaso. Cáliz deriva del griego κάλυξ (kalyx), una yema, un cáliz, una cáscara o envoltura, (cf. sánscrito kalika, una yema) mientras que calix deriva del griego κύλιξ (kylix), una copa o cáliz, y las palabras se han utilizado indistintamente en el latín botánico.

Después de la floración, la mayoría de las plantas ya no utilizan el cáliz, que se marchita o se vuelve vestigial. Algunas plantas conservan un cáliz espinoso, ya sea seco o vivo, como protección para el fruto o las semillas. Algunos ejemplos son las especies de Acaena, algunas solanáceas (por ejemplo, el tomatillo, Physalis philadelphica) y el caltro de agua, Trapa natans. En algunas especies, el cáliz no sólo persiste después de la floración, sino que, en lugar de marchitarse, comienza a crecer hasta formar un recinto en forma de vejiga alrededor del fruto. Esto es una protección eficaz contra algunos tipos de pájaros e insectos, por ejemplo en Hibiscus trionum y la grosella espinosa. En otras especies, el cáliz se convierte en un fruto accesorio.

Función de los sépalos y pétalos

Es probable que haya visto alguna vez una flor, ya sea como parte de un ramo o creciendo de forma silvestre en un campo. Pero, ¿has observado alguna vez una flor con detenimiento? Si lo hicieras, verías que una flor se compone de muchas partes, una de las cuales son los sépalos. Los sépalos son hojas modificadas que forman el verticilo exterior de la flor. Suelen ser verdes, pero pueden ser de otros colores. Las flores tienen un número diferente de sépalos según la especie. En conjunto, los sépalos se denominan cáliz de la flor. En esta flor, puedes ver que los sépalos son rojos, no verdes.

  Partes de una flor para niños de infantil

Los sépalos están unidos directamente a la parte superior del tallo de la planta con flor. Tienen una gran variedad de formas y tamaños. Algunos sépalos son largos y finos, mientras que otros son cortos y gruesos. Algunos sépalos están individualizados, mientras que otros están fusionados para hacer una formación de copa alrededor de los pétalos de la flor.

Función de los sépalos de la florCuando una planta está preparada para producir una flor, el primer paso es la formación de los sépalos. Los sépalos crecen desde la parte superior del tallo. Los sépalos forman una zona muy cerrada, que suele denominarse capullo. Dentro del capullo se forma la flor. Esto incluye los pétalos de la flor, así como las partes reproductivas, como los estambres y los pistilos. Durante este tiempo de formación, los sépalos forman un recinto protector para la flor y evitan que se seque.

Partes de una flor y sus funciones

Plantas con flores perfectasEmpezaremos nuestra descripción de la estructura de las flores con las flores perfectas. Las flores perfectas son aquellas que tienen órganos especiales que, 1) fabrican y distribuyen los gametos masculinos, 2) fabrican el gameto femenino y 3) reciben el gameto masculino.

El componente más visual de la flor es el pétalo. Desde el punto de vista humano, la motivación para cultivar una planta suele basarse en el atractivo de los pétalos. Los insectos también se sienten atraídos por estos pétalos de las flores y, en la naturaleza, las plantas pueden beneficiarse de la visita de los insectos para mover el polen dentro de las flores y entre ellas. Los sépalos son la estructura que se encuentra debajo de los pétalos. Los sépalos pueden parecerse a los pétalos, pero funcionan como capa protectora alrededor de la flor no abierta.

  Plantas colgantes con flor blanca

Las flores perfectas tienen estructuras llamadas estambres que producen el polen (gametos masculinos). Los estambres están formados por las anteras, donde se produce el polen, y los filamentos, que sostienen la antera. Las flores perfectas también tendrán las estructuras reproductoras femeninas llamadas pistilo. Las tres partes principales del pistilo son el estigma, donde se deposita el polen, el estilo, donde crece el polen, y el ovario, donde se forman los óvulos (gametos femeninos) y se desarrolla la semilla. Un ovario puede tener varios o muchos óvulos. Cada óvulo contiene la célula femenina que se combina con el polen para formar el embrión de la semilla, además de otras células que se convertirán en el endospermo y la cubierta de la semilla. El ovario se apoya en el pedicelo.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.