Biodiversidad en España

Este artículo incluye una lista de referencias generales, pero permanece en gran medida sin verificar porque carece de suficientes citas en línea correspondientes. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Junio 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los bosques de la Península Ibérica son ecosistemas distintos en la Península Ibérica (que incluye España, Portugal, Andorra, Gibraltar y partes del sur de Francia). Aunque cada una de las regiones se caracteriza por una vegetación distinta, las fronteras entre estas regiones no están claramente definidas y existen algunas similitudes en toda la península.

Actualmente se sabe que el mar Mediterráneo sufrió grandes cambios en el nivel del mar y variaciones en las posiciones relativas de las placas continentales de Europa y África. Esto trajo consigo cambios en el clima y la vegetación.

La zona atlántica “eurosiberiana” se extiende por el norte de Portugal, el Macizo Gallego, la Cordillera Cantábrica y los Pirineos occidentales y centrales. Se caracteriza por un clima húmedo moderado por la influencia del océano, con inviernos algo fríos y la ausencia de una estación seca definida. Se extiende por el norte de Portugal, la mayor parte de Galicia, Asturias, Cantabria, el País Vasco, el noroeste de Navarra y los Pirineos occidentales. Sin embargo, su influencia en forma de comunidades o especies definidas se extiende hacia el interior, especialmente en el norte y el oeste.

Bosques de coníferas ibéricos

Estado y tendencias de la biodiversidad, incluidos los beneficios de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemasEspaña es uno de los 25 puntos calientes de biodiversidad del mundo y está considerado como uno de los países con mayor biodiversidad de la Unión Europea. Las aguas costeras españolas poseen un alto nivel de diversidad biológica, siendo el sur de la Península Ibérica especialmente importante en términos de biodiversidad y especies endémicas. La diversidad geográfica del país es muy variada, con paisajes y ecosistemas que incluyen zonas intermareales, playas, acantilados, sistemas dunares, marismas, estepas salinas, etc. Además, España abarca cuatro regiones biogeográficas (mediterránea, atlántica, alpina y macaronésica) compuestas por hábitats que han favorecido el desarrollo de una gran variedad de tipos de vegetación, a los que se asocian diversas comunidades faunísticas. El país también es rico en hábitats de agua dulce. Aunque en general son de pequeño tamaño, los humedales son, sin embargo, centros muy importantes de diversidad biológica. Los bosques y las zonas boscosas cubren el 32% del territorio del país.

  Como se clasifican los ecosistemas terrestres

Mapa del bioma de España

La vida en un ecosistema suele consistir en la competencia por los recursos limitados, una característica de la teoría de la selección natural. La competencia en las comunidades (todos los seres vivos dentro de hábitats específicos) se observa tanto dentro de las especies como entre especies diferentes. Los recursos por los que compiten los organismos incluyen la materia orgánica de los organismos vivos o anteriormente vivos, la luz solar y los nutrientes minerales, que proporcionan la energía para los procesos vivos y la materia para formar las estructuras físicas de los organismos. Otros factores críticos que influyen en la dinámica de la comunidad son los componentes de su entorno físico y geográfico: la latitud de un hábitat, la cantidad de lluvia, la topografía (elevación) y las especies disponibles. Todas ellas son variables ambientales importantes que determinan qué organismos pueden existir en una zona concreta.

Biomas de España

Mapa que muestra la distribución espacial de los ecosistemas identificados en la alta montaña de Sierra Nevada (sur de España). Se utilizaron varias fuentes para generar la distribución espacial de los tipos de ecosistemas. Se utilizó el Sistema de Información de Cobertura y Uso del Suelo de España (SIOSE) (https://www.siose.es/) como información espacial de base. Otros informes técnicos también apoyaron la espacialización e identificación de los tipos de ecosistemas (por ejemplo, Molero-Mesa, J.; Pérez Raya, F.; López Nieto, J.M.; El Aallali, A. & Hita Fernández, J.A. (2001). Cartografía y evaluación de la vegetación del Parque Natural de Sierra Nevada. Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía). Los principales tipos de ecosistemas identificados han sido: bosques naturales (encinares y rebollares [Quercus ilex y Q. pyrenaica], pinares de pino laricio [Pinus sylvestris var. nevadensis]), matorrales de alta montaña (Juniperus communis), plantaciones de pino, pastizales de alta montaña (“borreguiles”) entre otros. Los datos generados se almacenan en un archivo vectorial (shapefile). El sistema de referencia de coordenadas es UTM Zona 30N WGS84) (epsg:23030).

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.