Qué es la bacteria de dominio en biología

Las comparaciones de las secuencias de ADN y las comparaciones estructurales y bioquímicas clasifican sistemáticamente a todos los organismos vivos en 3 dominios primarios: Bacterias, Archaea y Eukarya (también llamados Eucariotas; estos términos pueden usarse indistintamente). Tanto las Bacterias como las Arqueas son procariotas, microorganismos unicelulares sin núcleo, y Eukarya nos incluye a nosotros y a todos los demás animales, plantas, hongos y protistas unicelulares: todos los organismos cuyas células tienen núcleo para encerrar su ADN aparte del resto de la célula. El registro fósil indica que los primeros organismos vivos fueron procariotas (Bacterias y Archaea), y los eucariotas surgieron mil millones de años después.

Aunque el término procariota (“antes del núcleo”) se utiliza ampliamente para describir tanto a las Arqueas como a las Bacterias, en el Árbol filogenético de la vida que aparece a continuación se puede ver que este término no describe un grupo monofilético:

Árbol filogenético de los seres vivos, basado en datos de ARN y propuesto por Carl Woese, que muestra la separación de bacterias, arqueas y eucariotas. Por esta versión vectorial: Eric Gaba (Sting – fr:Sting) – Instituto de Astrobiología de la NASA, encontrado en un artículo, Dominio Público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1201601

Dominio de la reproducción de las bacterias

La Tierra tiene 4.600 millones de años y se cree que la vida microbiana apareció por primera vez hace entre 3.800 y 3.900 millones de años; de hecho, el 80% de la historia de la Tierra fue exclusivamente vida microbiana. La vida microbiana sigue siendo la forma de vida dominante en la Tierra. Se ha estimado que el número total de células microbianas en la Tierra es del orden de 2,5 X 1030 células, lo que la convierte en la mayor fracción de biomasa del planeta.

  Feria de flores y plantas en torrelavega

La filogenia se refiere a las relaciones evolutivas entre los organismos. El sistema de los tres dominios, propuesto por Woese y otros, es un modelo evolutivo de filogenia basado en las diferencias de las secuencias de nucleótidos de los ARN ribosómicos de la célula (ARNr), así como en la estructura lipídica de la membrana de la célula y su sensibilidad a los antibióticos. La comparación de la estructura del ARNr es especialmente útil. Dado que las moléculas de ARNr en toda la naturaleza desempeñan la misma función, su estructura cambia muy poco con el tiempo. Por lo tanto, las similitudes y disimilitudes en las secuencias de nucleótidos del ARNr son una buena indicación de lo relacionadas o no que están las diferentes células y organismos.

Ejemplos de bacterias de dominio

El sistema de tres dominios es una clasificación biológica introducida por Carl Woese et al. en 1990[1][2] que divide las formas de vida celular en dominios archaea, bacteria y eucariota. La diferencia clave con respecto a las clasificaciones anteriores es la separación de las arqueas de las bacterias.

Woese argumentó, basándose en las diferencias de los genes del ARNr 16S, que las bacterias, las arqueas y los eucariotas surgieron por separado de un ancestro con una maquinaria genética poco desarrollada, a menudo llamado progenote. Para reflejar estas líneas primarias de descendencia, trató cada una como un dominio, dividido en varios reinos diferentes. En un principio, dividió los procariotas en Eubacterias (ahora Bacterias) y Arquebacterias (ahora Archaea). Woese utilizó inicialmente el término “reino” para referirse a las tres agrupaciones filogénicas primarias, y esta nomenclatura fue ampliamente utilizada hasta que se adoptó el término “dominio” en 1990[2].

  ¿Cómo se le llama a las plantas que no producen semillas?

La aceptación de la validez de la clasificación filogenética de Woese fue un proceso lento. Destacados biólogos, como Salvador Luria y Ernst Mayr, se opusieron a su división de los procariotas[3][4] No todas las críticas se limitaron al ámbito científico. Una década de laboriosa catalogación de oligonucleótidos le dejó una reputación de “chiflado”, y Woese pasaría a ser apodado “el revolucionario cicatero de la microbiología” por un artículo publicado en la revista Science.[5] La creciente cantidad de datos de apoyo llevó a la comunidad científica a aceptar las arqueas a mediados de los años 80.[6] Hoy en día, pocos científicos se aferran a la idea de un Prokarya unificado.[7]

Dominio de las bacterias unicelulares multicelulares

El dominio Bacterias incluye a los procariotas que la gente encuentra a diario. La mayoría de las especies bacterianas son heterótrofas, es decir, adquieren su alimento de la materia orgánica. El mayor número de bacterias son sapróbicas, es decir, se alimentan de materia orgánica muerta o en descomposición. Unas pocas especies bacterianas son parásitas; estas bacterias viven dentro de organismos huéspedes y causan enfermedades.

Algunas bacterias son autótrofas, es decir, sintetizan sus propios alimentos. Estas bacterias realizan el proceso de fotosíntesis. Utilizan pigmentos disueltos en su citoplasma para las reacciones fotosintéticas (véase el capítulo 5). Dos grupos de bacterias fotosintéticas son las bacterias verdes del azufre y las bacterias púrpuras. Los pigmentos de estas bacterias se parecen a los de las plantas. Algunas bacterias autótrofas son quimiosintéticas. Estas bacterias utilizan las reacciones químicas como fuente de energía y sintetizan sus propios alimentos utilizando esta energía.

Las bacterias pueden vivir a distintas temperaturas. Las bacterias que viven a temperaturas muy frías son psicrófilas, las que viven a la temperatura del cuerpo humano son mesófilas y las que viven a temperaturas muy altas son termófilas. Las bacterias que necesitan oxígeno para su metabolismo se denominan aeróbicas, mientras que las especies que se desarrollan en un entorno sin oxígeno se denominan anaeróbicas. Algunas bacterias pueden vivir con o sin oxígeno; se describen como facultativas. La mayoría de las especies bacterianas viven en un entorno de pH neutro (pH 7), pero algunas bacterias pueden vivir en entornos ácidos (como en el yogur y la crema agria), y otras pueden vivir en entornos alcalinos. Se sabe que ciertas bacterias viven en el pH de 2 que se encuentra en el estómago humano.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.