Describe los diferentes tipos de semillas clase 5

Las plantas son autosuficientes a la hora de producir alimentos. Esto es así, ya que pueden producir su alimento mediante un proceso conocido como fotosíntesis. Estas plantas se reproducen por dos medios principales: las semillas y las esporas.

Las semillas de chía tienen un aspecto similar al de las semillas de sésamo. Estas semillas son originarias de América del Sur y Central. Las semillas de chía contienen casi un tercio de grasa. El contenido de grasa es relativamente menor en comparación con otras semillas.

Además, el contenido de fibra es de un tercio. Una cucharada de semillas de chía es capaz de proporcionar 2,8g de fibra, lo que puede satisfacer el 10% de nuestras necesidades diarias de fibra. Las semillas de chía ofrecen 160kJ de energía con cada cucharada. Tienen 138 kcal y 5g de proteína por onza.

Es fácil incluir estas semillas en tus recetas favoritas. Puede espolvorearlas después de molerlas o utilizarlas enteras con sus cereales. Al remojarlas, adquieren una textura blanda que las hace fáciles de tragar.

Pepitas es otro nombre popular para las semillas de calabaza. Estas semillas están presentes en el centro de la calabaza. Se les quita la cáscara para sacar la parte nutritiva de la semilla. Las semillas de calabaza se secan antes de consumirlas. Una cucharada de semillas de calabaza ofrece 190kJ de energía. Tienen 158 kcal y 9g de proteínas por onza.

Tipos de semillas en hindi

Hay una gran variedad de plantas en el mundo, y también, muchos tipos de semillas. Estas son la última gran obra de la evolución de los seres vegetales, ya que en pequeñas estructuras se concentra toda la información genética que hará que, si germinan, se conviertan en árboles, arbustos, palmeras, hierbas, cactus, suculentas, … o etcétera.

  Planta con flores moradas y blancas

Eso, si alguien no se las come antes, claro, ya que hay algunas que son comestibles, como las semillas de girasol, el arroz o las lentejas, entre otras. Acercarse a este mundo es lo más interesante, porque te permitirá tener una idea más clara de cuántos tipos de semillas hay, y qué plantas las producen.

Las semillas son una parte esencial de las plantas; no en vano, en ellas se deposita el material genético de una posible nueva generación. Pero también son importantes para la agricultura y la horticultura, ya que al ser mucho más baratas que un plantón, es posible conseguir muchas unidades que, si son viables, germinarán. De este modo, podemos tener un mayor número de plantas a un bajo coste.

Tipos de semillas con imágenes

Una semilla es una planta embrionaria encerrada en una cubierta exterior protectora. La formación de la semilla forma parte del proceso de reproducción en las plantas con semilla, las espermatofitas, entre las que se encuentran las plantas gimnospermas y angiospermas.

Las semillas son el producto del óvulo maduro, tras la fecundación por el polen y un cierto crecimiento dentro de la planta madre. El embrión se desarrolla a partir del cigoto, y la cubierta de la semilla a partir de los tegumentos del óvulo.

Las semillas han sido un desarrollo importante en la reproducción y el éxito de las plantas gimnospermas y angiospermas, en relación con plantas más primitivas como los helechos, los musgos y las hepáticas, que no tienen semillas y utilizan medios dependientes del agua para propagarse. En la actualidad, las plantas con semillas dominan los nichos biológicos de la tierra, desde los bosques hasta las praderas, tanto en climas cálidos como fríos.

  Planta arrayan cuidados

El término “semilla” también tiene un significado general que es anterior a lo anterior: cualquier cosa que pueda sembrarse, por ejemplo, las “semillas” de las patatas, las “semillas” del maíz o las “semillas” del girasol. En el caso de las “semillas” de girasol y de maíz, lo que se siembra es la semilla encerrada en una cáscara o cáscara, mientras que la patata es un tubérculo.

Tipos de semillas para plantar

Actividad 1 – Tipos de semillasAunque no todas las semillas tienen el mismo aspecto, hay dos tipos principales de semillas: las dicotiledóneas y las monocotiledóneas. Entonces, ¿cómo podemos saber el tipo de semilla? Una vez que la semilla ha brotado, cuenta cuántos cotiledones tiene la semilla. El cotiledón es la hoja almacenada dentro de la semilla y las primeras hojas que brotan de la semilla. Una dicotiledónea tiene dos cotiledones mientras que la monocotiledónea sólo tiene uno. Otra forma de saberlo es mirando las venas de las hojas de las plantas. Si las venas de la planta son paralelas entre sí, esto indica que la planta es monocotiledónea. Un ejemplo de esto es una palmera. Si las hojas tienen venas en forma de red, significa que se trata de una dicotiledónea. Un ejemplo es el arce. Si se observan las flores producidas, también se puede saber el tipo de semilla. Si la flor se divide y tiene pétalos en múltiplos de tres, el plan es una monocotiledónea. Si las partes de la flor y tiene pétalos en múltiplos de cuatro o cinco, la planta es una dicotiledónea.

Actividad 3 – Dormancia de las semillas¿Sabías que las semillas “duermen”? Las semillas hibernan o esperan, para germinar o brotar. Algunas semillas esperan las condiciones adecuadas de temperatura, oxígeno y agua. Otras están programadas para brotar mediante el uso de productos químicos en la naturaleza o por el ser humano. El “sueño” de las semillas se conoce como latencia. Algunas semillas duermen debido a la dureza de su cubierta; otras duermen debido a la latencia química interna. La latencia predictiva y la latencia consecuente son dos tipos de hibernación de las semillas. La latencia predictiva se produce cuando una semilla entra en latencia tras un cambio repentino en el entorno, como un descenso de la temperatura, o cuando las horas de sol se alargan. La latencia consecuencial se produce cuando una semilla comienza un periodo de latencia en respuesta al entorno. Entonces, las semillas mueren o el cambio las hace más fuertes y productivas al mantenerlas activas durante más tiempo. Si germinan y crecen, el cotiledón es una capa interna que almacena alimento para la futura planta. La radícula se convierte en la primera raíz. El Hipocótilo se convierte en un tallo y el Epicótilo en las primeras hojas.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.