Árboles para las riberas de los ríos del Reino Unido

Más de 3.000 hectáreas de nuevos bosques se plantarán a lo largo de los ríos y cursos de agua de Inglaterra con el apoyo de las principales organizaciones medioambientales del país, según ha anunciado hoy (sábado 25 de septiembre) el Ministro de Bosques, Lord Goldsmith.

La plantación de árboles en las riberas de los ríos o en sus alrededores, o su crecimiento natural, puede contribuir a mejorar la calidad del agua al bloquear la escorrentía de contaminantes hacia los ríos, gestionar los riesgos de inundación al ralentizar el flujo de agua, impulsar la biodiversidad al crear nuevos corredores de hábitat y hacer que nuestros ríos sean más resistentes al clima al proporcionar sombra y refrescar las temperaturas del agua.

En Inglaterra hay 242.262 km de cursos de agua, y se espera que la plantación de árboles de este modo contribuya a crear una red natural de hábitats en todo el país, como parte de nuestros planes para ampliar, mejorar y conectar estos lugares en nuestros pueblos, ciudades y campos.

El proyecto Woodlands For Water pretende crear 3.150 hectáreas de árboles en seis cuencas fluviales desde Devon hasta Cumbria para marzo de 2025. Para ayudar a los agricultores y propietarios de tierras a crear estos bosques, podrán solicitar financiación a través de la subvención de la Oferta de Creación de Bosques de Inglaterra, que ofrece mayores incentivos financieros a los propietarios de tierras y agricultores para que planten y gestionen los árboles, incluso a lo largo de los ríos y cursos de agua.

  En que luna se deben podar los arboles frutales

Inconvenientes de la plantación de árboles en las riberas de los ríos

La erosión de las riberas de los ríos o arroyos es la socavación o el colapso de las riberas causados por el flujo del agua. Los factores que contribuyen a este tipo de erosión son el tipo de suelo, la velocidad y el volumen de agua.

La protección de la ribera del río/arroyo conducirá a la estabilización de los cursos de agua, a la protección de la explotación agrícola para que no se la “coma” el agua y a hacer productiva la zona a lo largo del río o arroyo.

A. La plantación de árboles, arbustos, bambúes o palmeras a lo largo de la ribera es un método vegetativo de estabilización mediante el cual las raíces mantienen el suelo en su sitio y reducen el impacto del flujo de agua. A continuación se presentan algunas indicaciones para estabilizar la ribera del río o arroyo mediante la plantación:

1. En la zona de nivel de agua bajo y medio, sólo se permite plantar hierbas y arbustos -las especies que son capaces de sobrevivir a una inundación prolongada y son lo suficientemente flexibles como para no romperse con la corriente de agua.

B. Construcción de medidas temporales y de emergencia. Estas medidas suelen aplicarse en las zonas de las riberas ya colapsadas o en peligro de colapso. Estas medidas se utilizan para apoyar la estabilización más permanente de las riberas del río o de la corriente.

Árboles que crecen cerca de los ríos

Consideraciones prácticasUna preparación minuciosa y una plantación cuidadosa son especialmente importantes, ya que los suelos de las riberas y las pendientes más pronunciadas suelen ser pobres y arenosos. Elimine todas las malas hierbas perennes y añada estiércol bien descompuesto o compost de jardín cuando sea posible.

  Siempre verde planta arbol

En las pendientes más pronunciadas, se puede colocar una estera de coco gruesa o un material similar para que el suelo de la pendiente, temporalmente limpio de vegetación, tenga menos posibilidades de ser arrastrado. Plantar a través de la estera. A medida que la estera se descompone, las plantas de tallo deben arraigar para proporcionar una buena consolidación.

Bancos de hierbaNo suele ser realista ni seguro mantener la hierba cortada en un banco o talud empinado. Sin embargo, en un entorno menos formal, el césped largo puede ser una buena opción. Hay varias formas de conseguirlo;

Las mejores plantas para las riberas de los ríos

Las riberas de los ríos con árboles, arbustos y flores autóctonos son los proyectos de restauración más rentables que podemos llevar a cabo en la cuenca del río Connecticut. Restaurar los árboles y arbustos de las riberas, que fueron cortados y eliminados a lo largo de los años, es un paso importante para mejorar la limpieza del agua, la estabilidad de las riberas y el hábitat de los peces y la fauna silvestre de nuestros ríos. El CRC ha conseguido financiación para plantar árboles y arbustos autóctonos a lo largo de las orillas del río Connecticut y sus afluentes con el fin de filtrar la escorrentía contaminada y proporcionar una zona de amortiguación entre nuestros arroyos y el uso de la tierra.

En 2017, CRC, nuestros socios y voluntarios plantaron un total de 7.315 árboles y arbustos nativos a lo largo del río Connecticut y sus afluentes -incluyendo los ríos Black y Wells en Vermont, y los ríos Ammonoosuc, Upper Ammonoosuc e Israel, así como el arroyo Bissell y el arroyo Oliverian en New Hampshire. Estas plantaciones, que proporcionan un importante hábitat para los peces y la fauna silvestre, ayudan a reducir la erosión y mejoran la calidad del agua, abarcaron cerca de 13.400 pies de ribera pertenecientes a 11 propietarios distintos. Las plantaciones se financiaron con subvenciones de la New Hampshire Charitable Foundation, la National Fish & Wildlife Foundation, la Block Foundation y el USDA Natural Resources Conservation Service.

Por Nerea Pico

[email protected], soy Nerea Pico. Te invito a leer mi blog, soy una apasionada de la naturaleza.