Cuáles son las 10 partes de una flor

Las raíces actúan como pajas que absorben el agua y los minerales del suelo. De la raíz sobresalen diminutos pelos que ayudan a la absorción. Las raíces ayudan a anclar la planta en el suelo para que no se caiga. Las raíces también

Los tallos hacen muchas cosas. Sostienen la planta. Actúan como el sistema de tuberías de la planta, conduciendo el agua y los nutrientes desde las raíces y el alimento en forma de glucosa desde las hojas a otras partes de la planta. Los tallos pueden ser herbáceos, como el tallo flexible de una margarita, o leñosos, como el tronco de un roble.

Características de las plantas con flor

Hojas, tallos, raíces, flores: ya conoces la anatomía básica de las plantas. Pero si estás cultivando una planta que quieres que produzca semillas, o que no las produzca en absoluto, te conviene familiarizarte con las partes reproductivas de las plantas. Así es: las plantas producen semillas a través de un proceso no del todo diferente al de la reproducción humana (pero sin la parte divertida). Algunas plantas tienen flores masculinas y femeninas separadas. Otras plantas tienen todas las partes vitales en una sola flor. Estos son los elementos clave y lo que debes saber sobre ellos.

Las partes masculinas de una flor consisten en un grupo alargado de sacos, llamado antera, que emerge sobre un fino filamento cuando la flor se abre. En el interior de los sacos hay partículas de polen, que permanecen en el exterior de la antera hasta que el viento, las abejas u otros polinizadores lo transfieren a las partes femeninas. Juntos, la antera y el filamento se conocen como estambre (se pronuncia “stay-men”). Si quieres que tus plantas produzcan semillas o frutos en un jardín interior, puedes ayudar utilizando un pequeño y fino pincel para transferir los granos de polen del estambre masculino al estigma femenino. Si tu objetivo es conseguir flores no fecundadas y sin semillas, debes cortar los estambres en cuanto aparezcan para que no se transfiera nada de polen.

  Partes de la flor organos masculinos y femeninos

Las plantas con flores se denominan

Las estructuras externas de las plantas, como las hojas, los tallos, las raíces, las flores, los frutos y las semillas, se denominan órganos vegetales. Cada órgano es un grupo organizado de tejidos que trabajan juntos para realizar una función específica. Estas estructuras pueden dividirse en dos grupos: reproductivas sexuales y vegetativas.  Las partes reproductoras sexuales producen semillas; incluyen los botones florales, las flores, los frutos y las semillas.

La reproducción sexual es la única función de las flores, a menudo la parte más vistosa de una planta. La belleza y la fragancia de las flores no han evolucionado para complacer a los humanos, sino para atraer a los polinizadores (insectos o pájaros), que son fundamentales en el proceso de reproducción.

El sistema de nomenclatura de plantas que utilizamos hoy en día fue desarrollado por Carl von Linné (Linneo) y se basa en las flores, en las partes reproductivas de las plantas o en ambas. Una de las razones del éxito de su sistema es que las flores son la parte de la planta menos influenciada por los cambios ambientales. Por ello, el conocimiento de las flores y sus partes es esencial para cualquier persona interesada en la identificación de plantas.

El estambre es el órgano reproductor masculino. Está formado por un saco de polen (antera) y un largo filamento de soporte. Este filamento mantiene la antera en posición, haciendo que el polen esté disponible para su dispersión por el viento, los insectos o los pájaros.

Partes de la planta

Las plantas son organismos eucariotas que se caracterizan por su capacidad de producir su propio alimento. Son vitales para toda la vida en la Tierra porque proporcionan oxígeno, refugio, ropa, alimentos y medicinas a otros organismos vivos. Las plantas son muy diversas e incluyen organismos como musgos, enredaderas, árboles, arbustos, hierbas y helechos. Las plantas pueden ser vasculares o no vasculares, con o sin flores, y con o sin semillas.

  Género de plantas de flor acampanada

Las plantas con flores, también llamadas angiospermas, son las más numerosas de todas las divisiones del Reino Vegetal. Las partes de una planta con flores se caracterizan por dos sistemas básicos: un sistema de raíces y un sistema de brotes. Estos dos sistemas están conectados por un tejido vascular que va desde la raíz hasta el brote. El sistema radicular permite a las plantas con flores obtener agua y nutrientes del suelo. El sistema de brotes permite que las plantas se reproduzcan y obtengan alimentos mediante la fotosíntesis.

Las raíces de una planta con flores son muy importantes. Mantienen la planta anclada en el suelo y obtienen nutrientes y agua del mismo. Las raíces también son útiles para almacenar alimentos. Los nutrientes y el agua se absorben a través de los diminutos pelos de la raíz que se extienden desde el sistema radicular. Algunas plantas tienen una raíz primaria, o raíz pivotante, con raíces secundarias más pequeñas que se extienden desde la raíz principal. Otras tienen raíces fibrosas con ramas finas que se extienden en varias direcciones. No todas las raíces se originan bajo tierra. Algunas plantas tienen raíces que se originan en la superficie a partir de los tallos o las hojas. Estas raíces, denominadas raíces adventicias, proporcionan soporte a la planta y pueden incluso dar lugar a una nueva planta.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.