Cómo cuidar la Salvia “May Night”

Las salvias perennes (también conocidas como “salvia”) son los pilares de los bordes del jardín en pleno verano: ¡florecen desde el verano hasta el otoño! Plantadas en primavera, estas bellezas aromáticas son ideales para cortar y son muy apreciadas por las abejas y las mariposas; además, ¡son tolerantes a la sequía! Vea cómo plantar, cultivar y cuidar la Salvia.

Antes de que se desarrollen los capullos de las flores, toma esquejes (quita los tallos) de las ramas vegetativas (que no florecen) que tengan unos 5 cm de largo. Retire las hojas inferiores y recorte cada esqueje justo por debajo de un nudo.

La salvia de madera (Salvia x sylvestris) crece de 18 a 24 pulgadas en las zonas 4 a 8. Un cultivar muy popular de este híbrido es ‘May Night’ (Mainacht), que florece con flores azul-violeta de mayo a junio. Otro buen cultivar es ‘Pink Dawn’, una planta más corta (18 pulgadas) con flores rosas.

Esta planta, como la mayoría, tiene pocos problemas cuando tiene las condiciones adecuadas. Si la planta se está volviendo frágil, intente recortar el follaje recién desarrollado. Tenga en cuenta que puede volver a florecer en otoño, pero con menos flores y más pequeñas. También tenga en cuenta que las enfermedades potenciales incluyen la podredumbre de la corona y de la raíz, que suelen ser resultado de un exceso de humedad. Necesita pleno sol, buena circulación de aire y un suelo que drene bien.

  Planta enredadera de exterior con flores

Cómo cultivar y cuidar la planta Salvia || Ayuda para la jardinería | (Hindi)

Gracias a su tolerancia al calor y a la sequía y a su facilidad de cultivo, la salvia es una familia de plantas que goza de gran popularidad en los jardines. Las salvias son pequeñas plantas perennes arbustivas que varían en altura desde unos 30 cm hasta más de 2-3 m, pero la mayoría crecen hasta un manejable 1 m de altura y anchura.

Sufren pocas plagas o enfermedades y son fáciles de mantener con una poda ocasional. Algunas especies se chupan, por ejemplo la salvia de pantano de flores azules (Salvia uliginosa), pero la mayoría no se convierten en malas hierbas ni en invasoras.

La mayoría de las salvias florecen desde la primavera hasta el otoño, pero como hay especies que florecen en invierno, es posible tener salvias en flor todo el año. Florecen en una gama de colores que incluye tonos de azul, púrpura, rojo, rosa, naranja, amarillo, lima, crema y blanco. Muchas variedades presentan un contraste de colores entre el cáliz y la flor, lo que aumenta su atractivo. El cáliz es la parte de la flor que protege el capullo y, en el caso de las salvias, suele formar la base decorativa de la flor tubular. La ‘Lime Calyx’, por ejemplo, tiene una flor de color azul eléctrico sostenida por un llamativo cáliz amarillo lima.

Cómo cultivar la salvia cuidados y consejos || cómo cultivar la planta de flor

Las salvias son una de las grandes alegrías de un jardín inglés, debido a la maravillosa diversidad de sus flores y a su largo periodo de floración. Aquí, Vikki Rimmer habla del cuidado de las salvias con el conservador del Great Comp Garden de Kent. Siga leyendo para conocer las mejores variedades y cómo cuidarlas.

  Equinacea planta cuidados

William Dyson, conservador del Great Comp Garden, cerca de Sevenoaks, lleva más de 25 años cultivando y criando salvias en su pequeño vivero. Cultiva más de 200 variedades diferentes, entre ellas la Salvia ‘Silas Dyson’ y la Salvia ‘Dyson’s Joy’. Estas introducciones convirtieron a la hermosa salvia en una planta imprescindible para los diseñadores y horticultores que buscan añadir cuerpo, color y movimiento a un arriate.

William dice: “Las salvias disfrutan mucho de la cresta arenosa que corre bajo nuestros pies aquí. La diversidad de colores de las flores y la duración de la floración, de mayo a noviembre, hacen que estas plantas sean las favoritas de los jardineros”.

Plante las salvias en suelos bien drenados. Si tiene un suelo arcilloso, cultívelas en macetas y contenedores. Estas plantas disfrutan de mucha luz solar, así que asegúrate de que están a pleno sol o se inclinarán hacia la luz.

Cómo cultivar y cuidar la planta de Salvia

❚ Todos los productos fueron elegidos independientemente por nuestro equipo editorial. Esta reseña contiene enlaces de afiliados y podemos recibir una comisión por las compras realizadas. Por favor, lea nuestra página de preguntas frecuentes de los afiliados para obtener más información.

Las salvias (salvia ornamental) son imprescindibles en el jardín de verano. Se presentan en una amplia gama de formas y colores y sus flores, ricas en néctar, son un imán para abejas, mariposas y otros insectos polinizadores. Florecen durante meses, a menudo desde mediados del verano hasta las primeras heladas, y muchas tienen también un follaje aromático. El nombre “salvia” deriva del latín salveo, que significa “curo” o “salvo”. La hierba culinaria, Salvia officinalis, era utilizada como planta curativa por griegos y romanos y forma parte del enorme género Salvia.

  Adivinanza no son flores pero tienen plantas y olores

Las salvias quedan bien en casi todos los esquemas de plantación. Quedan muy bien en un parterre mixto o herbáceo y son estupendas para plantar rosas debajo de ellas: empiezan a florecer justo cuando las rosas se están acabando y se dice que mantienen a raya el moho y la mancha negra. También quedan muy bien en una plantación tropical o exótica, junto a dalias, plátanos y cannas. Las salvias son ideales para un jardín costero y suelen ser una planta clave en un jardín seco. También crecen muy bien en maceta, creando un espectáculo de larga duración en el patio; fíjate en esta maceta de salvia, euforbia y pelargonium.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.